29 abr. 2015

'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas', ¡al cine!


Clara Lago, archiconocida sobre todo por su papel de Amaia en la divertida y requetebonita película 8 apellidos vascos, será Sara, la protagonista de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, novela de Laura Norton que próximamente dará el salto al cine.

La noticia ha hecho muy, muy feliz a la autora:
¿Que de qué va el libro?

Pues la prota se llama Sara, es muy  maja, es plumista y un pelín obsesiva, tiene alergia a los sobresaltos... La vida se le complica cuando su piso se convierte en una especie de camarote de los  hermanos Marx: de repente la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y  su excéntrico prometido; y luego anda por ahí un novio al que  lleva mucho tiempo sin ver.

¿Eso es una historia con buena pinta o qué? Habrá que leerla antes de que llegue la peli a las salas :-).

27 abr. 2015

Guión del primer capítulo de 'El Ministerio del Tiempo'

El Ministerio del Tiempo es esa serie española por la que al principio muchos no daban ni un duro (por ser española) y que al final se ha consolidado como una de las creaciones más exitosas de los últimos tiempos (eso sí, aunque soy fan fan, le reconozco varios fallos que, espero, se resuelvan en la segunda temporada). ¿Sabéis qué os digo? ¡Ole y ole!


La historia la protagonizan Amelia Folch (la lista y sosegada de la panda), Julián Martínez (el que se lanza a salvar a todo quisqui aun a riesgo de morir porque ahora mismo tiene poco apego por su vida) y Alonso de Entrerríos (el que pone los puntitos de humor; para mí, un máquina). 

Los tres forman una de las patrullas del Ministerio del Tiempo del Gobierno de España, que es eso mismo, un Ministerio... del Tiempo. 

Resulta que en nuestro país existen puertas que conducen a cualquier momento del pasado: por un lado están las oficiales, custodiadas por el Gobierno, y por otro están las no registradas, que son las puertas a través de las que saltan los malotes de la historia, esos que piensan que alterar el pasado para enriquecerse puede ser de lo más jugosito. Así que para evitar el desastre existe el Ministerio del Tiempo, que vela por que la Historia permanezca inmutable. 

¿Que Hitler de repente quiere comerse España? No le dejan. ¿Que alguien va a matar a Lope de Vega? Le paran los pies. ¿Que se ha perdido la firma de Picasso? Pues mandan a Velázquez para solucionarlo.

De izqda. a dcha.: Alonso, Amelia y Julián.

Sí, sí, ese Velázquez, el de Las meninas, y es que el pintor es un funcionario más de este peculiar Ministerio. 

Tampoco Amelia y Alonso pertenecen a 2015: como Velázquez, fueron reclutados en el pasado; ella viene de finales del siglo XIX y él del XVI. El otro miembro de la pandi, Julián, sí que pertenece a la época actual, de manera que además de ir por ahí gastando vidas como si esto fuera un videojuego, se encarga de actualizar a sus compañeros en temas tecnológicos, históricos, culturales, etc.



(Chula la intro, ¿eh *O*?)

La excusa para hablaros de esta serie es triple: 
  • Primero, porque en ella de cuando en cuando aparecen escritores como Lope o Lorca (madre mía, ¡qué Lorca!, ¡cómo enamora!) y personajes como el Lazarillo de Tormes.
  • Segundo, porque hay guiños graciosísimos: como cuando la patrulla viaja a la Corte de Castilla y conoce a la reina Isabel la Católica (Michelle Jenner), y Julián (Rodolfo Sancho) y ella se miran como reconociéndose (ambos actores protagonizaron la serie Isabel).
  • Tercero, porque, si sois mega fanes de la serie, os alegrará saber que podéis leer el guión del primer capítulo haciendo clic aquí.
Si todavía no sois fanes de El Ministerio del Tiempo pero queréis darle una oportunidad, tan fácil como empezar desde el principio.

PD: para que veáis lo pasao' que es Julián, os dejo este gif, en el que le da con la puerta en las narices al mismísimo Lope de Vega, todo un mujeriego...


¡JAJAJAJA!

24 abr. 2015

¿Conocéis el webcómic 'Libreros'?

Se publica en esta página de Facebook y va... sobre libreros, sobre sus aventuras y desventuras al frente de la ficticia librería madrileña Tomo y Lomo.

Aquí un vistacín muy salao' para abrir boca:

 


Ay, que a veces he hecho lo de la segunda viñeta... (Aquí iría el icono de Guasap del mono con los ojos tapados de vergüencilla).

22 abr. 2015

'Laila Winter', esta semana en el Pasapáginas

¿Recordáis las aventuras de Laila, Cynder, Nimphia y Aurige por el mundo de los humanos y el de las hadas?, ¿os acordáis del mustang rosa en el que viajaban?, ¿y qué me decís de esos pelos de colores, la reina Titania y los tejemanejes de cada reino?

Pues atención, porque los cuatro libros de la saga Laila Winter (Las Arenas de Solarïe, Los Señores de los Vientos, La maldición de Ithirïe y El corazón de las sombras) están disponibles en su web (no) oficial para descargar de forma gratis y legal.


Os lo cuento aquí, id pitando. ¡Y decídselo a todo Jesucristo Superstar hambriento de una buena historia! Pero qué digo buena: maravillosa, alucinante y llena del humor del güeno.

20 abr. 2015

'Walk on Earth a Stranger': una portada PRECIOSA


Los dorados estarán ahí pintados, seguramente, porque la protagonista tiene un don mágico: sentir la presencia del oro.

(El don de esta portada es que te da unas ganas locas de leer el libro ♥).

17 abr. 2015

15 abr. 2015

¡Por Jesucristo Superstar, Maeva!

A la gente tiquismiquis con la lengua como yo se le suben los colores cuando ve cosillas como la de la imagen (es parte de un mail de Maeva en el que se promociona la novela Un juego peligroso, de Mari Jungstedt). En ella todo va bien hasta casi el final, cuando nos encontramos una falta de ortografía de las mega gordas: aparece escrita la expresión "darse cuenta de algo" sin la preposición "de". Y, claro, dramita.


Olvidar ese "de" es como olvidar echarle sal a la ensalada o chocolate al chocolate con leche calentito, o como olvidar ponerle manecillas al reloj, o como olvidar tener un pañuelo a mano cuando vas a sonarte la nariz.

Olvidar ese "de" es un pecado ortográfico tan mortal que voy a poner velas para que la editorial sólo se haya equivocado en la sinopsis del mail y no en la que imprima en cada ejemplar del libro.

Esa situación elevaría el dramita a cotas espeluznantes.

13 abr. 2015

10 abr. 2015

La poesía de las ranas del siglo XXI


Con esto de que me he metido a estudiar oposiciones, últimamente soy una mujer de pocas palabras. Aunque cada vez que pienso que el temario es el mismo desde 1993, la boca se me llena de ellas...

También soy una mujer a ratillos estresada y a tiempo completo con una hernia (pensaba que eso sólo le salía a la gente mayor, pero se ve que a los jovenzuelos también nos ocurre). Eso sí, con o sin estreses, os mando besos súper relajaos'.

Feliz fin de semana ;-).

8 abr. 2015

Tampoco hay que agobiarse

—¿Qué quieres hacer antes de morir?  
—Biajar en glovo, escribir un livro, tener un ijo y prantar un arvol.  
—Tampoco te agobies con lo del libro.


Leído en Guasap.

3 abr. 2015

Caricaturas de escritores: ¿quién es quién?


Para comprobar si habéis acertado sólo tenéis que dar a guardar cada imagen y os saldrá el nombre del escritor :-).

1 abr. 2015

Nesbit y Alcott: dos autoras del XIX en el siglo XXI


No hay duda de que a Berenice, la editorial que publica cosas tan bonitas como El castillo ambulante, le gustan los clásicos. Si no, mirad qué dos caramelitos tiene en librerías:
  • Los chicos del ferrocarril, de Edith Nesbit (Inglaterra, 1858), es un libro pequeño y gordito sobre tres hermanos que dejan su vida en Londres para vivir en una aldea en el campo. 
  • Sirenitas, de la autora de la maravillosa Mujercitas, Louisa May Alcott (Estados Unidos, 1832), cabe en la palma de la mano y cuenta cuentos sobre criaturas del mar.
¿A que apetecen? Sólo tengo una queja: las faltas de ortografía que acompañan las contraportadas de ambas obras. POR QUÉ.