19 ene. 2016

Escritores que me habrían caído muy bien porque...

Tolstói, Kafka, Cervantes, Kundera, Zola, Mark Twain o Louisa May Alcott tenían algo en común además de la escritura: ¡eran vegetarianos! Y lo eran, presupongo por las frases que acuñaron (1, 2), por su infinito amor hacia los animales. 

Por esa misma infinitud, miles y miles de personas en todo el mundo mundial también somos vegetarianas. Y también por esa razón adoro galácticamente el libro de Alba Juanola (Mis recetas vegetarianas) desde que me lo regalaron estas navidades ♥.


Os prometo que es lo más cuqui que he visto. Y encima está escrito con amor, un montón de dibujitos y muchísimo respeto hacia todos, tanto vegetarianos como no vegetarianos. Porque si hay algo que me fastidia hasta niveles máximos es el vegetariano tontín que va por ahí levantando la ceja y dando lecciones a los que comen animalicos (mal, así no se consigue nada; por suerte, los que respetamos todas las elecciones de vida somos muchos muchos más).

Este librico desprende una ternura, una alegría de vivir y una naturalidad altamente recomendables. Y además habla de todo: de los tropecientos tipos de vegetarianos que existen, de historias personales, de menús semanales, de truquitrucos para ser vegetariano sin fallecer en el intento, de cómo la gelatina se extrae normalmente de huesos o pezuñas de animal (y por esa razón ya no consumo la mayoría de los yogures que venden en el supermercado T__T)... Y claro está, este libro también contiene recetas, ¡muchas muchas muchas! Algunas nos suenan, como las patatas bravas o las madalenas de manzana y canela, pero otras son tan poco habituales como el bocadillo de aguacate o las bolitas de lima y cacao.

Como veis, Juanola habla de todo, y eso, para alguien como yo, es maravilloso, porque a pesar de llevar años siendo vegetariana, siempre descubro cosillas nuevas, a veces agradables y otras no tanto (como cuando me estaba bebiendo una cerveza y a un amigo se le ocurrió decirme que muchas se hacen con pescado...). En fin, que Mis recetas vegetarianas os encantará si sois vegetarianos y os resultará muy curioso si no lo sois pero os apetece probar cosas nuevas, así que ¡a la aventura!

Y ahora, gente bonita, me voy a hacer la comida. Otro día, igual en vídeo, seguimos con el tema. ¡Un súper beso!

6 comentarios :

  1. Ya se coló un bicho feo por la casita. ¿Usaras mataratas o le invitas a que salga muy amablemente? Ahora fuera bromas aparte decir que el librillo en cuestión tiene muy buena pinta (aunque echo de menos una fotillo del interior). Y aunque uno no sea vegetariano (es mi caso, aunque adoro a todo animalillo viviente) seguro que se puede sacar muy buenas recetas y hasta consejos del libro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Alba!
    Muchisimas gracias por dedicarme este post tan bonito. Me he emocionado. Feliz de que te guste el libro.
    Un abrazo enorme!!!
    alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y yo feliz de que te haya gustado :-)))! ¡Otro abrazo enorme!

      Eliminar
  3. ¡Tomo nota! No soy vegetariana (honestamente no sé si tengo suficiente fuerza de voluntad para serlo), pero me gustaría empezar a comer menos carne. Hace tiempo que busco libros de recetas vegetarianas y este es el que más interesante me ha parecido hasta la fecha. Me parece que caerá la próxima vez que pise una librería. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás lo mono que es :-).

      Ay, la fuerza de voluntad... A mí me quitas la pizza o los bollos ¡y me destrozas!

      Eliminar