29 dic. 2013

De lo mejorcico (en Babelia y la Tienda de las horas)

El País ya ha publicado su tradicional lista de mejor LIJ del año, y entre las mejores novelas juveniles hay dos que despiden brillitos, huelen a campo y saben a croquetas; son, además, requetebonitas:


De Croquetas y wasaps debéis saber que: 
a) Es un libro de la Oro
b) Habla de círculos del infierno para los spoileadores del mundo
c) Hay besos sin domesticar
d) Hace que te rías
e) Conocemos a Unai
f) Y al abuelo de Clara
g) Es una historia llena de ternura
h) Salen Jorge y María
i) Todas las respuestas anteriores son ciertas
De Ana la de Tejas Verdes debéis saber que: 
a) El primer libro -son ocho- tiene más de 100 años
b) Habla de almas afines
c) Da calorcito
d) Consigue que te entren ganas de hacer la croqueta sobre flores
e) Te enamoras de Gilbert Blythe
f) Ana tiene pecas
g) Se tiñe el pelo de verde porque Gilbert la llama zanahoria
h) En el segundo libro se rapa al cero
i) Todas las respuestas anteriores menos la "h" son ciertas
En la lista de Babelia salen también otras novedades que aún no he leído pero que me atraen como la trucha al trucho; por ejemplo, Eleanor y Park (igual se lo dejo caer a los Reyes Magos) y Loba (juega desde la estantería a "piedra, papel o tijera" con la Tienda de las Horas; espero que gane). 

Y hay otras dos que no salen pero que yo incluiría en un chas. En menos de lo que tardo en ponerme la bufanda, y los guantes, y el gorro cuando salgo por la puerta. En menos aún de lo que tardo en saludar a Bote de Nesquik cuando llego a casa. Hablo de Las carreras de Escorpio y Días de sangre y resplandor

La primera, de mi Maggie, se corona por:
a) Su fuerza
b) Su sensibilidad
c) Su humanidad
d) Su realismo desgarrador
e) Corr, el hermoso, hermoso capaill uisce
f) Todas las respuestas anteriores son ciertas
La segunda, de la monstrua de Laini Taylor, se sienta en el trono porque:
a) Es una obra maestra
b) Amén
Por todo esto, queridas Croquetas y wasaps, Ana la de Tejas Verdes, Las carreras de Escorpio y Días de sangre y resplandor, gracias por llegar a las librerías,


Y vosotros, ¿qué libros publicados en 2013 vais a incluir en la lista de lo mejorcico?
Os deseo un feliz fin de año y un 2014 repleto de cosas buenas. 

24 dic. 2013

Un montón de besos

Querida gente buena y más que bonita, hoy es la nuestra: ya no podrán decir que somos unos moñas y unos primaveras cuando nos oigan tararear villancicos por lo bajini (yo es que estos últimos días lo he hecho a todas horas...), porque esta noche es Nochebuena ¡y mañana Navidad!


Por eso, lectores de esta casucha, os mando un montón de besos y os deseo felices días. Incluso aunque hayáis llegado hasta aquí poniendo "culo prieto" en el buscador (os sorprendería saber la de veces que ocurre) o seáis más de Colacao que del cacao del conejo (aunque desde que hundí el móvil en un tazón de Nesquik, me acerco a él casi de puntillas).


Nos vemos pronto; mientras, comeos la Navidad, que para eso está. A mordiscos, a besos, a libros, a pelos alborotados, a labios pintados, a risas y a escenones de película. Luego nos lo contamos todo.

23 dic. 2013

Platero y yo

He conocido a Platero. Es como el de Juan Ramón: pequeño, peludo. Y es blanquito y gris, tiene unos ojos tan grandes como manzanas y levanta el hocico cuando le acaricias la frente; frota que te frota, casi parece que vaya a ponerse a ronronear. Y te mira y te mira, como si te pidiera compañía, como si te quisiera contar toda una vida.

Porque Platero estaba atado a una valla con una cuerda gruesa, y tenía una herida de color rosa en el cuello, y se arrimaba a sus hermanos para tratar de esquivar el frío. Ojalá hubiera tenido un prado cálido y blandito para ellos. Ojalá lo tuviera para todos los Plateros del mundo, con florecillas como las del poema.

19 dic. 2013

Pechos fuera

Fanes de la señorísima Richelle Mead, ya se conocen las imágenes oficiales de los personajes de la película de Vampire Academy. Me pregunto quiénes son esas chicas, porque no salían en mis libros...

¿Preparados?, ¿listos? Pechos fuera.



Si por algo destaca esta saga es por la fuerza y personalidad de sus chicas. Por eso, por favor, que alguien me explique por qué les han encasquetado esos escotes generosos y esas faldas que justo cubren el culillo. Y por qué Natalie recibe un trato diferente.

¿Qué es esto?, ¿un anuncio de detergente?

12 dic. 2013

Soy un turrón

Medio verano y un otoño sin estar por aquí ha sido mucho tiempo, pero tenía un buen motivo para darle un descanso al blog. ¿Recordáis esa última foto en la que aparecía mirando un pueblecito de montaña? Ese día de sol estaba poniendo bonitas las flores de mi abuela, acurrucada al fin bajo la tierra junto a los suyos.

Fueron días de echar de menos y de querernos mucho, mucho en familia. Y a esos siguieron otros de ajetreo fino filipino en los que me quedé sin tiempo para distraerme con nada que no fuera trabajar y estudiar, estudiar y trabajar.

Pero yo tenía unas ganas de volver a la casucha que no os podéis imaginar. Así que al final, después de que por ochopicientésima vez siguieran sin salirme las cuentas en la Tienda de las horas, he decidido mandar todo a la porra y ser una con el turrón.

Vuelvo, a casa vuelvo sabiendo que apareceré de ciento a viento. Que estoy un poco oxidada. Que de momento no tengo libros de los que hablar porque en medio verano y un otoño sólo he leído un tercio de uno que no me llegó a acelerar lo suficiente como para procrastinar por él. Que os agradezco de corazón todos los pósits de cariño que me habéis ido pegando en las redes, aunque a veces no haya tenido tiempo de contestarlos. Que el mundo sigue girando con todo lo bueno y todo lo malo. Que la leche de soja y arroz, pura horchata en las venas, no es para mí. Que por el momento no tengo Photoshop para hacer montajes bonitos. Que es más fácil encontrar el ojo de una aguja en un pajar que lograr que dejen de enviarte mailings a los que no te has apuntado. Que aun cuando algún día se cargará las haches o las tildes de los ques, sigo dando puñados de visitas a la RAE. Que dentro de poco haré mis pinitos como profesora y estoy cagada porque eso es mucha, muchísima responsabilidad. Que el campo en el que jugaban Oliver y Benji medía la friolera de 18 kilómetros. Que aún no he visto la película de En llamas pero la vida se está encargando de destripármela. Que en 2014 me gustaría leer los desenlaces de Vampire Academy e Hija de humo y hueso. Que como sin dolor no hay gloria, me he pasado a la sílkepil. Que este dato no era necesario.


Y que podría seguir hasta agotarnos, pero mejor no, porque es casi Navidad, tiempo, si Dios quiere, de cosas buenas y bonitas. Os deseo lo mejor, hasta el próximo post.

Posdata: ¿ya habéis adornado?