12 jul. 2013

Lolita Butterfly y los seudónimos


Lolita Butterfly es una fashion victim de ocho años. Bueno, en realidad se llama Dolores Morera, pero ese nombre es tan poco chic que no va a ninguna parte (lo dice ella), así que en sus tiras cómicas prefiere utilizar un seudónimo más glamuroso. 

Lo mismo pasa con muchos escritores: en lugar de firmar "Perico Pinzones" o "Margarita López", se ponen nombres como "Peter Pisquiu" o "Margari T. Austen", que suenan más exóticos y huelen más a superventas.

Y vosotros, ¿qué haríais? Si vuestro nombre es más aburrido que ver crecer a una seta y fuerais a publicar un libro, ¿firmaríais con vuestro nombre real u os pondríais un seudónimo mega-misterioso/glamuroso? ¿O a lo mejor esto de los seudónimos os parece una soberana tontería?

12 comentarios :

  1. Yo me pondría un seudónimo. ¡Me encantan! Creo que es un punto a favor de la lectura: ¡no sabes quién escribe!

    ResponderEliminar
  2. A mi lo de los seudónimos me parece muy curioso, es igual que un mote, otro nombre por el que te conozcan aunque tampoco me gustaría "perder" mi nombre...
    Sería algo para pensar, además no soy buena con los seudónimos :P

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Hombre, hay nombres y nombres. Yo con el mío estoy contento, pero si me llamara, por ejemplo, Fernando González Pérez, pues igual sí que me plantearía lo de buscar un seudónimo o adornarlo un poco. Más que nada porque, a mí como lector, el tal Fernando no me llamaría la atención en la librería salvo que conociera ya el libro, al autor, etc. Después de todo, lo de publicar también es una forma de negocio, y posicionar es tan necesario para vender como en cualquier otro negocio. Otra cosa es como lo entienda cada uno. Si te gusta tu nombre aunque sea común y pasas de negocios, pues adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad... ¿Por qué tendremos estos prejuicios con los nombres? Un Fernando no llama, pero un Franky S. Frank, por decir algo... vende la tira de libros... ¡Es raro, curioso y si te lo miras bien un poco triste.. xD!

      Eliminar
    2. Digamos que los nombres en inglés llaman más.
      Hay algo inherente en ellos que nos atrae sin que lo podamos evitar (o, por lo menos, en mi caso). Un ejemplo de ello es J.K. Rowling.
      ¿Os imagináis que se hubiera llamado Josefina y lo hubieran escrito tal cual?

      He de añadir que personalmente me encantan los pseudónimos. Así que no sabría qué decidir. Mi nombre está bien; no me llamo Fernanda, así que supongo que todo sería llegar a mis lectores.

      Pd.: No tengo nada en contra de los nombres Josefina y Fernanda.
      Saludos y despedidas. ~

      Eliminar
  4. Mi apodo artístico sería "Papa Bicho" y sip! es sin acento. Por que tiene mucho significado para mi. Incluso firmaba así mis pinturas. Hmmm... *se va a pintar*

    ResponderEliminar
  5. yo me pondria uno o cambiaria ligeramente el nombre. no del todo eso si :D

    ResponderEliminar
  6. Lo cierto es que yo nunca había relacionado el uso de seudónimos con una intención de llamar la atención del lector a fin de vender más. La mayoría de personas (en la red o nuestra vida real) tenemos motes, apodos, usamos abreviaciones o ligeras modificaciones en nuestro nombre... Siempre porque hay palabras que nos hacen sentir más identificados que nuestro propio nombre (que, al fin al cabo, no lo elegimos). Si yo publicase una novela (cuento, cómic...) no lo haría bajo el nombre de Águeda Sánchez Romacho, aunque sea el mío, sino bajo un seudónimo más personal, más íntimo, algo elegido por mí, que yo sienta más cercano a mí misma, que me represente bien. Nunca pretendiendo sonar más comercial, vaya.

    ResponderEliminar
  7. Es difícil, por una parte es mejor el nombre pero si quieres darte un toque más artístico... yo no sabría qué hacer, odio mi apellido pero al mismo tiempo se memoriza con muchísima facilidad xD

    ResponderEliminar
  8. Ildefonso Falcones, Lucía Etxebarría, Arturo Pérez-Reverte, Matilde Asensi... No es que tengan demasiado de extravagantes, ¿no?

    Un pseudónimo mola mucho... Si no te importa que luego nadie te conozca por tu nombre (que igual esa es la idea). También un contra de utilizarlos es que luego, cuando se descubre que Thomas S. Gark se llama Enrique Monzón, se pierde mucho glamur :P Apostemos por los nombres nacionales, ¡LEñE! :-D

    ResponderEliminar
  9. Amo mi nombre y si publicara un libro, lo haría con el mío, porque el libro es mío, mío y mío. Me pasearía contenta y orgullosa con el libro en la mano tooooodo el día, jajaja. ¿Muy infantil? Tal vez, pero qué les parece encontrarse con "Los espíritus de Sasha de Natasha Jacentiuk"... ¿Me comprarían el libro? Más les vale decir que si, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. Yo tambien amo mi nombre, pero igual decidí usar un seudónimo para publicar, de igual manera, use mi nombre y apellidos abreviados, me funcionó muy bien :D yo lo hice por la privacidad :3

    ResponderEliminar