20 dic. 2014

Amar para que...

Con tanto oficio a sus espaldas, a María Teresa Campos debe de ser difícil cogerla desprevenida, pero el otro día volaron los cerdos y la televisiva se llevó una cómica sorpresa.

Con motivo del libro que acaba de publicar, Amar ¿para qué?, el martes 16 la entrevistaron en Las mañanas de RNE, el programa que dirige el salao' de Alfredo Menéndez. La conversación fue más o menos así:

– ¿Para qué amar, María Teresa?
– Pues yo siempre digo que..., claro, aquí lo han puesto con interrogación (refiriéndose al título impreso en la portada).
– ¿Tú no lo querías con interrogación?
– No, no necesariamente. Podrás creerte que yo me acabo de dar cuenta de que pone la interrogación... ¿Todos los libros ponen "para qué" con interrogación? ¡Los habré mirao' siempre sin gafas!


En resumidas cuentas: la Campos quiso titular el libro sin los signos de interrogación, pero a) en Planeta se los encasquetaron o b) se despistó y sólo pensó que no quería los interrogantes pero los puso sin fijarse. En cualquier caso, mira que no darse cuenta antes... Y ya que estamos, también me surge la dudilla sobre si al final su "para qué" era "para que" o "para que...", hummm.

Lo que ya no hace gracia del tema es que mientras que la portada reza Amar ¿para qué?, en la web de la editorial escriben el título con una coma plantada después del verbo (Amar, ¿para qué?).

Qué lío. Un poquito de ponernos de acuerdo, oigan. Y feliz fin de semana, bonitos :-).

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada