9 jun. 2013

Crónica de mis tres días en la #BLC2013

Hace una semana pasó algo bonito, la Blogger Lit Con, una quedada anual de blogueros literarios que desde 2010 se celebra en la Feria de Madrid. 

La idea de organizarla nació en el foro que en su día tuvo esta casucha: por aquel entonces éramos muy poquitos blogueros, y nos apetecía ponernos cara. Desde entonces ha llovido mucho y la quedada se ha convertido en algo gigantesco: este año hemos revolucionado el Retiro unos 260 blogueros. Ole. ¿Quién decía que los jóvenes no leemos y no nos movemos ;-)?


Viernes 31 de mayo: preQuedada

Lo primero que hice cuando llegué a Atocha y respiré Madrid fue mirar al cielo: sol, por fin. Lo absorbí. Estaba ahí para mi blanco nuclear y yo. Después de ese momento íntimo entre los dos, me metí bajo tierra; mi destino era el hotelito que iba a compartir con Maite (con una compañera de habitación con una sonrisa como la suya, ya se puede ♥).

Fotografia © Maite.

Dejé las maletas, me quité el calor de encima, cotilleé los canales de la televisión y salí a la calle. Recogí a la cazadora en una crepería pequeñita y fuimos callejeando hasta Callao. Allí esperaba el pre-mogollón, porque la cita de ese día era la presentación de Show, el nuevo libro de Javier Ruescas.

Fue un poco abrumador encontrarnos con tantísimos blogueros: caras conocidas y por conocer, sonrisas, madalenas de chocolate de parte de la que al día siguiente se convertiría en Miss Blogger 2013, dos besos, por fin conocí a Elwen, Iria me dio un abrazo de oso amoroso, volví a ver a Esme (muy dulce) y Dani (con él se te pasa el rato volando), mariposas en el estómago...

La sala de la presentación estaba a reventar, así que Maite y yo, discreticas, nos quedamos con los culos contra la pared del fondo; además, todavía no habíamos leído el libro anterior a Show, así que spoilearnos no nos emocionaba mucho. Pero, de repente, algo hizo que nos despegásemos de la pared y abriéramos bien las orejas: ElectricNana, guitarra en mano, cantando. Cómo me gustó la voz de esa chica.

Terminada la presentación, los blogueros nos fuimos a cenar, y después de prácticamente asaltar un Burger King hubo tiempo para socializar con más calma y elevar nuestro frikismo hasta niveles superiores.

Sábado 1 de junio: quedada

Casi había conseguido dormirme cuando sonó el despertador. Y arriba, a prepararse mientras en la tele echaban esos dibujos tan cuquis de los ponis.

Maite se escapó un momentito a Atocha para recoger a unos cuantos escritores y yo me fui al Retiro, lugar de reunión de la quedada.


Sabía que iba a ser algo grande, pero madre mía: cabezas y cabezas y cabezas. Localicé a varias conocidas y me quedé con ellas, y mientras saludé y di besos (Verónica, Xikitas, Inma, Marina...), vi a Bella de acá para allá con el megáfono, compartí nervios...

Fotografía © Cirenia / Aineric.

Saludo de bienvenida e indicaciones de la organización, que lo tenía todo medido al milímetro, "decid patata" para la foto grupal y a la aventura.

Pertrechados con nuestras cintas blancas y naranjas, nuestra tarjetita identificativa, y nuestras mochilas con comida y toalla, los 260 nos fuimos desperdigando por el parque, en el que no paraban de girarse cabezas preguntando qué regalaban y de dónde habíamos salido.

Fotografía © Ligeia.

Patear la Feria del Libro de Madrid con buen tiempo y gente buena es un subidón, tanto que los del grupete de blogueros que nos habíamos unido para hacer la fuerza en medio de tanto caos, en algún momento nos fuimos a rebozar un rato en la hierba.

Mucha charla, muchas risas, mira qué libro regalaban en la caseta de Maeva a los 100 primeros que se acercaran (yo llegué tarde), ¿quieres zumo?, qué bien se está, por qué regalarían una Cosmopolitan con ese libro... Y en esas estábamos Maite, Ligeia, Jota, Liki, Sanse y yo cuando hubo algo en la Cosmopolitan que nos dejó ojipláticos: un anuncio de un tanga que se pegaba al culo, sin tiras. Demasié.

Y así, entre pitos y flautas, llegamos al jardín donde se iba a celebrar un picnic con Begoña Oro, la escritora de Pomelo y limón y Croquetas y wasaps. ¿Hace falta decir más?

Fotografía © Fernando Sancho.

Como imaginaréis, fue muy croquetil: todos tirados en la hierba en corros, bolsones de patatas, sorteos, un fotógrafo que trepaba por los árboles... Y croquetas, ¡alguien llevó croquetas! No pude probarlas, pero doy fe de que olían de maravilla.

Fotografía © Fernando Sancho.

Hubo muchas cosas buenas ese día, pero con los juegos que habían preparado los organizadores me lo pasé como una enana. Mi equipo, el fabuloso equipo Equipo 2, no ganó nada, pero el buen rato que pasamos adivinando portadas, libros y personajes fue insuperable.

Después hubo charlas, presentaciones, paseos por la feria... Al final unos poquitos terminamos en el césped escuchando a David Lozano, que se sentó con nosotros a hablar de sus proyectos, del oficio del escritor y de lo que quiera que le preguntáramos. Majete y natural, me gustó.


A lo largo de la tarde fui recolectando una barbaridad de marcapáginas. Los que más ilusión me hicieron fueron los que llevaron los blogueros, ¡hay que ver qué arte!

Y así, poquito a poco, las horas fueron comiéndose el sol. Cenamos y nos despedimos, algunos hasta el día siguiente y otros hasta el año que viene...

Domingo 2 de junio: posQuedada

Esa mañana me despedí de la cazadora. Nuestro encuentro había sido breve pero intenso, así que llegué al Retiro un poquito triste. Es lo que tienen los adioses... Menos mal que saliendo del Metro me encontré con la energía y la alegría de Alendax.

Llegamos justo a tiempo para la charla de Anabel Botella y Laia Soler, blogueras y escritoras. Fue súper interesante y muy participativa, y me quedé con ganas de más. ¡Para la próxima!

Y a comer, aunque esta vez no en mogollón sino acompañada de Cirenia, divertida y más maja que las pesetas. Comimos, hablamos, nos dimos un paseo por los puestos de libros de la Cuesta de Moyano y volvimos al Retiro, yo para despedirme de los demás.

Tenía que coger un tren y ya llegaba tarde, pero no podía, de ninguna manera, irme de la Feria sin haber comprado ni un solo libro, así que con el turbo puesto (y acompañada de unas pacientes Natt y Cirenia) alcanzamos la caseta de la editorial Hidra: mi misión era hacerme con lo nuevo de Cotrina, La canción secreta del mundo (dice Cloe que es brutalmente bueno).

Libro + libreta de Un beso en París + primer capítulo de Las carreras de Escorpio.

Estaba en plena siguiente misión (atravesar toda la santa Feria -domingo, sol, a rebosar de lectores- para llegar al Metro) cuando nos encontramos con Begoña Oro. No había podido despedirme de ella el día anterior, así que le eché un beso al destino por darme ese momentito. Y alucinad: tampoco había podido despedirme de Dani (la verdad es que despedirse de todos estaba complicado), y de repente me lo encontré bajo tierra en no sé qué estación. Hay casualidades bonitas. Y el último beso y a correr. Al final llegué al tren hiperventilando, pero llegué.

El fin de semana de la #BLC2013 fue fantástico, un pequeño campamento de libros y gente estupenda. El año que viene más. Muchos besos y muchos abrazos.

24 comentarios :

  1. Fue un día bonito ;) Me alegra haberte conocido y haber pasado unos minutos contigo. Para la próxima charlamos un poquito más.

    Un besote, Letrera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, que casi no nos vimos! Era normal, con tantísima gente, pero aun así me dio penica no estar más. Para la próxima ;-).

      Eliminar
  2. Jo, hay días que deberían durar más.
    Te echo de menos.

    Un megabrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otro para ti. Qué desayunos nos pegamos <3.

      Eliminar
  3. Me parto con lo del tanga adhesivo xDDDDDDDDDDDDDDD Fue, sin duda, lo más impactante del día.

    Fue un placer conocerte, sabes que lo fue, y me da muchísima pena que el día se acabase tan pronto.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue mutuo, y también lo sabes ;). ¡Nos vemos pronto! Y mientras, pues a leerse.

      Un besico.

      Eliminar
  4. Que divertido Alba, ¡sin duda fue un gran finde!
    Llevo ¿3? años queriendo ir a la Feria del Libro y nunca puedo porque me coincide con finales en la Uni... a ver si el año que viene que termino puedo ir y poneos cara. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Oyoyoy, "acompañada de Cirenia, divertida y más maja que las pesetas". Qué mona eres. Qué divertida fue esa mañana, entre libritos baratitos que casi me arruinan xDD.

    Si ya me caías superbien antes de conocerte en persona, esos días me encantaste *_____________*. ¡¡¡Hasta el año que viene!!! :)

    ResponderEliminar
  6. Envidiaaaa. Envidiaaaa malsanaaaaaa. Jeje. Gracias por compartir la experiencia. Así la he podido vivir un poquito...

    ResponderEliminar
  7. Qué chulas quedan las fotos :o) aunque yo no pude asistir a las reuniones sobre la hierba, estaba trotando por la feria XD Qué precioso el marcapáginas de la princesa!!!!
    Besotes feriantes.

    ResponderEliminar
  8. Qué chulo todo! ;O; ojalá alguna vez pudiera ir también~ ;__;

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de que os lo pasarais tan bien :). ¡Qué grande es la familia Blogger, madre mía!

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Jolín, se nota que fue un fin de semana muy especial. Me alegro de que lo disfrutaras tanto ;)

    ResponderEliminar
  11. Ainsssss ahí está mi marcapáginas! jajaja me alegro de que lo pasaras tan bien :) ojalá pudieramos haber hablado un poquito más. Pero bueno, para la próxima :D
    Me ha sorprendido que me distinguieras en twitter! :) y me sigues tanto en el del blog (@inm_millonesde) como en el personal (@inmotita). Me hizo mucha ilu jo jajaja

    Un beso enorme, Alba!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año que viene más y mejor, Inma ;). Otro besote.

      Eliminar
  12. Habría sido genial encontrarnos de sopetón en la feria o en el metro y ser una casualidad más de las que cuentas ;)
    GRACIAS POR LA SUPERCRÓNICA, amore, ojalá hubiese podido ir, pero me fue imposible, ni escaparme un ratito a comer croquetas pude :( el año que viene no me lo pierdo :)
    Un abrazote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día y en algún lugar, eso seguro, Mara <3.

      Eliminar
  13. ¡Fue una placer volver a verte después de tanto tiempo! Me alegra que lo pasaras tan bien :)

    ResponderEliminar
  14. Gran crónica, de tres grandes días. La verdad que ha sido una sorpresa conocerte, muchas gracias por esas bonitas palabras que me dedicas, el tiempo también se pasa rápido al lado de una letrera ;). Nos vemos prontito, seguro, seguro, con o sin ofertas de hamburguesas. Un muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chico de las ofertas, jajaja. Y lo bien que nos vinieron, Dani ;).

      Un besito.

      Eliminar
  15. Que envidia! Haber si el año que viene puedo ir.Besos

    ResponderEliminar
  16. Me hubiera gustado ir, pero ese fin de semana me fui de viaje, quizás para el año que viene. :)

    ResponderEliminar