31 dic. 2014

6 kilómetros para despedir el año

¡Requetebonitos, que se nos acaba 2014! Pero, eh, nada de ponerse tristones, porque como le dice el gato Fellini a su amiga Enriqueta... 


Oportunidades de reír, viajar, runnear, aprender cosas nuevas, besuquear a los nuestros, ser un poquito perezosos las mañanas de fiesta, conocer a otras personas requetebonitas, ver el vaso medio lleno, enfadarnos menos y sonreír más, creer en nosotros como si no hubiera un mañana, querer a peluditos que maúllen o ladren o píen o lo que prefieran, leer ochopicientos mil libros (a poder ser, varios de las amas Nalini Singh y Karen Marie Moning), beber nesqüiques o colacaos, descubrir nuevas series (The Mindy Project es mi último gran caramelo, con esa prota loca y esas constantes referencias a Los juegos del hambre -como cuando Mindy le dice a Danny: "De cuando en cuando silba la canción de LJDH para saber que no te has muerto"-), ser libres, ser felices, ir al cine a ver la peli de 50 sombras de Grey (¡que sí, que sí!), bloguear a tope (mi nivel de posteo de este año da vergüencita), escuchar al navideño Karl Jenkins, levantarnos después de caernos, intentar cumplir nuestros buenos propósitos lectores, poner la cara al sol...

Por delante nos queda un año de todas estas oportunidades, y para cazarlas al vuelo no se me ocurre nada mejor que salirnos de nuestra zona de confort, porque ahí fuera es donde de verdad pasan las cosas más chulas e inesperadas.


Por lo pronto, yo me voy a ir preparando para correr disfrazada los 6 kilometricos de la San Silvestre de Pamplona ;-). ¡Deseadme suerte!

Un besoabrazo, gente buena, y que vuestra entrada en el nuevo año sea mágica. Nos leemos en un rato.

28 dic. 2014

Cuando Légolas... pierde el glamur


Esto... guau (es que no tengo palabras, jajaja).

27 dic. 2014

En la tele también se lee


En la imagen, Danny Castellano (leyendo En llamas) y Mindy (con la nariz rota), personajes de la divertida serie The Mindy Project.

26 dic. 2014

Se buscan pateadores de culos de monstruos


Pues sí, sí. Además, en la ficción hay superhéroes castigadores, a diferencia de en la realidad, donde los malos se suelen pegar la vidorra.

¿No hay por ahí  alguna organización megasecreta tipo S. H. I. E. L. D. que reclute héroes y heroínas para patear culos malignos?

24 dic. 2014

Menos mal

que el regalo de esta noche para mi Amigo Invisible no lo he envuelto yo;


gracias a los cielos que ha sido un profesional del papel y el cello.


Pero como algún día me llenaría de orgullosidad regalar algo envuelto con el cariño de mis manos, he encontrado este libro-tutorial para aprender a envolver cosas:


Además, en la tienda de Mr. Wonderful he visto un set de minicartulinas para decorar paquetes con mucho salero:


El siguiente nivel sería envolver al estilo kimono:

,

aunque eso se lo dejaré siempre a los profesionales, porque la torpe, aunque se vista de seda, torpe se queda.

Y ahora sí, feliz Nochebuena, gente bonita. 

Pasad una fiesta espectacular, y si no se puede, echad mano de un libro que os dé mucho, mucho amor (mis recomendados son ya clásicos: Cinco panes de cebada, Cuaderno para dos, Ana la de Tejas Verdes, El castillo ambulante, Laila Winter, Harry Potter, Hija de humo y hueso, Vampire Academy, algo de Karen Marie Moning y LaVyrle Spencer...; ah, y de peli, Vacaciones).

¡Cantidades industriales de besos!

23 dic. 2014

Lo que no sabíais de Zipi y Zape


Si no sois muy jovencillos o lo sois pero tenéis hermanos mayores, probablemente habréis leído alguna vez las aventuras de este par de trastos y recordaréis que se pasaban el día de travesura en travesura.

Lo que a lo mejor no sabéis (yo me acabo de enterar y estoy ojiplática perdida) es que un decreto de 1955 sobre prensa infantil y juvenil obligó a su creador, José Escobar, a suavizar los castigos con los que despedía cada historieta.

Maemía'. Por cierto, el rubio es Zipi y el moreno, Zape.

22 dic. 2014

Un Barco de Vapor cargado de libros solidarios

Hoy arranca la V campaña solidaria Vapor ti, Vapor todos (¡cuánta V, por Jesucristo Superstar!).

Funciona así: si compras un libro de la colección El Barco de Vapor entre este lunes 22 y el domingo 28, la editorial SM donará otro libro a niños que no lo están pasando nada, nada bien.

También se puede colaborar a través de Feisbuk (cagüen la leche, que no tengo; con lo bonito que es Tuiter, eh, eh, SM): la editorial donará un libro por cada nuevo seguidor del canal 'Literatura Infantil y Juvenil SM', así que si aún no lo eres, tienes un clic solidario pendiente ;-).

Aquí explican la campaña en plan bonito:


¿Qué decís, regalamos barcos estas navidades? Los hay hasta por menos de 8 eurillos.

21 dic. 2014

El best seller que se escribió en 2 días y medio

Lo de John Boyne fue llegar y besar el santo. ¿Sabíais que el irlandés escribió el primer borrador de El niño con el pijama de rayas en dos días y medio

¡Eso son sólo 60 horas! Y si quitamos las que empleó para alimentarse, limpiarse la roñita y dormir un poco, aún es menos tiempo el que le quedó para escribir. Eso es estar con la inspiración por las nubes y lo demás es tontería, madre mía del amor hermoso.

Dos días y medio para crear un best seller de 244 páginas, ¡ole! (vale, tal vez el texto inicial tenía algunas hojas menos, pero igualmente es una hazaña). Que no lean esto los nanowrimers, porque les dará un patatús.

20 dic. 2014

Amar para que...

Con tanto oficio a sus espaldas, a María Teresa Campos debe de ser difícil cogerla desprevenida, pero el otro día volaron los cerdos y la televisiva se llevó una cómica sorpresa.

Con motivo del libro que acaba de publicar, Amar ¿para qué?, el martes 16 la entrevistaron en Las mañanas de RNE, el programa que dirige el salao' de Alfredo Menéndez. La conversación fue más o menos así:

– ¿Para qué amar, María Teresa?
– Pues yo siempre digo que..., claro, aquí lo han puesto con interrogación (refiriéndose al título impreso en la portada).
– ¿Tú no lo querías con interrogación?
– No, no necesariamente. Podrás creerte que yo me acabo de dar cuenta de que pone la interrogación... ¿Todos los libros ponen "para qué" con interrogación? ¡Los habré mirao' siempre sin gafas!


En resumidas cuentas: la Campos quiso titular el libro sin los signos de interrogación, pero a) en Planeta se los encasquetaron o b) se despistó y sólo pensó que no quería los interrogantes pero los puso sin fijarse. En cualquier caso, mira que no darse cuenta antes... Y ya que estamos, también me surge la dudilla sobre si al final su "para qué" era "para que" o "para que...", hummm.

Lo que ya no hace gracia del tema es que mientras que la portada reza Amar ¿para qué?, en la web de la editorial escriben el título con una coma plantada después del verbo (Amar, ¿para qué?).

Qué lío. Un poquito de ponernos de acuerdo, oigan. Y feliz fin de semana, bonitos :-).

19 dic. 2014

El coche de Romeo y Julieta


La literatura ha llegado al mundo del automóvil, y lo ha hecho montada en este coche, el Giulietta de Alfa Romeo.

La marca describe este modelo como un cuatro ruedas que define sus propias reglas; vamos, lo mismico que hicieron los hijos de los Capuleto y los Montesco, aunque a ellos la jugada les saliera un poco empapada de drama.

Ya lo estoy viendo: hordas de amantes del clásico de Shakespeare haciendo cola para comprar este coche... ¿Y a que estaría bien que en la guantera viniera de regalo un ejemplar de Romeo y Julieta ;-)?

18 dic. 2014

Portadista con uno de los peores libros del 2012


Tentación de ángeles tiene el dudosillo honor de ser tres cosas:
  1. Una de mis peores lecturas de 2012 (hizo que me dieran ganas de vaciarme las cuencas de los ojos con un cuchillito y un tenedor)
  2. Un libro con una portada sugerente
  3. Un libro con una portada sugerente muy utilizada: les gustó a los que editaron Secrets after Dark y Más allá del temple
Hablando de Secrets after... En este caso el honor es doble:
  1. El nombre de la autora, Marie Higgins, tiene sabor al de una escritora archiconocida de novelas de misterio
  2. El título es tan único como la cubierta que lo contiene:

De Más allá del temple sólo sé que no sé nada más allá del nombre de su protagonista, Jimena de Castro. Y qué buen nombre, jolín; ya me podrían haber llamado así. 

Jimena. Jimena Úriz. Ñam ;-).

17 dic. 2014

Por qué no voy a ir a ver la nueva de 'El hobbit'


Fui gran fan de las películas de El señor de los anillos y llegué con muchas ganas a la primera de El hobbit, que vi pero me aburrió un poco (es que dividir un libro no muy gordo en tres adaptaciones ha sido un poco demasié; la historia original no da para tanto).

Cuando se estrenó la segunda, pensé en positivo ("ésta va a ser mejor, ésta va a ser mejor, ésta va a ser mejor, ésta va a ser mejor") y casi fui al cine a verla. Casi. Os prometo que iba a hacerlo..., pero justo entonces me enteré de que durante el rodaje murieron animales, y no precisamente porque fueran mayores y les hubiera llegado la hora. 

Fallecieron 27, entre caballos, cabritas, ovejas y pollicos. Los pobres murieron por deshidratación, agotamiento, mutilación o ahogamiento (lo explican muy bien aquí, aquí y aquí; ojo, son textos duros).

Después de que semejante salvajada se filtrara a los medios, desde la producción se apresuraron a desmentirlo todo, todo, todo, pero ya se sabe que a los peces gordos el maltrato animal se la pica.

Por eso no voy a ir a ver la nueva de El hobbit (en estas cosas soy un poquito radical). Ni veré la española Blancanieves por lo mismo. Ni todas las mierdas que se enumeran en este artículo.

Llegará el día en el que maltratar a los animales deje de salir gratis :-(.

16 dic. 2014

La mejor literatura juvenil de 2014

Debo reconocer que este 2014 he sido una lectora inconstante y perezosilla. La culpa ha sido un poco compartida: cuando quería ser constante, no tenía tiempo, y cuando lo tenía, escogía un libro tan tedioso que me entraban ganas de quemarlo y dejar de leer (estoy segura de que La casa de la playa, de Nora Roberts, me ha robado años de vida). 

Total, que como os aprecio mogollón, estas navidades ni se me va a pasar por la cabeza contaros qué títulos publicados a lo largo del año me han parecido los mejores (he leído poco, y muy poco bueno). En cambio, lo que sí voy a hacer es dejaros la lista de Babelia con las mejores novelas juveniles de 2014.

Ahí van los 5 afortunados (sé de unas que van a ponerse muy contentas):


A esta lista de libricos añadiría otros: los de la maravillosa serie Ana la de Tejas Verdes que ha editado este año Toromítico y el desenlace de la deliciosa Hija de humo y hueso.

Y si buscáis más ideas lijeras para regalar en Papá Noel, el Olentzero o los Reyes Magos, en mi otro blog se acumulan ya unas cuantas sugerencias, entre libros, escobas y otros objetos peculiares.

Por cierto, hoy es...


¡mi cumpleaños! Bueno, a ver, tampoco me voy a emocionar mucho, que ya soy súper mayor y eso me pone mustia (pero sólo un poquitito, porque la vida me trata requetebién).

El caso es que quiero autorregalarme algún libro especialmente bonito, así que necesito vuestra ayuda: ¿cuáles han sido vuestras mejores lecturas de este 2014? 

Me da igual si son infantiles, juveniles, de tiros, con viñetas, casi porno, actuales, del año de la pana... Mientras os hayan hecho sentir felices, me va perfecto ;-). ¡¡Gracias!! Y muchos besos gorditos.

15 dic. 2014

¡Que hay nuevos relatos de 'Harry Potter'!

¡Ayayay, que ahora mismo estoy sintiendo muchas cosas a la vez! 

Resulta que desde el pasado viernes 12 y hasta el próximo 23 de diciembre la ama Rowling va a publicar doce nuevos relatos basados en el universo pottérico, y claro, mi corazoncito explosiona de felicidad, y amor, y súper morriña (seguro que también los vuestros ♥).

La "trampa" (Rowling tiene un humor...) es que para leerlos hay que ser parte de Pottermore (yo no lo soy) y descifrar enigmas (por favor, si me costó saber de qué color era el caballo blanco de Santiago), así que esto es lo que quiero por Navidad:


Estaría dispuesta a comer espinacas con besamel por ese tomo recopilatorio. Y digo más: estaría dispuesta a no depilarme las piernas durante una semana, ponerme luego unas medias finas y salir así a la calle un día entero (sin medias no, que es que me congelo) . A-lo-loco.

14 dic. 2014

Destrózate tú, no te fastidia

Hay que ver cómo se pasan algunos títulos de libros. Como éste de Tahereh Mafi, en el que ¿la chica de la portada? le pide a ¿un chico? (por eso de que la historia parece que va de jóvenes que se enamoran en medio de una revolución) que la destroce. ¡Que la destroce!

Mirad que podía haber pedido que le diera besitos en la espalda, o que le comprara una Coca-Cola, o que le pasara la sal, o que la ayudara a caminar sin tropezarse con el súper vuelo de ese vestido hecho de olas de mar... Incluso que la detuviera. Pero no, va la tía y pide que la destroce. Es decir, que la despedace, destruya, aniquile o aplaste (es lo que dice la RAE sobre el verbo 'destrozar').

Un poco agresivo todo. Para relajar las cosas podría haber pedido que la esperara porque se iba a por el pan, como hace Elisabeth Naughton en Espérame; o, como muchísimo, que suplicara por una caricia, como demanda Sylvia Day en Suplícame.

Lo que sí hay que reconocerle al título tan imperativo es que tiene gancho. Pero eso, destrózate tú, caramba.

13 dic. 2014

Kiwileando


Ediciones Kiwi publica libros que parecen molones, pero nunca averiguaré si de verdad lo son; o al menos no lo haré hasta que empiece a dar valor a la lengua en la que publica, la española. De momento mi conclusión es que el español se la pica. 

Se la pica hasta el punto de escribir sinopsis con unas faltas de ortografía que son una broma. Y se la sigue picando donde menos debería sentir cosquillas: en la portada de uno de sus libros, Abrázame que no te quiero.

¿Os acordáis de la coma que se comió Planeta el año pasado? El caso de Kiwi es el mismo: después de Abrázame se ha olvidado de poner la coma (aquí averiguamos por qué).

Lo más gracioso (o sea, no) es que la editorial valenciana explica en su web que trata todos sus títulos "con mucho mimo y respeto, dotándolos de una gran calidad tanto literaria como visual". Bonitos parecen, sí, y tal vez cuenten historias que son la repanocha, pero si las cuentan con faltas de ortografía que ni un alumno de Secundaria, pues mu' mal T^T.

Con editoriales así, ¿quién las quiere? Vivan entonces los escritores autoeditados, con sus falticas y todo, porque al menos son honestos con su trabajo.

12 dic. 2014

Platerito, ¡bonito!


Pequeño, peludo, suave y centenario. Así es el burrito más famoso y querido del mundo entero, y con esta imagen tan bonita y colorida ha querido celebrar Google su aniversario número 100, que cumple este viernes.

Conocí a Platero el 22 de diciembre del año pasado. Era como el de Juan Ramón, blanquito y gris, y tenía unos ojos grandes como manzanas..., pero estaba atado y tenía una herida en el cuello. A ese Platero, que acaricié y acaricié, y al que al despedirnos le regalé un cachito de mi corazón, le deseo hoy lo mejor, lo más bueno, lo más florido.

Qué fácil es quererte, Platero; tan pequeño, peludo, suave y blandito. Se diría que eres de algodón.

11 dic. 2014

Cuando lo bueno no llega hasta la página 200


Fangirl, además de ser un libro juvenil gordito (tiene 500 y pico páginas) y mi actual lectura, es una novela que me ha puesto un poco nerviosilla. ¿Que por qué? Porque en realidad no ocurre nada hasta la página 200, y eso es mucho no ocurrir.

Entiendo que presentar a los personajes y contextualizar la historia cuesta siempre un rato, pero esto ya ha sido el acabose. Con tanto ir y venir sobre lo mismo (el día a día del primer año de universidad de una chica retraída con problemas psicológico-emocionales) y tan poca evolución de los personajes (los importantes son cuatro, ¡por el amor del Dios de los plátanos!), confieso que a ratos me da pereza seguir leyendo el trozo que me queda (aunque soy fuerte y lo conseguiré, ¡hu ha!).

Tanto papel para tan poca chicha y yo con estos pelos... Con la de cosas bonitas y bien hechas que se han escrito con menos, como la maravillosa Si decido quedarme, que tiene 192 páginas. 

Y que sí, que claro que un libro puede salir hecho un pincel con mogollón de hojas (léanse las 464 de la obra maestra de Laini Taylor, Hija de humo y hueso), pero cuando no hace falta engordarlo, pues eso, que no hace falta. Ir pa na' es tontería, ya se sabe :-P.

En fin, que me llegan a dar unas tijeras y el borrador de Fangirl, y me hago un recortable. Y me llegan a dar típex en la página 212 y emborrono la parte en la que la autora se gana un billete en primera clase para el infierno (es que mira que espoilear el final de Rebeldes), pero esa ya es otra historia.

Ahora, seguro, es cuando a vosotros os ha requetegustado la novela de Rainbow Rowell de arriba abajo y yo me frustro un poco (pero sólo una pizca, porque la diversidad de opinión es bonita). Eso sí, hay que reconocer que está siendo una historia muy dulce y con sus puntitos álgidos ◕ ‿‿ ◕. ¡Rowell, métele caña!

10 dic. 2014

Plátanos a lo Nabokov


Hoy he entrado en la cocina y he visto que los elfos domésticos habían traído había plátanos nuevos. Y he empezado a emocionarme (es que a mí un plátano recién llegado hace que se me salten las lágrimas), hasta que he leído cuál era el nombre de la variedad: 'Nenita dulce'. Adiós al subidón frutero.

En ese momento he abierto mucho, mucho, ¡pero que mucho! los ojos y he pensado: "Es que ni el de Lolita los hubiera llamado así, Cristo bendito...".

¿Qué nombre es ese para una fruta, ponedores de nombre del supermercado (╥﹏╥)? Otra cosica era el que le dieron a ese jarabe para brujas y magos (¿os acordáis ;-)?).

3 dic. 2014

¡A las minas!

A veces la vida explosiona y a la gente le entra un tembleque en el ojo. Como cuando te haces un bocadillo de mayonesa con olivas verdes y te preguntan si se te han roto las papilas gustativas, o como cuando te miran fatal cuando doblas las esquinitas de los libros, o como cuando dices que vas a volver a postear a menudo y te levantan la ceja (¡que sí, que palabrita que lo haré, jolín!), o como cuando dices que te gustó el último libro de la saga Crepúsculo y que además Renesmee te cae bien. 

Lo dicho, pasan estas cosas y todo hace puf. Como ahora en China, aunque en este caso el tembleque en el ojo está más que justificado. 

Allí vive un señor que se llama Xi Jinping (es el Presidente de la República Popular China) y que, he llegado a la conclusión, se tira pedos por la cabeza, porque se le ha ocurrido la peregrina idea de enviar a los artistas al campo y a las minas para que se les pase un poco esto de creerse personas con derechos y libertades. 

Hay que entenderlo, lo hace por su bien, y ese por su bien se basa en los siguientes puntos: en el campo o en la mina lograrán la inspiración, estarán en contacto piel con piel con el pueblo llano, dejarán de ser "esclavos del olor del dinero" y serán capaces de crear obras de bien (es que a Xi no le gusta que el arte chino esté lleno de "vulgaridad" y "lujuria"; ay si leyera Cincuenta sombras de Grey).


Os cuento esto para que os unáis a mi ojiplatiquismo y para compartir, de paso, la foto de esta divertida casita de vigilante de la playa que he encontrado mientras procrastinaba en internet. 

Parece sacada de El país de las maravillas y sé que, aunque sea mentalmente, algún día viviré en ella. Podré hacerlo porque no estará Xi al acecho, todo un campeón en esto de cortar alas, sueños y libertades; es que ni que fuera Voldemort, el Capitolio y un strigoi todos juntos, corcho (a los chinos les hace falta una Katniss Everdeen que se ponga a cantar la de "Are you, are you, coming to the tree...").

Por situaciones como ésta beso la tierra en la que vivo, y lo hago con lengua y todo; eso sí, hay que reconocer que las ventosidades cerebrales de Xi vienen de perlas si buscas inspiración para crear al villano de tu novela (guardaos esto para el año que viene, nanowrimers).

Besos de pedo.

2 dic. 2014

Unos cuernos por aquí, unas recomendaciones por allá

¡Al blog le han salido cuernos de ciervo! Y unos árboles, y florecillas de colores, y pájaros azules contentos que entrecierran los ojillos... 

Si es que ya era hora de lavarle un poco la cara a la casucha, que llevaba con el maquillaje puesto desde antes de que inventaran el Guasap, y eso es por lo menos la Prehistoria (o antes, si me apuráis). 

A estas chicas de abajo les gusta el cambio,


a gente maja en Tuiter también, a mí igual y espero que a los demás lo mismo, porque si mis buenos propósitos de diciembre (he adelantado un poco los de Año Nuevo) no fallan, esta Tienda de las horas va a ir llenándose poquito a poco de posts. La intención, así a lo loco, es contaros algo más aparte de que el Pasapáginas (mi otro blog, sólo un poco más "serio" que éste) tiene una nueva entrada.

Pero mientras le lavo la cara a mi cerebro (es el siguiente punto de la lista 'Cosas que hacer para no sentirme una vaga redomada'), dejad que os cuente que ese otro blog sólo un poco más serio tiene un nuevo post. 

Es la segunda parte de las recomendaciones navideñas para jóvenes lectores y habla del bar de Antonio (el que sale en el anuncio bonito de la Lotería de Navidad de este año), de una nueva edición de Mujercitas (la quiero y requetequiero), de unos reyes del mambo a los que les molesta la luz del sol y de sopa en calendarios. Que sí, todo eso, y encima con imágenes divertidas (mi favorita es la de la despedida).

Pues eso, que si os aburrís o necesitáis ideas para regalar estas navidades, os invito muchísimo a que me leáis en la otra casucha. ¡Un beso grandote!

◕‿◕

PD: me preguntaba Mai hace un rato que si había superado el reto del NanoWrimo, y no sin poca vergüenza le he confesado que ni por asomo, pero me guardo el reto para algún día en algún lugar. ¡Felicidades enormísimas a los que hayáis sobrevivido como unos campeones!

25 nov. 2014

Pon una escoba en tu vida


Una escoba y, súper, súper importante, unas protecciones para el cuerpo (cabeza, hombros, rodillas...). ¿Que para qué? Para jugar al Quidditch, un deporte que dio el salto del papel a la realidad y que cada día gana más adeptos (yo-quiero-jugar-ahhh).

Justo hablo un poquito de esto esta semana en mi otro blog, donde propongo varios regalos navideños chulos para lectores jóvenes (y no tan jóvenes, porque algunos ya vamos teniendo una edad...).

Por cierto, gente bonita, ¿ya habéis ido a ver Sinsajo. Parte 1? Si os ha parecido tan alucinante como a mí, aún tendréis esta canción enquistada en el cerebro:


Teniendo en cuenta los personajes que mueren en esta primera parte..., ¿habéis hecho cuentas de lo que vamos a llorar en la segunda? Va a doler.

20 nov. 2014

Cuando un lector ordena sus libros


Si no cabe, no cabe. ¿Cuántas veces nos ha podido pasar esto con nuestras estanterías ;-)?

¡Gracias a Brizz por el vídeo!

11 nov. 2014

Escribe tu libro con la calma de un koala

De un koala que el 30 de noviembre a medianoche tendrá que haber completado las 50.000 palabras que manda el reto de escritura internacional NaNoWriMo.


¿Os habéis apuntado a esta locura? Yo os invito a hacerlo en el Pasapáginas de esta semana, donde además recuerdo que Harry Potter me cae mal y que los padres sobran (en la literatura juvenil, no me vayáis a entender mal, que a los míos les requetequiero).

Un beso así de grande.

(Posdata súper importante: los pasteles arcoíris ¡existen!)

6 nov. 2014

Ahí está (el sinsajo en) la Puerta de Alcalá


Mírala, mírala, mírala, con sus sinsajos bien desplegaditos. Tuvo que ser alucinante pasar por allí en el momento del making-of; y si la puerta sigue adornada, admirarla así tiene que dar un subidón.

Claro que me surge una pregunta: ¿cuánto dinero / permisos / papeleo ha costado hacer esto?

En cualquier caso, chapó. #ElSinsajoVive

28 oct. 2014

Héroes de la literatura que caen gordos


A mí me pasaba con Harry Potter, con el que tengo una relación de amor-noamor. Os lo cuento aquí.

Pero ha habido otros afortunados. Edward Cullen, por ejemplo, también me resultaba un poco cansino, con todo eso de que no tenía alma, y estaba condenando a Bella, y quería que los Vulturi le arrancaran la cabeza, y se iba hasta Italia para descamisarse y que la gente viera cómo brillaban sus pectorales... O sea, no, Edward.

¿Vosotros le torcéis el morro a algún súper personaje?

21 oct. 2014

Hoy paso páginas

Y lo hago, con mucho cariño, aquí...

http://blogs.diariodenavarra.es/pasapaginas-juvenil/

hablando, entre otras historias, de libros, sandías, las cosas de las que Bella Swan está completamente segura o la carta de Hogwarts que nunca (lloremos juntos) llegó.

'Pasapáginas juvenil', en el apartado de blogs de DiariodeNavarra.es, engordará cada martes por la mañana con una nueva recomendación de literatura juvenil. ¡Se aceptan propuestas!

En cuanto a la pregunta del millón que algunos os estaréis haciendo: ¡que no, que no!, ¡que no abandono esta casucha de letras :-)! Lo que ocurre es que pulsé el botón de 'pause' porque mi tiempo libre era el mismo que el del conejo blanco de Alicia (traducción: ninguno elevado al ). 

Pero ahora, con tranquilidad, regreso, y espero hacerlo con menos torpeza (pero la misma ilusión, je) que el joven aventurero de la imagen....


Y ahora, gente requetebonita, contadme: ¿qué libros 
  • se han puesto de moda
  • lo han petado
  • han sido un desastre
  • van a cambiarnos la vida
  • debo leer?
Un beso así de grande. Se os echaba de menos.

15 may. 2014

Tengo las gafas sucias


(La Galera en 2011 - Montena en mayo de 2014)

Y por eso estas dos me parecen igualicas. Voy a por la toallita limpia gafas y vuelvo.

Besillos.

8 may. 2014

Se quieren

Porque son primos.
El libro de Destino se publicó en marzo de 2013 y el de Bruño, este mes de mayo. ¿Es un año de diferencia suficiente tiempo para juntar en las librerías dos portadas tan familiares...? 
La historia de siempre, ñigo, ñigo.

5 abr. 2014

De por qué Karen Marie Moning es la pu** ama

Tiene un título que no dice nada y unas portadas que ni fu ni fa (sólo dos parecen pertenecer a la misma historia y la primera da hasta grima), y además la editorial española que la publica arderá en el infierno de las faltas de ortografía (lentamente), pero, por lo demás, Fiebre es una saga de fantasía urbana tan salvaje como increíble.

Escrita por Karen Marie Moning, una mujer de una imaginación y un talento desbordantes, la serie se merece mil olas, porque cómo mola; y las chicas que me la recomendaron con tantísima pasión, Cloe y Clara, otras tantas.


Todo empieza cuando a Mac, que sólo piensa en ligar con chicos y tostarse bajo el sol del pueblecito norteamericano en el que vive, le dicen que su hermana Alina ha sido asesinada. La han encontrado tirada y llena de mordiscos en un callejón sucio de Dublín, le explican, y añaden que lo lamentan pero que van a cerrar la investigación porque no hay por dónde cogerla.

Eso a Mac no le vale. Ella quiere venganza. Ella es venganza. Así que vuela hasta tierras irlandesas para dar con el asesino de Alina, cueste lo que cueste. Lo hace en avión, vestida de rosa y con su melena rubia al viento; lo que no sabe es que pronto se habrá teñido de un color oscuro, habrá desterrado el rosa, se encontrará volando sobre criaturas que sólo deberían haber existido en los libros, y estará viviendo en la "librería" del muy misterioso y muy imperturbable Jericho Barrons.


Así comienza una de las aventuras más épicas que haya leído. Por sus personajes, extraordinarios; por su protagonista, sensacional; por su ambientación, que logra que huelas, y saborees, y palpes la pegajosa oscuridad; por su ritmo, demencial; y por sus giros constantes, sorprendentes hasta el final: por todo esto Karen Marie Moning es, como decía, la pu** ama.

Así que leed, leed esta saga. Vais a deshaceros, y a abrir los ojos como platos, y a desear que no acabe nunca. Y no lo hace, porque existen un spin-off y un cómic, pero eso lo dejamos para otro día. Mientras tanto, cuidaos de las sombras...

22 feb. 2014

Inventando una nueva profesión de justicia poética

Leer me gusta tanto como beber Nesquik, y ya conocéis la locura insana que siento por él. Por eso, cuando en la lectura de turno encuentro erratas y faltas de ortografía en cantidades industriales, me ocurre lo mismo que cuando veo un mosquito (pobrecico) flotando en la leche con cacao: arrugo la nariz y uno de mis cabellos se convierte en cana.

Dadme un "expiró" en lugar de un "espiró", o un "sino" que es un "si no", o un "qué" al que le sobra la tilde... y mirad cómo me salgo de la historia mientras se me queda blanquito el pelo.

Así que, en mi infinita esperanza de todo, lanzo al aire el siguiente deseo: que llegue el día en el que las editoriales estén obligadas a reembolsarnos parte del dinero por la compra de libros mal hechos. Como cuando vas a la tienda a cambiar una camiseta con un roto, por ejemplo (comparación perfecta de Rusta). ¿No os parece que tiene toda la lógica del mundo? Al fin y al cabo, hemos pagado por un producto defectuoso.

Mi idea, eso sí, no es devolver el libro a la editorial, sino que ésta nos reembolse un poquitín del dinero que hemos gastado en él. Fijaría esa regla porque, mientras que cuando se devuelve una prenda o una lámpara rota podemos conseguir otra igual enseguida, con un libro estaríamos hablando de que la editorial tendría que rehacerlo entero, y ese berenjenal duraría demasiado tiempo; eso en el caso, además, de que estuviera dispuesta a llegar tan lejos por un puñado de faltas.

¿De cuánto reembolso estaríamos hablando? Para hacerlo más sencillo, me centraría sólo en la cantidad y calidad de errores. Establecería tres niveles: un libro de nivel 1 supondría un reembolso del 80% del precio total, uno de nivel 2 significaría un 50% y uno de nivel 3, el 20%. Es decir, ante una novela de 20 euros con un nivel 2 de errores, nuestros bolsillos darían la bienvenida, a besos, a 10 euros.

¿Cómo habría que demostrar los errores de un libro? No os angustiéis, que de esto se encargarían los "Correctores del Reembolso". Sería una nueva profesión. Todavía no he pensado cómo funcionarían las empresas de Correctores del Reembolso, pero podrían hacerlo con un modus operandi similar al de las editoriales: corrigiendo textos sugeridos por los propios lectores y otros en los que ellas mismas tuvieran especial interés. Seguramente, dado que todo esto no dejaría de ser un negocio, el grueso de sus correcciones se centraría en publicaciones de editoriales a las que parece importarles un pimiento esto de dar un buen servicio.

Los Correctores del Reembolso repartirían los niveles 1, 2 y 3 en función, como he dicho, de la cantidad y calidad de faltas y erratas; por ejemplo, el nivel 1 se marcaría cuando se superasen los 50 errores; el nivel 2, cuando hubiese entre 20 y 50; y el nivel 3, cuando se encontrasen entre 1 y 19. Estos topes, si os parecen altos o bajos, podemos negociarlos con un Nesquik delante.

¿Cómo sabríamos si un libro es reembolsable..., aparte de aprendiéndonos todos las normas de ortografía? Por ejemplo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte podría habilitar una página web de libros "marcados". Sería tan fácil como acceder a ella y mirar si entre la lista (infinita, no me cabe duda) se encuentra nuestra actual lectura. En esa misma web habría un apartado para efectuar el reembolso directamente a nuestra cuenta corriente, así que en un futuro no os olvidéis de guardar el ticket de compra del libro.

Y como diría Porky, esto es to, esto es to, esto es todo, amigos. ¿Qué os parece?, ¿tal vez demasié...? Pensad en la de libros que íbamos a poder comprar con todos los eurillos acumulados gracias a los reembolsos... Además, ya que muchas editoriales han decidido no respetarnos, tal vez apretarían el culo si un trabajo poco profesional les supusiese un mordisco en sus cuentas.


(Todo esto viene al hilo de mi actual lectura, que no está precisamente bien corregida. Siempre me pregunto qué dirían los autores extranjeros si supiesen lo que en España se hace con sus libros...).

26 ene. 2014

Tiroriro de "50 sombras de Grey"


¿Sabíais que Dakota Johnson, la actriz que da vida a Anastasia Steele en la película de Cincuenta sombras de Grey, está saliendo con Alessandro Proto, el millonario en el que E. L. James basó el personaje de Christian Grey?

Esas cosas curiosas. O ese marketing bien montado, aún no lo sé.


Y la curiosidad que me da esta adaptación. 

Dicen que en el rodaje se respira "amor, sexo y deseo", ¿será por eso?, ¿o porque me gusta mucho cómo trabaja Dakota, tan sensual como su madre?, ¿o porque me apetece saber si -cruzo los dedos para que no sea así- esta nueva versión de Anastasia se autoanula tanto como la de la novela? 

Sea como sea, el señor Grey nos recibirá dentro de un San Valentín ;-).

10 ene. 2014

Un saludo, zorras

Así es la literatura de la vida:

"Como algunos de ustedes sabrán a estas alturas, el que fue juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha dictado una sentencia en la que afirma: Que llamar zorra a una mujer no es delito, ni falta, ni nada, porque quien usa ese adjetivo en realidad lo que quiere decir es que dicha mujer es astuta y sagaz. De acuerdo con ello, he aquí el escrito que le ha remitido una ciudadana...

Estimado juez Del Olmo: Espero que al recibo de la presente esté usted bien de salud y con las neuronas en perfecto estado de alerta como es habitual en Su Señoría. El motivo de esta misiva no es otro que el de solicitarle amparo judicial ante una injusticia cometida en la persona de mi tía abuela Felicitas y que me tiene un tanto preocupada. Paso a exponerle los hechos: Esta mañana mi tía abuela Felicitas y servidora nos hemos cruzado en el garaje con un sujeto bastante cafre que goza de una merecida impopularidad entre la comunidad de vecinos. Animada por la última sentencia de su cosecha, que le ha hecho comprender la utilidad de la palabra como vehículo para limar asperezas, y echando mano a la riqueza semántica de nuestra querida lengua española, mi querida tía abuela, mujer locuaz donde las haya, le ha saludado con un jovial que te den, cabrito. Se ha puesto como un energúmeno, oiga. De poco me ha servido explicarle que la buena de mi tía abuela lo decía en el sentido de alabar sus grandes dotes como trepador de riscos, y que en estas épocas de recortes a espuertas, desear a alguien que le den algo es la expresión de un deseo de buena voluntad. El sujeto, entre espumarajos, nos ha soltado unos cuantos vocablos, que no sé si eran insultos o piropos porque no ha especificado a cuál de sus múltiples acepciones se refería, y ha enfilado hacia la comisaría más cercana haciendo oídos sordos a mis razonamientos, que no son otros que los suyos de usted, y a los de mi tía abuela, que le despedía señalando hacia arriba con el dedo corazón de su mano derecha con la evidente intención de saber hacia dónde soplaba el viento. Como tengo la esperanza de que la denuncia que sin duda está intentando colocar esa hiena -en el sentido de que es un hombre de sonrisa fácil- llegue en algún momento a sus manos, le ruego, por favor, que intente mediar en este asunto explicándole al asno -expresado con la intención de destacar que es hombre tozudo, a la par que trabajador- de mi vecino lo de que las palabras no siempre significan lo que significan, y le muestre de primera mano esa magnífica sentencia suya en la que determina que llamar zorra a una mujer es asumible siempre y cuando se diga en su acepción de mujer astuta. Sé que es usted un porcino -dicho con el ánimo de remarcar que todo en su señoría son recursos aprovechables-, y que como tal pondrá todo lo que esté de su mano para que mi vecino y otros carroñeros como él -dicho en el sentido de que son personas que se comen los filetes una vez muerta la vaca - entren por el aro y comprendan que basta un poco de buena voluntad, como la de mi tía abuela Felicitas, para transformar las agrias discusiones a gritos en educados intercambios de descripciones, tal y como determina usted en su sentencia, convirtiendo así el mundo en un lugar mucho más agradable. Sin más, y agradeciéndole de antemano su atención, se despide atentamente una víbora (evidentemente, en el sentido de ponerme a sus pies), enviándoles mis más respetuosos saludos a las zorras de su esposa y madre."

Anónimo

Lo que hay que leer... Aun así, para escuchar a todas las partes (por eso de abrir el abanico) y poder reflexionar luego con todo el grueso claro, aquí está la cubierta de la noticia y aquí su contra.