31 may. 2013

Crítica negativa como comunicación positiva

Seguro que os suena la ONGD española Anesvad; su labor, como la de cualquier organización de este tipo, es encomiable. Pero a lo mejor no recordáis que hace unos años sufrió una crisis de las gordas: (presuntamente) su presidente se había llevado al bolsillo un buen dinero que no le correspondía. Y, claro, fue el acabose, porque la mala imagen llevó a muchos donantes a dejar de serlo, y para una ONGD es vital el apoyo económico de las personas.

Aun así Anesvad resistió; y todavía mejor: cambió de rumbo. Apostó por la transparencia y la comunicación positiva, y dejó de lado las campañas culpabilizadoras, descontextualizadas y poco dignificantes (como la de la niña de la lavadora, un puñetazo en el estómago).

Cómo me gusta la comunicación positiva, tan valiente y honesta, tan "aquí estoy yo aunque tenga defectos o no hable siempre de cosas bonitas". Tengo fe en ella y, de hecho, creo que puede extrapolarse adonde queramos, incluso a la literatura.

¿Creéis que sería una locura pensar que la crítica negativa de un libro pudiera convertirse en comunicación positiva? Me encantaría que alguna editorial hiciese el experimento, que en la contracubierta de un libro pudieran leerse comentarios positivos y negativos. No sólo me parecería revolucionario, sino real, porque no hay novela que guste a todo el mundo (y menos mal, porque si algo tiene la diferencia es riqueza).

Es que yo ya estoy cansada de esas reseñas híper-positivas que pegan en las contracubiertas: que si el libro es tan bueno, y tan original, y tan novedoso, y tan desternillante, y tan delicioso, y tan nuevo boom, y tan "lo vas a flipar en colores", y tan "no te dejará indiferente" (a mí esta frase trillada sí que me deja indiferente), etc. Las leo y me resbalan, por un ojo me entran y por el otro salen.

Si una contracubierta me contase que a Fulanito York Times le ha encantado el libro pero que a Menganito Library Journal no le ha gustado tanto, probablemente me llegaría más, así que... ¿nos salimos del marco, editoriales?

La contrapartida sería que el experimento, de tanto usarse, se quemase y se volviese un juego tontorrón. Pero quién sabe. Además, para qué adelantarnos.

30 may. 2013

Clases de ortografía #6: teté, sisí, tutú y mimí

En la clase de hoy vamos a repasar la tilde diacrítica (tilde que distingue palabras iguales en forma pero no en contenido) que llevan algunos monosílabos (palabras de una sola sílaba). Por ejemplo: te / , si / , tu / , mi / .

La RAE explica muy bien la teoría (punto 3.1), así que en lugar de copiarla aquí o parafrasearla, os he preparado unos dibujitos para que practiquéis después de echarle un vistazo.

Dice el Sombrerero Loco (en su versión más educada)...


Y yo que soy más de Nesquik que de té... 

Una taza de té he bebido en mi vida, en Egipto, porque no podía irme de allí sin probarlo; y le volqué el azucarero entero; y seguía sabiendo a agua (dulcísima) con cosas extrañas. Si me oyeran las señoritas inglesas de algunos novelones... Me desterraban, seguro, por paladar vulgar.

Feliz jueves desde el valle del frío (en guasap se ha puesto de moda decir que tenemos estas cuatro estaciones: otoño, invierno, autobuses y Renfe). Lo de "Winter is coming" era una amenaza encubierta.

29 may. 2013

Dicen que leer es sexy


"¿Qué tal una cita con un buen libro?"

28 may. 2013

A los lectores no nos la dan con queso

Los besitos furtivos, los que incluyen lengua y succión, los mordiscos moderados en el cuello, los flechazos, los amores épicos, los normalitos pero sinceros, las caricias por debajo de la mesa, los pies que rozan pantorrillas, los mensajes románticos escondidos en botellas o páginas de libros, salvar al ser amado, tú y yo hasta el final, amores que rompen maldiciones en mil pedazos, las miradas cómplices...

Todo eso está muy bien, pero sólo si  los escritores nos lo cuentan con tino y coherencia.  La otra opción, la de embutir el elemento romántico en una historia con el único fin de rellenar huecos o enmascarar algo que cojea, no cuela, porque a los lectores no nos la dan con queso.

A mí me gusta la literatura romántica con fundamento, la que no suda azúcar porque deba hacerlo, la que recurre al amor porque da sentido al conjunto, porque lo viste y hace más emocionante. La otra, la literatura de los agujeros, la que no se esfuerza por ser enjundiosa, no es para mí.

27 may. 2013

Rojos y naranjas, los libros de las últimas semanas


Empezamos por los rojos. Debo decir que llegaron sin avisar, así que me temo que tardaré más que un poquito en leerlos.

He de reconocer que la sinopsis de Que el amor nos salve la vida me da un poco de repelús (becaria de 19 años que se enamora de su jefe de 30, un presentador de televisión que va de donjuán pero que esconde un sufrido pasado), aunque ese aire a 50 sombras me produce curiosidad. ¿Serán la becaria y el jefe un fiel reflejo de Anastasia y Grey? Tengo que averiguarlo.

También tengo franca curiosidad por El Libro de los Portales. ¿Logrará quitarme la espinita que se me clavó durante la lectura de Donde los árboles cantan? Echo de menos a la Laura Gallego fresca e imaginativa de Mandrágora o Memorias de Idhún.


Con los libricos naranjas voy más tranquila: el primero fue una propuesta de lectura a la que dije claro que sí y el segundo fue una compra meditada en la librería (además, recordaba que Elwen lo había recomendado mucho).

La piel de Mica, mi actual lectura, ya me está gustando (y es un plus que Mica sea paisana mía); ojalá llegue al nivel de Helen no puede dormir, sería perfecto.

Mañana lo dejo fue un regalo que le hice a mi madre, que siempre me está pidiendo libros bonitos y divertidos. Ya se lo ha leído, y dice que, aunque le sobran algunas páginas, le ha gustado, le ha hecho reír, y a mí me encantan los libros que hacen reír.

Que vuestra actual lectura sea jugosita, jugosita.

26 may. 2013

Fiona y los siete enanitos


Así de clásico es uno de los carteles promocionales del drama Shameless (versión estadounidense). ¿Alguien recomienda esta serie?

25 may. 2013

Esto es lo que pasa en las distopías


Que paséis un buen sábado :-).

24 may. 2013

"Helen no puede dormir", de Marian Keyes

Helen no puede dormir; el título de su historia no engaña. La crisis ha hecho que sea complicado sobrevivir si eres detective privada en un pueblecito de Irlanda, así que Helen está a punto de perder su piso. Para colmo, su poco bienvenido ex quiere contratarla para que encuentre a un cantante desaparecido; por no hablar de que la exmujer de su actual novio no hace más que entrometerse en su relación. Viva. Si al cóctel añadimos la depresión de caballo que sufre, es normal que no consiga coger el sueño. Pero hay que ponerse en marcha, pasito a pasito, venciendo a la depresión, una enfermedad que te golpea y golpea cuando menos te lo esperas.

Ácida, íntima, divertida, honda, real, desgarradora, compleja y contada con estilo, así es esta novela, la quinta de la saga de las hermanas Walsh. Es una mezcla de luces y sombras, de comedia y drama y locura, de personajes únicos deliciosamente trazados, de confianza y amor, de flashbacks que descolocan, y de emociones de carne y hueso. Es una historia tan redonda que sus 522 páginas casi saben a poco.

Marian Keyes tiene mucho de Helen, y es que su vida, por culpa de la depresión, no ha sido precisamente un camino de rosas. Esta enfermedad es algo que surge de repente y de lo más profundo, y que no para de comerte por dentro, por eso ésta es también una historia de lucha y supervivencia: Helen quiere dormir, y vivir, y ser feliz, y reír, y confiar, y dejar de tener miedo, y... Sabe que su cabeza va por libre, pero va a hacer todo lo posible por arreglarla. Todo ello mientras lidia con la pérdida de su apartamento, con su ex, con su madre, con los hijos y la ex de su maravilloso novio, con los mafiosos del tres al cuarto que se encuentra por el camino...

Marian Keyes cuenta la historia de Helen con buen humor, descaro, calma y ternura infinita; se entrega y expone entera, lo da todo. Os va a gustar.

23 may. 2013

¿Nos vemos ahí, compañeros de fatigas?


La semana que viene hablamos de libros en la Blogger Lit Con 2013, ¿hace ;-)?

22 may. 2013

Clases de ortografía #5: aún y aun

Hoy vamos a aprender cómo se usa el adverbio "aun", que puede escribirse con y sin tilde: AÚN significa 'todavía' (nota: también tiene sentido intensificador; "aún más") y AUN significa 'incluso, hasta, aunque, ni siquiera'. 

El truco del almendruco es que la tilde va con la tilde y la ausencia de tilde va con la ausencia de tilde. Cuestión de atracción de palabras, como en el libro de Elkeles.


En los libros es raro encontrar este adverbio mal utilizado, pero las notas de prensa y demás textos de editoriales no siempre corren tanta suerte (hablamos de esto mismo en la clase anterior, ¿os acordáis?).

Vamos a ver varios ejemplos correctos e incorrectos. Nuestra editorial invitada es Alfaguara, que a veces no tiene muy claras las normas ortográficas.

MAL USO

BUEN USO

Nos vemos en la próxima clase, ¡aún quedan muchas cosas por aprender :-)!

21 may. 2013

Jarabe para brujas y magos


¡Lo tengo! Es el ExpectoDHU, el jarabe mágico para brujas y magos con tos. Te lo tomas de un sorbito e inmediatamente estornudas un Patronus (al gusto de cada bruja o mago) que expulsa el dementor virus maligno que lleves dentro.

No se comercializa como Expecto Patronum por razones obvias (hay que aparentar ante los muggles). Lo encontraréis en las mejores farmacias.

20 may. 2013

Cenicienta es una chica, una calle y una casita rural

El cuento de La Cenicienta tiene unos orígenes tan interesantes como inciertos; algunos incluso se remontan al Antiguo Egipto, que ya es decir. El argumento, por su parte, ha tenido la suerte de mantenerse a lo largo de los siglos: Cenicienta siempre ha sido una muchacha sufrida que se enamora de un príncipe azul del que conoce poco más que su cara de chico guapo.

Se ve que así era el amor para las heroínas de los cuentos de antes, aunque en la literatura romántica de ahora muchas protagonistas parecen querer emular a la chica del zapatito de cristal.

En 1950 Disney llevó al cine su particular versión de La Cenicienta. Como acostumbra, el estudio apostó por una historia de pajaritos, ratoncitos (Jaq y Gus ♥), canciones positivas y cantidad de horchata en las venas. Si los hermanos Grimm se levantaran de su tumba... Ellos, que en su versión del cuento hablaban de dedos del pie cortados y palomas que picoteaban ojos...

El relato de Cenicienta ha vivido un auténtico partido de tenis a lo largo del tiempo, pero lo importante es que ha sobrevivido como un campeón. Hoy es, de hecho, parte de nuestra cultura popular, y será por eso por lo que el mundo está repleto de calles que se llaman La Cenicienta. ¿Que dónde están? Poniendo "La Cenicienta" en Google Maps os saldrán resultados muy curiosos; también si buscáis por el nombre de otras conocidas princesas Disney.

De momento os adelanto que hay calles La Cenicienta en Málaga o Madrid y que en Salamanca hay una casa rural que lleva su nombre. ¡Buen viaje!

19 may. 2013

"Cazadores de sombras I y II": "Ciudad de hueso" y "Ciudad de ceniza", de Cassandra Clare

Clary Fray ha vivido quince años pensando que era una chica normal y corriente. Pero no. Clary es una cazadora de sombras, lo que significa que puede ver y hacer cosas que ni tú ni yo podemos (aunque mira que nos gustaría...). La noche en la que vea a su primer demonio su mundo se pondrá patas arriba... Menos mal que Simon, Jace, Isabelle, Luke y los demás estarán ahí para apoyarla.

Cazadores de sombras es una de esas historias que ha ido creciendo y creciendo, y haciéndose muy famosa (y eso que la primera película todavía no se ha estrenado); ¿cómo no iba a apetecerme probarla?

Cassandra Clare ha configurado un universo de fantasía urbana amplio, rico, jugoso e interesante. En estos dos primeros libros emociona, mantiene en tensión, da sustos y saca sonrisas, y es que a pesar de que no tiene un estilo particularmente brillante, sabe hacer fluir las cosas y dar vida a personajes con personalidad propia que caen simpáticos. Además son un plus los besitos esparcidos sin tapujos por las páginas y el hecho de que los demonios tengan nombre de digimons.

Todo esto, tan bueno, consigue que las carencias de la saga pasen un poco (sólo un poco) desapercibidas, como las soluciones sacadas de la manga y las batallas suicidas repletas de agujeros en la trama poco lógicos que anticipan malos resultados.

Sin embargo, estas carencias no son nada al lado de las de la edición de Destino, que ha publicado estas dos novelas con una traducción floja que seguramente ensombrece el estilo de Cassandra; por no hablar del trabajo de corrección (¿lo ha habido?), que hace pupa. Suelo achacar las malas ediciones a la crisis, pero estos libros se publicaron ya hace mucho, así que mi teoría no tiene más remedio que irse al carajo.

Este verano Ciudad de hueso llega a los cines, ¡yo no me la pierdo!

18 may. 2013

El club del ocaso a caballo



¿Qué importarán un caballo y un atardecer más en la historia de las cubiertas de literatura romántica adulta? Me estoy planteando coleccionarlas y montar un club.

17 may. 2013

Queridos culos, llega la revolución del e-Papel higiénico

A veces tengo el día tonto y hago cosas como ésta.

Poneos en la situación de vuestras posaderas... Ups (*= ▽=).

En digital y en papel, ¡que paséis un feliz viernes!

16 may. 2013

Clases de ortografía #4: sobretodo y sobre todo

Hay cosas que no son lo mismo, como las peras y las manzanas: 
  • Un SOBRETODO es una prenda de vestir que suele llevarse sobre el traje (como veis, todas las letras se escriben juntas).
  • La locución SOBRE + TODO significa 'mayormente, principalmente' (como veis, está formada por dos palabras separadas por un espacio).

Para que la información se os incruste bien en la zona blandita del cerebro a la que llegan las cosas nuevas, os he preparado esta imagen protagonizada por los señores Neo y Fiti (lo sé, son igualicos): 

Para quienes no lo recuerden: a Fiti le encantaba decir "mayormente" a todas horas.

En los libros es cada vez más raro encontrar la locución "sobre todo" utilizada incorrectamente, pero no ocurre lo mismo en las notas de prensa y demás textos de editoriales, que a veces dan la impresión de pasar por muy pocos filtros.

Aquí podéis ver varios ejemplos de este mal uso:

  • Alfaguara: "habla del amor, de la amistad y, *SOBRETODO, de la importancia de mantener vivos los sueños".
  • Edebé: "es, *SOBRETODO, la historia de Anaíd".

Estas frases quedarían así correctamente escritas:

  • Alfaguara: "habla del amor, de la amistad y, SOBRE TODO, de la importancia de mantener vivos los sueños".
  • Edebé: "es, SOBRE TODO, la historia de Anaíd".

Por suerte no todo son desengaños. Veamos dos buenos usos de "Neo" y "Fiti":

  • Anaya: "hombre de estatura elevada cubierto con un SOBRETODO".
  • SM: "SOBRE TODO porque los padres de Emily tienen mucho".

¡Muchas gracias por venir! Nos vemos en la próxima clase ;-).

15 may. 2013

Para los que estáis de exámenes


Ese sentimiento de yes-we-can cuando en Harry Potter todo Hogwarts estudiaba (y se estresaba) en la biblioteca... ¡Que estos días os sean leves, estudiantes!

14 may. 2013

Fotos con coloricos de "Croquetas y wasaps"


Ya os conté lo muchísimo que me gustó Croquetas y wasaps, lo nuevo de la princesa barra duquesa barra actriz y cocinera (o sea, Begoña Oro). 

Es un libro que sabe a verano, a risas, a unas pocas lágrimas, a cosa buena, a reflexión, a frescura, a dulzura y a palabras bien mezcladas. ¡Se merecía una sesión de fotos!


No voy a deciros quiénes son estos enamorados, pero sí que los ha dibujado Ricardo Cavolo, quien también ilustró Pomelo y limón. (El resto del bonitísimo diseño es cosa de Lara Peces).


A la izquierda, un zombi (o dos). A la derecha, un hermoso poema de Gil Vicente.


Y aquí la cara A y la cara B del casete (espero que sepáis qué es eso, muy jóvenes). Para escuchar la historia tendréis que abrir el libro.

Que paséis un feliz martes.

13 may. 2013

Los lectores no llevamos paraguas


Y si llevamos, aunque sean bien bonitos no los abrimos, porque nos gusta empaparnos de lo que nos cuentan los libros.

Que paséis un feliz lunes.

12 may. 2013

Plata para "París, luna roja" y oro para "Los días que nos (...)"


Dos años separan a estas dos cubiertas prácticamente idénticas: la de Belinda se lleva el oro por ser la primera, la original.

Ya estamos acostumbrados a que se reciclen las portadas, así que tampoco vamos a poner el grito en el cielo, pero ¿no os inquieta que se haya utilizado la misma fotografía para una novela adulta tan erótica como Belinda y para una novela juvenil como París, luna roja? Claro que según la editorial esta última es una obra "tórrida" y "en la línea de Cincuenta sombras de Greypara un público algo más joven". 

Qué manera de vender un libro, Destino. ¿Con eso de "en la línea de 50 sombras" te refieres a que la protagonista es una chica que se anula tantísimo como Anastasia Steele? Porque me preocuparía mucho que se estuviera publicando / fomentando ese tipo de literatura juvenil.


A estas dos cubiertas sólo las separan unos días (cómo juego con las palabras...), pero como no comparten país de publicación, tampoco es tan grave. La medalla de oro es para Los días que nos separan, por darse más prisa. [Gracias a Cris Muñoz por encontrar este parecido ;-).]

¡Que paséis un buen domingo!

11 may. 2013

"Cincuenta sombras de Grey" y "Cincuenta sombras más oscuras", de E. L. James

(Sin spoilers, no temáis.)

Anastasia Steele tiene 21 años, está a punto de graduarse en Literatura en la universidad, vive con su mejor amiga y nunca se ha enamorado ni acostado con nadie. Christian Grey tiene 27 años, es un empresario muy rico, esconde profundos traumas infantiles y disfruta de prácticas eróticas poco ortodoxas. El día en el que Anastasia y Christian se conocen... saltan chispas.

"Porno para mamás", "la trilogía erótica de la que todo el mundo habla", "un éxito entre las mujeres de Manhattan"... Se han dicho muchas cosas, buenas y malas, de Cincuenta sombras, la saga que ha catapultado a E. L. James a la fama; por eso me apeteció probarla. ¿En qué se fundaba su tremendo éxito?, ¿era un relato erótico más o aportaba algo nuevo?, ¿por qué tenía tantos fanes y detractores?, ¿de verdad bebía tanto de Crepúsculo?, ¿hablaba en condiciones y sin tapujos de la BDSM?

E. L. James no escribe con un estilo que quite el hipo, ni ha creado una historia profunda y original, ni intenta que las tramas y sus giros tengan siempre sentido, y desde luego Anastasia es una chica para dar de comer aparte (de su subconsciente y la diosa que lleva dentro mejor no hablamos). Pero James sí sabe, en cambio, cogerte de las orejas, sentarte en la silla y no dejar que te levantes hasta que terminas el primer libro, Cincuenta sombras de Grey. El segundo, Cincuenta sombras más oscuras, peca de repetitivo, pero igualmente hay algo que te anima a leer para saber qué va a pasar en el siguiente capítulo, porque James tiene esa habilidad de las telenovelas de darte y después quitarte, de enrollarse con un mismo tema sin llegar a quemarlo, de dejarte con la miel en los labios. 

Es decir, en todo momento intuyes cómo va a terminar la cosa, pero no puedes evitarlo: sigues leyendo, a pesar de esos párrafos que te saltas por aburridos o demasiado reciclados (sobran páginas). Eso no quita, claro, que vayas a leer entre resoplidos, ojos en blanco y muchas vueltas a la cabeza. Aunque precisamente eso es lo bueno que me han aportado estos dos libros: la constante reflexión durante la lectura. Qué problema tiene Anastasia con la comida, por qué cree que merece una relación en la que no es feliz, por qué disfruta tanto de un novio tan dominante y obsesivo y absorbente y celoso y controlador, por qué se asusta cuando le pide permiso a Christian para llevar ese vestido corto o quedar con sus amigos o salir a tomar una copa, por qué  pide permiso, por qué se anula de esa manera, por qué una relación tormentosa de apenas unas semanas parece suficiente para decir "para siempre" o "sin ti me muero"... Me ha hecho pensar. Porque la realidad, no nos engañemos, siempre supera la ficción.

Cincuenta sombras es una saga que atrapa, excita y espanta a partes (casi) iguales. Espanta porque me parece que la autora comparte la visión romántica-anuladora de Anastasia. El comportamiento de Christian, un tipo que ha tenido una infancia horripilante, puedo llegar a entenderlo, y de hecho es un personaje que a su manera evoluciona; pero a Anastasia, que no para de involucionar, no sé todavía por dónde cogerla, sólo puedo sentir lástima por esa sombra de sí misma en la que se convierte.

El cierre de la trilogía.
Entiendo el atractivo de la trilogía de James, y no voy a negar que en (una pequeñísima) parte Christian puede ser un hombre deseable, pero para explicar su éxito sólo se me ocurren tres factores: la suerte, las circunstancias literarias y una campaña de marketing de aquí a la Luna.

No voy a no recomendaros Cincuenta sombras: leedla si tenéis curiosidad, o si queréis hacer una lectura crítica, o si simplemente queréis dejaros llevar. Pero si os apetece literatura erótica más salvaje y sensual, y mejor escrita os recomiendo Las edades de Lulú (Almudena Grandes) y la trilogía La Bella Durmiente (Anne Rice).

Por cierto, qué bien sienta que en Grijalbo sepan distinguir entre le y les. Me he emocionado y todo.

9 may. 2013

Clases de ortografía #3: queísmo y familia

Hoy vamos a hablar del queísmo, que es el 'empleo indebido de la conjunción que en lugar de la secuencia de que'. Vamos a quedarnos con dos casos habituales: INFORMAR DE ALGO a alguien y DARSE CUENTA DE ALGO (+ aquí).

Aunque puedan pareceros unas construcciones básicas y de hecho las uséis con total corrección, a veces aparecen mal escritas, como sucede en Atrapa la luna:

  • P. 41: Y quedé INFORMADA, crípticamente, QUE la luz sobre el armarito de las medicinas funciona.
  • P. 213: ¿No te has DADO CUENTA lo raro QUE está todo últimamente?

Así quedarían las frases bien escritas:

  • Y quedé INFORMADA, crípticamente, DE QUE la luz sobre el armarito de las medicinas funciona.
  • ¿No te has DADO CUENTA DE lo raro QUE está todo últimamente?

Además, en esta novela aparece otra incorrección del estilo, casi de la familia: el verbo "acordarse" (pronominal del verbo "acordar") como sinónimo de "recordar" se utiliza de forma incorrecta:

  • P. 223: ¿TE ACUERDAS CUANDO empezamos y me preguntaste (...)?

La forma correcta es ACORDARSE DE ALGO:

  • ¿TE ACUERDAS DE CUANDO empezamos y me preguntaste (...)?

Probad a leer las frases en voz alta: ¿qué tal os suenan con el queísmo y sin él? Recordad: es amigo de Voldemort.

Entre las concesiones que ha hecho la RAE en los últimos años hay cosas que hacen castañear los dientes; sin embargo, y para tranquilidad de muchos, sigue habiendo faltas de ortografía por las que la RAE todavía no ha pasado por el aro.

Son precisamente esas incorrecciones las que hacen que se me quede cara de Pikahontas cuando las encuentro en los libros. Un poquito de por favor.

8 may. 2013

Dijo el fabricante de lápices...


"Los libros son la riqueza atesorada del mundo y la adecuada herencia de generaciones y naciones (...) y ejercen en la humanidad una influencia mayor que la de los reyes o emperadores." – Henry David Thoreau, escritor, naturalista y fabricante de lápices.

Qué bonitos son los marcapáginas de Impedimenta.

7 may. 2013

¿4 4 6794 729 6794 4?


¿Es cosa mía o hay números escondidos en las letras de la cubierta española de Días de sangre y resplandor? 4 4 6794 729 6794 4: me recuerdan a los números de Lost.

6 may. 2013

"Rebeldes", de Susan E. Hinton, en "The Big C"


En el capítulo 2x12 de The Big C recomiendan Rebeldes, libro que escribió Susan Eloise Hinton en 1967 ¡con 17 años! y que hoy es ya todo un clásico de la literatura juvenil. Y yo con estos pelos, sin leerlo ni ver la película que le hizo F² Coppola... 

The Big C es una serie de Showtime que cuenta la historia de Cathy: su cáncer, su lucha, su familia, los amigos que se convierten en familia. Es un relato duro pero lleno de fuerza, y se desarrolla con gran humor y delicadeza. A lo mejor os gusta.

5 may. 2013

Feliz día, mamás

Hoy es un día de esos en los que todo sabe más dulce, y es que celebramos el Día de la Madre. Me gustaría pensar que el de las buenas madres; y madres de todo tipo, ¡incluso de libros!, porque estos también hay que parirlos, alimentarlos y cuidarlos.

Para celebrar este día voy a regalarle a mi madre un libro; de un escritor francés, porque le gusta mucho todo lo francés. Y creo que algo de chocolate. Y un zumo de naranja. Y un ratico en familia. Y mimos. Algo sencillo pero con muchísimo amor, porque mi madre es una mezcla interesante y cálida de cosas buenas, y un apoyo constante y feroz.

Feliz día, mamá.

4 may. 2013

Mix de cubiertas LIJ a lo Maxibón

Inspirada en el fantástico y recomendabilísimo "Mix the Book" de Maxibón, que consiste en mezclar cubiertas de libros para crear nuevas historias, esto es lo que mi amigo Photoshop y yo hemos conseguido:

  

El resultado de mezclar y agitar Harry Potter y el cáliz de fuego y Segundo grado en Torres de Malory ha sido Harry Potter en Torres de Malory. ¿Cómo sería una historia escrita a cuatro manos entre J. K. Rowling y Enid Blyton?

Después me he puesto a cortar y pegar las cubiertas de Las ventajas de ser un marginado y Teo (en la granja). Ser Teo tiene muchas ventajas: eres pelirrojo, cualquier cosa es una aventura, todo es candor y muchedad...

  

El mix de Una canción para ti (qué novela tan bonita) y Oksa Pollock da como resultado Una canción para Oksa Pollock. He leído cosas horripilantes sobre el libro de Oksa: a lo mejor es que le faltaba una canción, como a los novios en las bodas. 

Y aprovechando que Lola y el chico de al lado (de la escritora de Un beso en París) y Ojos azules en Kabul (de @anabelbotella) están tan de moda, posan juntos para Lola y el chico de al lado en Kabul. (¿No os recuerda un poco al viaje que hace Suzana en Días de sangre y resplandor? No explico más porque tengo cierto respeto por los círculos en el infierno para quienes sueltan spoilers.)

Y hasta aquí el mix de cubiertas de hoy; espero que os haya gustado aunque sea un poquito, ¡porque tengo más preparados! Que paséis un feliz sábado.

3 may. 2013

El libro de la semana, con un antídoto contra nubes negras


Esta semana al buzón ha llegado un paquete muy especial desde Plaza & Janés. Dentro había dos cosas: una cajita de pastillas de mentira que son golosinas de verdad que a su vez son un antídoto contra los días de nubes negras + Helen no puede dormir, la nueva novela de Marian Keyes.

¿Cómo resistirse? Además, la protagonista es detective privada, y los libros con protagonistas así me chiflan (léase Stephanie Plum); por no hablar de que lo que escribe Keyes siempre está muy rico (y no lo digo sólo por sus pasteles).

¡Que paséis un feliz viernes! Y a leer, a leer.

2 may. 2013

Para los que tenéis puente...

 y para los que no pero vais a leer igual :-).

1 may. 2013

Clases de ortografía #2 (y un culo): dignarse

Hay expresiones que por puro contagio terminan escribiéndose y diciéndose mal. Uno de los casos más famosos es el del verbo pronominal "dignarse", que significa 'tener a bien hacer algo'.

Para formar una frase con este verbo sólo se necesitan dos cosas, el propio verbo y el infinitivo que queramos usar; es decir, no se debe anteponer la preposición "a" al infinitivo. Así, la forma correcta de usar este verbo es DIGNARSE + HACER ALGO.

Al principio puede sonar raro, pero es cuestión de acostumbrar el oído y nuestro músculo más fuerte (la lengua, nuestro Hércules).

Esta incorrección puede verse, por ejemplo, en los siguientes libros de Alfaguara:

  • Promesa de sangre, página 462: "dejaba atrás a los estudiantes sin dignarme a mirarlos".
  • Días de sangre y resplandor, página 328: "la primera vez que se dignó a hablarle".

Así quedarían las frases bien escritas después de eliminar la preposición "a":

  • "dejaba atrás a los estudiantes sin dignarme mirarlos".
  • "la primera vez que se dignó hablarle".

Sin embargo, como ocurrió en la clase anterior, aquí también hay trampa: la RAE, sobrepasada, ahora dice que no hay por qué censurar la anteposición de la preposición al infinitivo. O sea, decir "dignarse + a + hacer algo" no sería ya una patada al diccionario.

La tristeza de la RAE es que parece que su labor empieza a limitarse a poner tiritas en la herida en lugar de curarla con alcohol y agua oxigenada.

El panorama actual y los hablantes de ahora parecen venirle grandes. Y por eso ahora todo vale, y lo que no vale hoy seguro que valdrá mañana; y entonces no importarán un pimiento las normas y habremos destrozado una cosa preciosa.

Si seguimos así, el futuro será del ola ke ase ke ago lo ke me dah la gana, mira tú. El lenguaje SMS (o Guasap, o Line, o...) será el menor de nuestros problemas.

Querida RAE: bajarte los pantalones y enseñar el culo es una "solución" a corto plazo y un problema a largo. Ve a la raíz, cava hondo y encuéntrala: es la educación, préstale atención (¡pareado!). Y a por ella, con todas tus armas y tus letras; tienes cómodos sillones desde donde hacerlo. Y no me fastidies, por favor, diciendo que hasta los hablantes más cultos hablan mal y que por eso no te queda más remedio que ceder: te queda mucho remedio, es cuestión de querer. Además, no tienes un culo tan bonito como para ir aireándolo por ahí.