12 jun. 2015

¡Más cintura, que se desmaya!

El otro día, al descubrir la edición española de Eugenie Grandet, de Balzac


, reaccioné en tres pasos:
  1. "Caray, qué pintura más bonita ha escogido Mondadori, ¿de quién será?".
  2. "Ostras, pero ¿y la cintura de esa chica? ¡¡Si se va a desmayar!!".
  3. "Me va a oír el autor de la imagen".
Pero resultó que el pintor no me iba a poder oír. Más que nada porque llevaba muerto casi un siglo.

Su nombre era Tihamér von Margitay; nació en Hungría en 1859 y dejó este mundo en 1922. De su pincel salieron obras realmente hermosas, pero con esta escena, titulada Jealousy


, se le fue un poquito de las manos eso de la operación bikini.

3 comentarios :

  1. Sí que se le fue un poquito, sí... Cintura de avispa, dicen, mira qué bonito, dicen... A mí me da repelús xDDD

    ResponderEliminar
  2. Se le fue un poquito mucho de las manos si. Pobre chica!

    ResponderEliminar