7 ago. 2013

¡Lo nunca visto!, ¡imperdible, imperdible!


Suelo hacer lo mismo que Enriqueta y Fellini cuando la promoción de un libro dice que la historia no me dejará indiferente. Si eso luego, al rato, vuelvo y le echo un vistazo, pero sin agobios.

6 comentarios :

  1. jajajaj qué bueno! Yo también intento huir de esos libros rodeados de marketing - cada vez más, ya que la mayoría resultan ser una decepción enoorme -.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Haría lo mismo, me dan ganas de leer un libro si sé poco sobre él a que le hagan mucha publicidad, aunque eso a veces me ha ayudado a leerlo pero no pasa muchas veces.

    ResponderEliminar
  3. La promoción es importante... pero de ahí a lo que se llega a ver en algunos casos... En fin, yo seguiré guiándome por reseñas antes que por campañas de marketing.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que buena tira!
    Es exactamente lo que se hace :D

    ResponderEliminar
  5. Alba, descansa estos días. No puedo comentar en la última entrada, así que te lo dejo por aquí :). Besos.

    PD. Yo también hago lo mismo que tú. Una vez alguien me dijo que cómo podía considerarme buena lectora si no había leído nada de Brown. Sí, con esa misma cara me quedé yo. Y entre nosotras, todavía no he probado una de sus letras... ¡Tiempo al tiempo!

    ResponderEliminar
  6. nice blog http://wallpaper002.blogspot.com/

    ResponderEliminar