30 jun. 2013

Felipe, 7 años


¿Algún día y en algún lugar?

29 jun. 2013

Los carteles de animación a la lectura de las librerías Gandhi

son, en general, fantásticos: 


Leamos, pues.

28 jun. 2013

¿Nos deducirán por comprar libros?

¿O por ir al cine? Eso es lo que propone la Junta de Andalucía (podéis leer la letra pequeña aquí), y así, en plan simplista, la propuesta no pinta mal del todo, ¿verdad?


Feliz fin de semana ;-).

27 jun. 2013

"Ana la de Tejas Verdes": bonito por fuera, bonito por dentro

Toromítico ha rescatado uno de los clásicos más rebonitos de la literatura juvenil: Ana la de Tejas Verdes, de Lucy Maud Montgomery.

El arte que tengo yo para sacar fotos es la monda, pero aquí van estas cuatro para que veáis qué bonito ha quedado el primer libro de la serie. Si ya da gusto ver esas fotos de Evelyn Nesbit y ese mapa de Avonlea y las demás ilustraciones, aún más gusto da leer las aventuras de Ana, los Cuthbert, Gilbert y los demás.


En la contraportada de la novela hay una cita mía que dice: "No se puede leer Ana, la de Tejas Verdes sin caer rendido ante los encantos de su protagonista, una huerfanita divertida, inteligente, soñadora, liante, sincera, deslenguada y generosa". Me digo amén, señora.

Os la recomiendo como lectura veraniega ♥.

26 jun. 2013

Pescadilla literaria para cuellos giratorios


Con tanta moda por aquí y por allá, a veces se nos olvida lo más importante.

Feliz miércoles, pescadillas.

25 jun. 2013

Pss, pss

© Sephko

Este Gandalf... :-).

24 jun. 2013

¡La señal! ¡La señal!


¿No es maravilloso el humor de Liniers?

Oh, capitán, mi capitán, vuelve a ser lunes y vuelve a ser verano. Si es que vivimos en un déjà-vu constante ;-).

23 jun. 2013

Clases de ortografía #9: a ver y haber

En la clase de hoy vamos a repasar dos de los demonios de la lengua española:
  • A ver es la suma de la preposición A + el verbo VER en infinitivo (a ver cuándo me termino el libro, vete a ver si ya han llegado).
  • Haber puede usarse de 2 formas: como auxiliar y seguido de un participio (haber comido, haber bailado...) o como infinitivo del verbo impersonal (parece haber una señora riendo, debe de haber mucha gente en la fiesta). También, usado como sustantivo, significa 'conjunto de bienes de una persona', pero esa es otra historia que ahora nos la repampinfla.


La RAE explica estos usos aquí con más calma y más ejemplos. Os animo a echarle un vistazo si seguís dudando, porque seguro que lo que cuenta os resulta útil.

Espero que os hayan gustado las titadas de la imagen. ¡Hasta la próxima clase :-)!

22 jun. 2013

Romper límites peligrosos para vender un libro

Aunque a veces no lo parezca, las palabras significan cosas, así que cuando se usan a la ligera y con indolencia a algunos nos hace pupa, y más cuando se trata de asuntos de gravedad.

Esto pasó el jueves en el facebook de Montena:


Resumiendo la captura: para vender el libro, dirigido a un público juvenil sobre todo femenino, la editorial transmite el mensaje de que el amor peligroso y destructivo es bueno / aceptable / atractivo.

¿Sabrá la persona de Montena que ha escrito eso que el amor destructivo no existe?, ¿que si algo te destruye no es amor? ¿Sabrá esa persona de la editorial que el amor destructivo siembra el dolor, la culpa, la vergüenza, la ansiedad y el miedo? ¿Sabrá esa persona que el amor destructivo a veces tiene consecuencias irreparables?

Si para vender un libro nos olvidamos de los límites infranqueables, yo paso. Sugeriría empezar a pensar en lo que significan las palabras. Gracias.

21 jun. 2013

Londres, 1940


Un niño leyendo en una librería en ruinas tras una noche de bombardeos.

Cómo impresiona.

20 jun. 2013

"Mackenzie. La memoria de las sombras", de Sarah Julia Kane

Mackenzie parece una humana corriente y moliente, pero no lo es, aunque ella todavía no lo sabe. Si lo hubiera sabido, probablemente habría prestado más atención al hombre que se le aparece en sueños o al hecho de que el chico que le gusta se va al cementerio a mantener una reunión secreta. Claro que empieza a prestar mucha, muchísima atención cuando intentan matarla.

Mackenzie. La memoria de las sombras es un libro breve, rápido y algo naíf dirigido a lectores jovencitos, lo que significa que puede saber a poco si se lee a partir de, digamos, los quince.

Lo malo que tiene la novela son sus agujeros: todo sucede tan rápido que no queda tiempo para profundizar en detalles relevantes, el montaje amoroso no cuela y la trama tiene incoherencias internas (a algunos personajes se les pone deliberadamente en peligro, no se fundamenta que el malo sea el malo, Mackenzie se convierte en una experta luchadora y aprende a manejar algunos poderes por ciencia infusa, etc.).

Lo bueno que tiene esta primera parte de saga es que es ágil, maneja un lenguaje claro y sencillo, crea una atmósfera repleta de sombras que casi puede masticarse, mantiene la intriga de principio a fin y sabe entretener con las aventuras de una protagonista que termina cayendo simpática. Mención especial se merece el personaje de Beatrice, que se convierte en el contrapunto perfecto de humor y pies en la tierra.

A este libro le ha faltado tiempo para madurar, lo han servido todavía un poco crudo; no obstante, la idea tiene potencial, así que no descarto que el segundo título de la saga sorprenda para bien. ¿Qué me gustaría encontrar en ese próximo libro? Menos prisas, razones fundamentadas para cada hilo de la historia, relaciones entre personajes que evolucionaran con más naturalidad y un trabajo de corrección más cuidado.

19 jun. 2013

Mix de cubiertas (3): "El Hobbit en Manhattan" y otros cuentos

¿Adivináis a qué libros pertenecen los trocitos de portadas de este nuevo mix :-)?


Cuando un vampiro amanece bajo el ardiente sol le pueden pasar dos cosas: que brille como si fuera un swarovski o que se chamusque. La imagen de un amanecer en llamas me horripila, pero uno brillante tiene su glamur.

La luna (me estoy acordando de la de Méliès) también tiene su encanto, aunque en el mix de Bajo las tres caras de la luna aparece escondidita detrás de ese nubarrón (se estará acicalando).


¿Qué haría el Hobbit en Manhattan? Imaginaos al pobrecico Bilbo pasando de la tranquilidad de la Comarca al caos de la isla de las de Sexo en Nueva York. No lo veo yo tomándose un cosmopolitan y calzando unos manolos, la verdad que no.

En cambio, el pollo Pepe iba a estar fenomenal en Tejas Verdes, con esos campos, esos riachuelos y esa gente tan simpática (mientras no se convirtiera en la cena, que en la granja de los Cuthbert no se estila el vegetarianismo).

18 jun. 2013

17 jun. 2013

Volarás, volarás, volarás


Peter Pan + leer + volar = felicidad máxima.

Os deseo un buen(íiisimo) lunes.

16 jun. 2013

Clases de ortografía #8: si no y sino

En la clase de hoy vamos a repasar los usos de si no y sino:
  • Si no es la suma de la conjunción "si" + el adverbio de negación "no".
  • Sino puede ser 2 cosas: un sustantivo masculino que significa 'fatalidad o destino' y una conjunción adversativa que puede usarse de 4 formas diferentes (la RAE lo explica muy bien aquí).


La trampa de "si no" y "sino" es que suenan casi igual, pero sólo casi. Un truco del almendruco es que cuando pronunciéis "si no", pongáis el acento en el "no"; y que cuando pronunciéis "sino", pongáis la fuerza en el "si".

Porque hay palabras que parecen lo mismo pero no lo son. Como tampoco es lo mismo "Belén Rueda" que "Belén, rueda" (imaginaos a la actriz haciendo la croqueta después de beberse un vasito de Puleva Calcio).

Feliz domingo y hasta la próxima clase ;-).

15 jun. 2013

Inventan la capa invisible

Queridas brujas, queridos magos, queridos muggles, querida Rowling, va por vosotros:


Como habéis visto, la "capa" de invisibilidad por fin existe (fuente).

John Howell, un científico de la Universidad de Rochester, y su hijo Benjamin han inventado la capa invisible con la que muchos llevamos años soñando. El dispositivo todavía tiene ciertas limitaciones, pero la buena noticia es que es sencillo, eficaz y relativamente barato. Hay que ver de lo que es capaz la tecnología....

¿Alguien se anima a inventar ahora los polvos flu?

14 jun. 2013

¿Cuándo se puede considerar que alguien es escritor?

Hace unos días, durante la BLC 2013, al calorcito de la hierba del Retiro se celebró una charla llena de miga con dos escritoras que también son blogueras: Anabel Botella y Laia Soler.

Anabel tiene varias novelas publicadas (Ángeles desterrados, Ojos azules en Kabul y Como desees -Premio Ellas Juvenil Romántica-) y Laia acaba de ganar el Premio Literario La Caixa de Novela Juvenil con su primer libro, Los días que nos separan. Yo las llamo, sin ninguna duda, escritoras, pero ellas parecían sentirse un poco inseguras al respecto.

Socialmente a un pintor se le considera tal cosa cuando pinta, a un lector cuando lee y a un médico cuando se saca la carrera. Pero ¿y los escritores?, ¿lo son sólo por el mero hecho de escribir o hace falta algo más?

Se puede decir abiertamente que alguien es escritor cuando:
a) Escribe pero no publica.
b) Se autopublica (Amazon).
c) Publica con una editorial que trabaja con contrato de coedición, es decir, en la que hay que desembolsar algún dinero (Atlantis, Entrelíneas).
d) Publica con una editorial pequeña que mima poco la edición (Kiwi).
e) Publica con una editorial pequeña pero de reconocida calidad (Blackie Books).
f) Publica con una editorial de tamaño medio, lo que implica al menos cierta calidad (Maeva Young).
g) Publica con una editorial grande, lo que implica al menos cierta calidad (Alfaguara, SM).
h) Publica una novela (mediante los supuestos b, c, d, e, f, g).
i) Publica varias novelas (mediante los supuestos b, c, d, e, f, g).
Poniendo todas estas opciones sobre la mesa (os invito a que añadáis más), ¿cuáles os suenan mejor?, ¿con cuáles os quedáis para considerar que alguien es escritor?

Dejando al margen ese abanico de posibilidades para todos los gustos, personalmente sólo me gustan los escritores que son pacientes y mimosos con sus libros; por eso considero que Anabel y Laia, pacientes y mimosas, son, definitivamente, escritoras.

13 jun. 2013

Los libros de la semana, de sol y lluvia

Ayer hizo un día de verano (como en la canción de Amaral) y hoy hace un día de invierno (como en Cuaderno para dos), así que mis dos nuevos compañeros de habitación describen bien este clima que viene y va. Esto es el norte español, qué le vamos a hacer.


Tengo tu número, de mi muy adorada Sophie Kinsella, llegó acompañado de esa bolsita tan veraniega. Cuenta la historia de Polly, que pierde su móvil y su anillo de compromiso justo antes de casarse, ups: eso es más que suficiente para que Kinsella se monte una aventura alocada de las suyas.

Como curiosidad: cuando la editorial me escribió para ofrecerme el ejemplar, el asunto del mail comenzaba por "TENGO TU NÚMERO". El susto que me llevé durante un instante fue monumental.

La lluvia en tu habitación viene de parte de Salamandra, que últimamente publica una literatura juvenil realista exquisita (Si decido quedarmeLo que fue de ella). Los protagonistas se llaman Alessandra y Cero, y la suya no parece una historia de amor cualquiera.


Espero que vuestros nuevos compañeros de habitación tengan una pinta igual de deliciosa. ¡Felices lecturas!

12 jun. 2013

"Días de sangre y resplandor", de Laini Taylor

Si Hija de humo y hueso fue con diferencia una de mis mejores lecturas de 2012, su continuación se ha convertido en una de mis mejores lecturas de este año. Porque Días de sangre y resplandor es una novela brutal en todos los sentidos: está llena de fuerza, esperanza y dolor, y está escrita con oficio, gusto y corazón.

El mundo de Karou se ha vuelto del revés después de averiguar que los suyos han muerto por culpa de quien más quiere. Sin embargo, a la peliazul no le queda mucho tiempo para lamentaciones, porque su papel en la guerra entre ángeles y quimeras es clave. Queda ya muy lejana la época en la que junto a Akiva soñaba con un mundo mejor, un mundo de paz y armonía entre razas...

No hay duda de que Laini Taylor empieza a consolidarse como una de las escritoras más interesantes y refrescantes de la literatura juvenil actual. Sabe conmover y construir con inteligencia y buenas teorías, tiene una imaginación hermosa, crea personajes tan redondos como cebollas, se deja de amores bobalicones y arma profundas tramas que te sacuden por dentro como si fueras un muñeco de trapo.

Hija de humo y hueso fue un libro más relajado y con más humor, pero es que esperar que eso se repitiera en Días de sangre y resplandor era una ingenuidad, porque las cosas han cambiado radicalmente desde entonces: muchos personajes han muerto y otros tantos han resucitado, muchos huyen, muchos se matan entre sí y el asesino de Madrigal ahora oprime a Karou. Pero la peliazul es una protagonista sensacional, y tan real como tú y como yo, así que aunque durante un tiempo se deje llevar y golpear por las circunstancias, llegará el día en el que diga "basta", y qué importante es la amistad para que llegue ese instante.

Días de sangre y resplandor es sangre, angustia, miedo, sufrimiento... y esperanza, ese poquito de esperanza que siempre queda incluso en las situaciones más aterradoras. ¿A qué esperáis para leerlo?

Sueños de dioses y monstruos será la próxima (y, creo, última) entrega de la saga. El título le hace mucha, mucha justicia. Que los cielos nos pillen confesados...

11 jun. 2013

Adivina el libro #2

La última vez dije que la próxima lo pondría más complicado para que os comieseis un poco el coco, pero no he podido evitar volver a ser muy evidente (¡no me tiréis tomates!).


Espero que os guste el juego, os espero en los comentarios ;-).

10 jun. 2013

¡Gracias, Fellini!


Ahora te escuchamos mejor, Enriqueta. Sigue leyendo, por favor :-).

(¡Feliz lunes!)

9 jun. 2013

Crónica de mis tres días en la #BLC2013

Hace una semana pasó algo bonito, la Blogger Lit Con, una quedada anual de blogueros literarios que desde 2010 se celebra en la Feria de Madrid. 

La idea de organizarla nació en el foro que en su día tuvo esta casucha: por aquel entonces éramos muy poquitos blogueros, y nos apetecía ponernos cara. Desde entonces ha llovido mucho y la quedada se ha convertido en algo gigantesco: este año hemos revolucionado el Retiro unos 260 blogueros. Ole. ¿Quién decía que los jóvenes no leemos y no nos movemos ;-)?


Viernes 31 de mayo: preQuedada

Lo primero que hice cuando llegué a Atocha y respiré Madrid fue mirar al cielo: sol, por fin. Lo absorbí. Estaba ahí para mi blanco nuclear y yo. Después de ese momento íntimo entre los dos, me metí bajo tierra; mi destino era el hotelito que iba a compartir con Maite (con una compañera de habitación con una sonrisa como la suya, ya se puede ♥).

Fotografia © Maite.

Dejé las maletas, me quité el calor de encima, cotilleé los canales de la televisión y salí a la calle. Recogí a la cazadora en una crepería pequeñita y fuimos callejeando hasta Callao. Allí esperaba el pre-mogollón, porque la cita de ese día era la presentación de Show, el nuevo libro de Javier Ruescas.

Fue un poco abrumador encontrarnos con tantísimos blogueros: caras conocidas y por conocer, sonrisas, madalenas de chocolate de parte de la que al día siguiente se convertiría en Miss Blogger 2013, dos besos, por fin conocí a Elwen, Iria me dio un abrazo de oso amoroso, volví a ver a Esme (muy dulce) y Dani (con él se te pasa el rato volando), mariposas en el estómago...

La sala de la presentación estaba a reventar, así que Maite y yo, discreticas, nos quedamos con los culos contra la pared del fondo; además, todavía no habíamos leído el libro anterior a Show, así que spoilearnos no nos emocionaba mucho. Pero, de repente, algo hizo que nos despegásemos de la pared y abriéramos bien las orejas: ElectricNana, guitarra en mano, cantando. Cómo me gustó la voz de esa chica.

Terminada la presentación, los blogueros nos fuimos a cenar, y después de prácticamente asaltar un Burger King hubo tiempo para socializar con más calma y elevar nuestro frikismo hasta niveles superiores.

Sábado 1 de junio: quedada

Casi había conseguido dormirme cuando sonó el despertador. Y arriba, a prepararse mientras en la tele echaban esos dibujos tan cuquis de los ponis.

Maite se escapó un momentito a Atocha para recoger a unos cuantos escritores y yo me fui al Retiro, lugar de reunión de la quedada.


Sabía que iba a ser algo grande, pero madre mía: cabezas y cabezas y cabezas. Localicé a varias conocidas y me quedé con ellas, y mientras saludé y di besos (Verónica, Xikitas, Inma, Marina...), vi a Bella de acá para allá con el megáfono, compartí nervios...

Fotografía © Cirenia / Aineric.

Saludo de bienvenida e indicaciones de la organización, que lo tenía todo medido al milímetro, "decid patata" para la foto grupal y a la aventura.

Pertrechados con nuestras cintas blancas y naranjas, nuestra tarjetita identificativa, y nuestras mochilas con comida y toalla, los 260 nos fuimos desperdigando por el parque, en el que no paraban de girarse cabezas preguntando qué regalaban y de dónde habíamos salido.

Fotografía © Ligeia.

Patear la Feria del Libro de Madrid con buen tiempo y gente buena es un subidón, tanto que los del grupete de blogueros que nos habíamos unido para hacer la fuerza en medio de tanto caos, en algún momento nos fuimos a rebozar un rato en la hierba.

Mucha charla, muchas risas, mira qué libro regalaban en la caseta de Maeva a los 100 primeros que se acercaran (yo llegué tarde), ¿quieres zumo?, qué bien se está, por qué regalarían una Cosmopolitan con ese libro... Y en esas estábamos Maite, Ligeia, Jota, Liki, Sanse y yo cuando hubo algo en la Cosmopolitan que nos dejó ojipláticos: un anuncio de un tanga que se pegaba al culo, sin tiras. Demasié.

Y así, entre pitos y flautas, llegamos al jardín donde se iba a celebrar un picnic con Begoña Oro, la escritora de Pomelo y limón y Croquetas y wasaps. ¿Hace falta decir más?

Fotografía © Fernando Sancho.

Como imaginaréis, fue muy croquetil: todos tirados en la hierba en corros, bolsones de patatas, sorteos, un fotógrafo que trepaba por los árboles... Y croquetas, ¡alguien llevó croquetas! No pude probarlas, pero doy fe de que olían de maravilla.

Fotografía © Fernando Sancho.

Hubo muchas cosas buenas ese día, pero con los juegos que habían preparado los organizadores me lo pasé como una enana. Mi equipo, el fabuloso equipo Equipo 2, no ganó nada, pero el buen rato que pasamos adivinando portadas, libros y personajes fue insuperable.

Después hubo charlas, presentaciones, paseos por la feria... Al final unos poquitos terminamos en el césped escuchando a David Lozano, que se sentó con nosotros a hablar de sus proyectos, del oficio del escritor y de lo que quiera que le preguntáramos. Majete y natural, me gustó.


A lo largo de la tarde fui recolectando una barbaridad de marcapáginas. Los que más ilusión me hicieron fueron los que llevaron los blogueros, ¡hay que ver qué arte!

Y así, poquito a poco, las horas fueron comiéndose el sol. Cenamos y nos despedimos, algunos hasta el día siguiente y otros hasta el año que viene...

Domingo 2 de junio: posQuedada

Esa mañana me despedí de la cazadora. Nuestro encuentro había sido breve pero intenso, así que llegué al Retiro un poquito triste. Es lo que tienen los adioses... Menos mal que saliendo del Metro me encontré con la energía y la alegría de Alendax.

Llegamos justo a tiempo para la charla de Anabel Botella y Laia Soler, blogueras y escritoras. Fue súper interesante y muy participativa, y me quedé con ganas de más. ¡Para la próxima!

Y a comer, aunque esta vez no en mogollón sino acompañada de Cirenia, divertida y más maja que las pesetas. Comimos, hablamos, nos dimos un paseo por los puestos de libros de la Cuesta de Moyano y volvimos al Retiro, yo para despedirme de los demás.

Tenía que coger un tren y ya llegaba tarde, pero no podía, de ninguna manera, irme de la Feria sin haber comprado ni un solo libro, así que con el turbo puesto (y acompañada de unas pacientes Natt y Cirenia) alcanzamos la caseta de la editorial Hidra: mi misión era hacerme con lo nuevo de Cotrina, La canción secreta del mundo (dice Cloe que es brutalmente bueno).

Libro + libreta de Un beso en París + primer capítulo de Las carreras de Escorpio.

Estaba en plena siguiente misión (atravesar toda la santa Feria -domingo, sol, a rebosar de lectores- para llegar al Metro) cuando nos encontramos con Begoña Oro. No había podido despedirme de ella el día anterior, así que le eché un beso al destino por darme ese momentito. Y alucinad: tampoco había podido despedirme de Dani (la verdad es que despedirse de todos estaba complicado), y de repente me lo encontré bajo tierra en no sé qué estación. Hay casualidades bonitas. Y el último beso y a correr. Al final llegué al tren hiperventilando, pero llegué.

El fin de semana de la #BLC2013 fue fantástico, un pequeño campamento de libros y gente estupenda. El año que viene más. Muchos besos y muchos abrazos.

8 jun. 2013

Clases de ortografía #7: ¿"esta / eso / solo" llevan tilde?

En la clase de hoy vamos a aprender a poner la tilde en los pronombres demostrativoseste, ese, aquel (y sus variantes).

1. Un demostrativo nunca lleva tilde cuando acompaña (y determina) a un sustantivo: "esta guitarra", "este libro", "ese dedo gordo del pie", "aquellos piratas".

2. Desde hace un tiempo la RAE dice que los demostrativos tampoco llevan tilde cuando no acompañan a un sustantivo: "esta es la isla donde vive Peter Pan". Sin embargo, antes de que la RAE se bajara los pantalones la norma decía que los demostrativos sí debían tildarse cuando no acompañaban al sustantivo: "ésta es la isla donde vive Peter Pan". Culos aparte, lo que nos importa a nosotros es que de momento es igual de correcto tildar y no tildar los demostrativos que van solos.
[Ocurre lo mismo con el adverbio solo de "solamente": hasta hace poco llevaba tilde obligatoriamente, pero ahora la RAE dice que también es correcto que no la lleve. 
Ejemplo: "solo se vive una vez" = "sólo se vive una vez". Caramba.]
3. ¿Qué pasa cuando hay ambigüedad de significado en frases donde los demostrativos van solos? Que hay que tildarlos: no es lo mismo "me contaron estos cotilleos" que "me contaron éstos cotilleos".

4. Los afortunados neutros esto, eso, aquello nunca jamás han llevado tilde (son tan guays que no pueden ser ambiguos).

En resumen: salvo en esos rarísimos casos de ambigüedad, nunca hará falta que pongáis tilde a los pronombres demostrativos (salvo que os apetezca mantener la preciosa tilde del punto 2.).


A mí me parece una pena que ahora a la RAE le parezca bien perder las tildes de "sólo" y los demostrativos solitarios, pero es lo que hay. Eso sí, mientras no sea incorrecto mantenerlas, yo seguiré utilizándolas. Por costumbre y cabezonería.

¡Feliz sábado :-)!

7 jun. 2013

29 libros indispensables... ¿o no?


Indispensables para quién, por qué, cómo, dónde, hasta cuándo...

¿No os da un poco de cosita esto de las listas de indispensables? Porque son tan largas, subjetivas y cambiantes como la vida misma, y no hay vida que dé para leerse todo lo bueno (y, claro, bueno para quién, por qué, cómo, dónde, hasta cuándo). 

Eso sí, hay que reconocer que son listas entretenidas y que en todas se puede jugar a encontrar el Ulises de Joyce (esa novela que, a ojos de los más puristas, mientras no leas te marcará como un ignorante -¡y yo sin leerla, vaya por Dios!-). Sin embargo, si nos las tomamos al pie de la letra pueden ser de lo más limitadoras, por eso yo añadiría algo entre pan y pan: libros "presuntamente" indispensables.

Mis presuntos serían Ana la de Tejas Verdes, El diario de Ana Frank, Harry Potter, Cinco panes de cebada, Cuaderno para dos, La princesa que hablaba con el viento, El Castillo Ambulante, El Palacio de Cristal, El Trono Envenenado y ochopicientos mil más, pero no es cuestión de dar títulos como si no hubiera un mañana. 

¿Cuáles serían vuestros personalísimos y muy respetables indispensables?

Que paséis un buen, buen fin de semana ;-).

6 jun. 2013

Lo que parece que se lleva ahora

Un poco de gris, un corazón y un título osoamoroso en color rojo tomate de la huerta:


¡Qué manía con echarle poca imaginación al arte de hacer cubiertas! Eso sí, el libro de David Escamilla gana este duelo de portadas por ser el primero en llegar a las librerías.

5 jun. 2013

"Cosas de brujas", de Brittany Geragotelis

Hadley Bishop no es una chica de 17 corriente y moliente: aparte de ser la más popular del instituto y llevar cada día un modelito distinto, es bruja. Hasta ahora se ha tomado esto de los hechizos con mucha ligereza, pero las cosas cambian el día en el que su madre y todos los demás brujos adultos desaparecen. Es hora de reunir a lo que queda del aquelarre para acabar con los tipos malos.

Ésta es una de esas novelas con envoltorio bonito (sinopsis, portada -aunque me gusta más la americana, sin cabeza cortada-...) pero interior sosete. La idea es buena: una panda de brujos adolescentes (brujescentes) que se enfrentan solos a los malos. El problema es el desarrollo.

Cosas de brujas (que, por cierto, nada se parece a la serie de la bruja Sabrina) es un libro muy desorganizado al que se le va la fuerza por la boca. Parece escrito sobre la marcha, de manera que a muchas tramas y muchos personajes les faltan sentido y chichabilidad. El "plus" es que las cosas suceden sin que nadie aparte del lector se las cuestione, y esto es algo que chirría: menores sin identificar en el hospital, un padre que desaparece con una excusa hilarante para que así los brujescentes puedan vivir su fantasía de héroes huérfanos, el hecho de que todos los personajes parezcan tener una Visa Oro o que no se cuestionen absolutamente nada, la aparición de un personaje que por sentido común no es normal (su aparición, digo)...

Si metes a un montón de brujescentes huérfanos en una casa encantada en el bosque, los aterrorizas con que viene el Coco, no los organizas y para colmo algunos se sublevan, la cosa va a terminar peor que El señor de las moscas. Por eso, casi por definición, todo lo que sucede en la historia es increíble. Esa es la pena del libro, porque mirad que podría haber salido del horno más rico y redondito. Y eso que todavía no os he hablado de Hadley, una protagonista superficial hasta la náusea, criticona, previsible, y con una lógica de la vida que hace aguas y se ahoga. Si además os cuento que tarda un día en enamorarse para siempre, os vais a una esquina a llorar.

Durante la lectura he ido constantemente diez pasos por delante de la autora, porque desde el minuto cero es imposible no saber quiénes son los buenos y los malos, y qué les va a pasar. Además, me han faltado muchas comas (sobre todo en las coordinadas adversativas introducidas por pero), sorpresas, frescura, equilibrio, emoción de la buena, y un conjunto más sólido y mejor mezclado. ¿Mejorará la historia en The Witch is Back, su continuación?

Brittany Geragotelis no escribe ni piensa de forma complicada, lo que me parece absolutamente respetable (de hecho hay muchísimas obras preciosas escritas así), el problema es que no alcanza un mínimo; aunque estoy segura de que con una buena revisión podría haber brillado un poco más.

Por lo visto la novela todavía no se ha publicado en ningún país, pero lo hará pronto: en Estados Unidos saldrá en julio y en España lo hará o mañana o el 20 de junio (las informaciones de Internet son contradictorias). Esto significa que se han vendido sus derechos de traducción sin esperar a ver qué opinan los lectores; este experimento a veces funciona y a veces no. De momento a mí no me ha gustado, aunque reconozco que lo de ser un brujescente sin supervisión paterna puede ser interesante (Harry Potter), que algunos personajes secundarios son muy atractivos (aunque estén poco definidos) y que el ritmo es más o menos ágil.

La cuestión de fondo de todo esto es que en la portada española hay una frase que dice que más de 13 millones de lectores en Internet ya han descubierto la magia de Hadley y los demás. Eso impresiona. Pero ¿cuántos de esos lectores online pagarían sus buenos dólares/euros por leer sus aventuras? De todas formas, para gustos hay colores, así que lo que a mí no me ha hecho tilín, a otros sí se lo hará. Faltaría más que un libro fuera a gustar a todo el mundo, ¡qué cosa más aburrida sería ;-)!

(Qué poco me gusta hacer reseñas tan mustias...)

4 jun. 2013

Mix de cubiertas (2)

¿Recordáis el "Mix de cubiertas LIJ a lo Maxibón"? Harry Potter en Torres de Malory, Las ventajas de ser Teo... A ver si os gusta este nuevo mix ;-).


En Mujercitas, el origen sería curioso que la señora Alcott nos contase la infancia de las March. Estaría llena de travesuras, seguro.

Tan cerca de Ciudad de Hueso es lo que no he parado de pensar mientras leía los dos primeros libros de Cazadores de sombras. SPOILER tontuelo: [que sí, que no, que casi llegamos, que... pero nunca terminaban de llegar a esa ciudad. ¿Lo harán en el tercer volumen de la saga?]


Días de sangre y wasaps podría ser una novela posapocalíptica de eso mismo: sangre y wasaps. Como en Yo, robot, sólo que en lugar de volverse locos los robots, lo harían los wasaps, que terminarían dominando el mundo. Algo así como lo que está pasando con Google y Zara.

Perdona si te llamo Anna Karenina tiene pinta de ser una novela trágica. Esas vías de tren..., ¿verdad, Mai?

Y con esto y un bizcocho, nos leemos mañana.

3 jun. 2013

Algo increíble va a pasar


Después de un fin de semana increíble repleto de libros, charlas de libros, sol, escritores y blogueros requetesimpáticos, toca volver a la rutina. ¡Feliz lunes!

2 jun. 2013

"Simon's Cat 3. ¡Vaya gatito!", de Simon Tofield


Ya conocéis al gato de Simon, varias veces os he puesto alguna de sus trastadas. Es achuchable, comodón y más listo que el hambre.

Pues bien, en este tercer volumen de sus aventuras va a tener compañía: un gato pequeñito e inocentón que Simon rescata de la calle un día de lluvia. Estaba metido en una caja de cartón, como lo estuvieron mis dos felinas de rayas, así que si lo del gato de Simon y yo fue amor a primera vista, imaginad lo que me pasó con este cachorro.


Con naturalidad, ternura, olfato, agilidad, buen humor y unas ilustraciones muy vivas, Simon Tofield nos cuenta aquí las aventuras y desventuras de estos dos gatos y el humano que vive con ellos (su álter ego). 

Se nota que Tofield, que ha convivido siempre con felinos, los quiere y conoce bien, porque hay pocas escenas y trastadas con las que no me haya sentido identificada (aunque le doy tiempo al tiempo).


Los cómics de la serie Simon's Cat, editados en España por Duomo (la editorial que trajo a la inigualable Jennifer Strange), son series de viñetas sin diálogo, y es que aquí sólo importa lo que transmiten las imágenes, esas escenas cotidianas de la vida de un gato casero.

Si os gustan los gatos y las tiras de Garfield, vais a disfrutar muchísimo con estos libros.