1 may. 2013

Clases de ortografía #2 (y un culo): dignarse

Hay expresiones que por puro contagio terminan escribiéndose y diciéndose mal. Uno de los casos más famosos es el del verbo pronominal "dignarse", que significa 'tener a bien hacer algo'.

Para formar una frase con este verbo sólo se necesitan dos cosas, el propio verbo y el infinitivo que queramos usar; es decir, no se debe anteponer la preposición "a" al infinitivo. Así, la forma correcta de usar este verbo es DIGNARSE + HACER ALGO.

Al principio puede sonar raro, pero es cuestión de acostumbrar el oído y nuestro músculo más fuerte (la lengua, nuestro Hércules).

Esta incorrección puede verse, por ejemplo, en los siguientes libros de Alfaguara:

  • Promesa de sangre, página 462: "dejaba atrás a los estudiantes sin dignarme a mirarlos".
  • Días de sangre y resplandor, página 328: "la primera vez que se dignó a hablarle".

Así quedarían las frases bien escritas después de eliminar la preposición "a":

  • "dejaba atrás a los estudiantes sin dignarme mirarlos".
  • "la primera vez que se dignó hablarle".

Sin embargo, como ocurrió en la clase anterior, aquí también hay trampa: la RAE, sobrepasada, ahora dice que no hay por qué censurar la anteposición de la preposición al infinitivo. O sea, decir "dignarse + a + hacer algo" no sería ya una patada al diccionario.

La tristeza de la RAE es que parece que su labor empieza a limitarse a poner tiritas en la herida en lugar de curarla con alcohol y agua oxigenada.

El panorama actual y los hablantes de ahora parecen venirle grandes. Y por eso ahora todo vale, y lo que no vale hoy seguro que valdrá mañana; y entonces no importarán un pimiento las normas y habremos destrozado una cosa preciosa.

Si seguimos así, el futuro será del ola ke ase ke ago lo ke me dah la gana, mira tú. El lenguaje SMS (o Guasap, o Line, o...) será el menor de nuestros problemas.

Querida RAE: bajarte los pantalones y enseñar el culo es una "solución" a corto plazo y un problema a largo. Ve a la raíz, cava hondo y encuéntrala: es la educación, préstale atención (¡pareado!). Y a por ella, con todas tus armas y tus letras; tienes cómodos sillones desde donde hacerlo. Y no me fastidies, por favor, diciendo que hasta los hablantes más cultos hablan mal y que por eso no te queda más remedio que ceder: te queda mucho remedio, es cuestión de querer. Además, no tienes un culo tan bonito como para ir aireándolo por ahí.

32 comentarios :

  1. Me ha parecido una gran aportación. Expresarse correctamente es algo a lo que poca gente aspira (desde mi conocimiento) y debería hacerse más hincapié en las escuelas, pero no como mera imposición de reglas ortográficas que uno se tiene que aprender de memoria hasta interiorizarla como por ejemplo: se escribe "m" antes de "b" y "p". Aprender a través de la lectura, de interpretar pequeñas piezas de teatro, disfrutar con el diálogo entre compañeros, así sí se fomentaría el uso correcto de la lengua.

    Aspiro a ser un futuro maestro de primaria. En mis orígenes iba encaminado hacia la Educación Física, de hecho soy Diplomado en Magisterio de esta especialidad, pero ahora tengo la sensación de que puedo ser más útil impartiendo las materias principales de primaria: Matemáticas, Lengua y Conocimiento del Medio. Creo que este sentimiento ha surgido por la necesidad imperiosa de cambiar el modelo educativo que tenemos actualmente, basado en la transmisión de unos conocimientos que están plasmados en un libro que ha sido escrito por alguien que no es experto en docencia.

    A los peques les gusta estar de un lado para otro, curiosear, preguntar, sentir con sus propias manos, partir cosas, colorear, crear... porqué no aprovechamos todas esas ganas de aprender. Cuando tenga que tratar apartados de literatura o algún contenido de Lengua, lo que me gustaría hacer sería sacar el mundo que se oculta entre las páginas de algún libro de literatura infantil/juvenil y que ellos mismos sean sus protagonistas, cada personaje tiene vida, porqué no podemos conocerlos en persona a través de la interpretación, ya tendrán tiempo de leer para ellos mismos con su propio "leedor".

    Por último quiero añadir que no soy un experto de la lengua, soy consciente de mis limitaciones, por ello pido disculpas antes de que alguien suelte algo por una cosa que dije de manera equivocada, pero estoy abierto a las críticas constructivas y a las correcciones, prefiero admitir mis errores antes que enseñar el culo, sinceramente.

    P.D. Este blog y El Tiramillas son recursos que me gustaría utilizar en mis clases, si es que tengo la suerte de entrar claro. Con 22 años aun me queda mucho camino hasta alcanzar esa meta. Muy buena entrada, espero la siguente =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es vocación de maestro, Eleazar ;). ¡Suerte en el camino!

      Eliminar
  2. Es verdad que suena feo, pero yo no lo sabía. Habrá que acostumbrarse ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Fantástico! ^^

    Pero me ha surgido una pequeña duda. ;) La construcción 'dignarse + hacer', ¿se trata entonces de un verbo modal? Es decir, cumple algunos requisitos de estas perífrasis, pero por otro lado no es posible cambiar el infinitivo 'hacer' por cualquier otro...

    ¡Mil gracias! ·3· Y esperamos con impaciencia el siguiente capítulo. (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm, buena pregunta... En la teoría no lo es, pero en la práctica en según qué casos lo parece. A lo mejor puede considerársele una especie de primo lejano, vete a saber :P.

      Eliminar
  4. Otro error que cometo muy a menudo y que pienso que es correcto. Pues ahora que no se me escape nunca más.
    Gracias, de nuevo, por otra clase de ortografía :)

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar, perdón por mi verborrea matutina. Debe ser el día festivo.

    El problema con la RAE es que a veces pensamos que es una institución normalizadora, capaz de dictar cómo debe usarse la lengua, y esto no es así. Su deber es reflejar el estado de la lengua española, y si ésta varía, los cambios deben reflejarse en las diferentes publicaciones a su cargo.

    Lógicamente, estas modificaciones deben hacerse cuando se encuentran bien implantadas en la lengua (para asegurarse de que no sean algo momentáneo), y generalmente se toman como referencia las obras publicadas, de la misma manera que se tomaron las obras de los clásicos como modelos (las llamadas Autoridades). Además, el hecho de que los académicos tengan ya cierta edad, y por tanto se muestren más conservadores, asegura que cuando la RAE cede en algo, sea en cambios que en general están bien aceptados y asegurados en la lengua.

    Así, los últimos cambios respecto a la tilde o acento gráfico, que ahora hacen incorrectas palabras como "*guión", y los pronombres "*éste" y "*sólo" ni siquiera han sido aceptados por todos los académicos, y autores como Javier Marías han escrito artículos bastante conocidos con este tema. Precisamente los ejemplos de los pronombres "este" y "solo" nos dan idea de lo que comentaba sobre los cambios: hace quince años era incorrecto escribirlos sin tilde; luego pasaron a estar aceptados sin tilde, aunque se recomendaba la otra forma; hace no mucho se recomendaba escribirlos sin tilde pero se aceptaban en su forma tradicional; hoy se considera incorrecto escribirlos con tilde.

    Por supuesto, estas nuevas normas ya han sido aceptadas por algunas editoriales (el otro día me lamentaba de ello leyendo "Dinero a mansalva", publicado por "Plaza y Janés" el año pasado), y serán incluidas en los libros de texto de las nuevas generaciones. Pese a Marías, o a mí, es un hecho ya establecido.

    Pero, ¿qué ha llevado a estos cambios? Simplemente que los usuarios de la lengua han ido escribiendo cada vez en mayor medida estas palabras de forma errónea, hasta que la mayor parte de los usuarios han dejado de verlos como fallos ortográficos, y la institución se ha visto obligada a aceptarlos.

    ¿Están (o estamos) destruyendo la lengua con esto? Pues no lo creo. En muchas ocasiones se ha comparado una lengua con un organismo vivo, que nace, crece se desarrolla, y a veces muere, y no es menos cierto que a pesar de todas las modificaciones, en realidad seguimos escribiendo esencialmente la misma lengua de Cervantes, Quevedo y el resto de tan noble plantilla, con muy pocos cambios desde el siglo XVIII (este pensamiento me sigue dando esperanza). Y la RAE ha hecho un gran papel en ello, incluso a través de gobiernos diferentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero ha sido una verborrea interesante :)!

      Sí que me parece bien, y lógico, y natural que la lengua evolucione y se adapte al tiempo que le toca. Lo que me hace poner los ojos en blanco es que algunos cambios que está haciendo la RAE son simples parches.

      Claro que la lengua está viva y por tanto cambia, pero si lo hace porque gran parte de la sociedad habla mal porque la educación falla (y la educación es la base de cualquier cosita que funciona y no funciona en esta vida), ahí ya me llevo las manos a la cabeza.

      Si no vamos a la raíz del problema va a seguirse hablando mal, y vamos a seguir contagiándonos, y entonces vendrá la RAE a poner otro parche. Y otro, y otro. Y al final gritaremos "a la mierda" en plan Fernando Fernán Gómez y pasaremos de la norma, porque, total, va a cambiar al día siguiente :-(.

      O sea, sí al cambio natural de la lengua y la consiguiente adaptación de la norma, pero no a cerrar los ojos a un sistema que falla y al que ahora mismo se le dan palmaditas en la espalda para que no haga mucho ruido porque no conviene.

      ¡Qué tocho te he soltado yo, jajaja!

      Eliminar
    2. Coincido con tu postura, por supuesto. Mas el problema de la educación es muy difícil de erradicar, y de hecho lo estamos complicando cada vez más.

      Por supuesto que existen consejeros, y se realizan informes y tal, pero al final parece que importa más la orientación política del ministerio o un plan establecido en Europa hace ya dos décadas que obtener un sistema educativo firme y al mismo tiempo interesante para los alumnos. Creo que en este caso la RAE tiene poco que decir, y se encuentra con las manos atadas, lo mismo que organismos similares en los otros ámbitos culturales.

      Propuestas como esta serie de entradas sobre ortografía son, verdaderamente, algo que agradecer. Demuestra que seguimos interesados en utilizar adecuadamente una herramienta tan importante como es nuestra lengua.

      ¡Un saludito!

      Eliminar
    3. La cultura y la política son como Harry Potter y Voldemort, aunque no sé si el desenlace de su enfrentamiento será tan "dulce" como el que escribió Rowling...

      ¡Gracias por compartir tanta verborrea buena, Narrador :-)!

      Eliminar
  6. O.O no tenía ni ideaa, bueno es saberlo, y si que suena un poco raro. ^^

    Un besiitoo

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. He de reconocer que yo también usaba mal esta expresión, gracias por sacarme de mi error :)
    En cuanto a tu reflexión final, tengo opiniones encontradas.
    Por una parte, también creo que la RAE debe cuidar la lengua y evitar las incorrecciones que se van extendiendo por la población hasta normalizarse, pero por otro es cierto lo que dice Narrador de Antagis en su comentario: una lengua evoluciona con sus hablantes.
    ¿Llegaríamos con esta actitud al extremo del "ola k ase"? Pues espero que no...
    De momento no tengo una opinión muy clara en este tema, pero tengo la esperanza de que la RAE sepa dónde están los límites.

    P.D.: Perdón por los dos comentarios borrados, en el primero me equivoqué... y en el segundo mi ordenador no supo copiar y pegar bien, parece que el pobre ya está un poco viejo... y que yo aún no desperté del todo x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Internete, que hace lo que quiere xD.

      Por no engordar el comentario hasta el infinito, mira lo que le he contestado a Narrador, Iria ;).

      Eliminar
  10. Estoy en shock. ¿En serio se dice así? Ay, Señor, lo mal que hablo. Cada día me quedo más alucinada... una piensa que apenas comete faltas de ortografía pero resulta que sí.
    Me va a costar mucho mucho mucho acostumbrarme a cambiar esto.

    :******

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo con Narrador, cualquier lingüista sabe que la lengua va cambiando, y la RAE refleja estos cambios. Si la mayoría de la gente dice "dignarse a", la RAE no tiene más remedio que aceptar ambas posibilidades (con y sin preposición), y es perfectamente razonable; quiero decir, no es que estén aceptando algo como "ola k ase".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo. Justo le decía a Iria que leyese mi respuesta a Narrador. A ver si te convence o no :-).

      Eliminar
  12. Yo estaba convencida que ese verbo lleva la proposición "a" a continuación. Ya veo que no.Lección aprendida. ;)

    ResponderEliminar
  13. aaaaajajajaja Títulos de posts que incitan a entrar.. qué mentes malsanas tenemos los bloguers ajjajaj (yo estaba esperando aquí el culillo de Matt Bomer o algo.. ajajajaj)
    Oye, pues en serio, muchas gracias por estos posts porque hay cosas con las que uno vive engañado (o la RAE deja que vivamos engañados -eh... nuestra amiga la RAE ajajaja)
    Yo estoy en parte a favor y en parte en contra, pues como bien decís en los comentarios "la lengua cambia", pero como bien contraataca Alba: si cambia porque tiene que cambiar, bien; si cambia porque la gente no sabe hablar y en el colegio no aprenden ni a dar los buenos días correctamente [y que conste que a veces esto ya es culpa de alguien más que de los alumnos], pueeeeeeees... yo ahí también termino con los pelos de punta xD
    Seguiremos aprendiendo, teacher ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tan delicioso es el culo de Matt Bomer? Me voy a mirar fotos, oye...

      Eliminar
  14. Mira, este fallito sí que me toca un poco las narices, pero creo que es solo porque a mí se me escapa mucho aun sabiéndolo, y eso me saca de quicio. Aunque, a lo mejor soy un raro de la vida o algo, me pasa solo en el lenguaje oral. Por escrito rara vez se me cuela la "a". Pero en fin, que gran aporte, porque esta es una de esas patadas en la boca extendidas que mucha gente ni sabe que lo son.

    Y de la RAE casi prefiero no decir nada. Hará un par de años, cuando nos hicieron aquella especie de "promo" de los cambios que harían oficiales en años posteriores, me pillé un mosqueo de aúpa. Cuando salió la versión oficial, no sé si por madurez o por extenuación, no me afectó demasiado. Quizá sea un escéptico, pero ya tengo muy interiorizado que hoy la RAE viene a ser una encuesta del CIS: vive de estadísticas y tiene la credibilidad de un pimiento.

    Ahora bien, desde un punto de vista totalmente egoísta, a mí me importa un comino. Allá ellos. Yo tengo claro que me interesa escribir todo lo mejor que pueda y que, al menos con la gente que me rodea, intentaré compartir las pocas cositas que pueda saber al respecto, como espero que hagan ellos conmigo. ¿Que luego duele leer patadas al diccionario en libros por los que pagas tus buenos 20 euros? ¿O en un tablón de anuncios de la facultad? Pues claro que sí, pero mucho me temo que la labor de la RAE, aunque la desarrollaran como tendrían que hacerlo, sería en vano. Quien se interesa por algo (escribir bien, en este caso), se las ingenia para encontrar lugares donde aprender (esta entrada, mismamente; ya ves tú qué fácil es), y el que no... Bueno, el que no también tendrá sus cosas que hacer y no seré yo quien las critique. Que disfrute de la vida.

    { Secundo la idea de que la siguiente clase de ortografía se acompañe del culo de Matt Bomer; para relajar la gravedad de la entrada y tal ;) }

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo para cosas como la lengua soy muy cuadriculada, así que cuando resulta que por lo visto cada uno puede hacer con ella lo que le salga del pie, me estreso mucho xP.

      Ay, la RAE, la RAE... ¡Y ay el culo de Bomer! Voy a investigar un poco (y no descarto esa sugerencia, eh).

      Eliminar
  15. Tengo sentimientos encontrados respecto a este tema, el de encajonar el lenguaje como algo a preservar cual ruina arqueológica o como un ser cambiante y en constante evolución. Tiendo a ser de la segunda opinión aunque, al igual que cualquiera que valore mínimamente el "bien escribir", me duele pensar que tal vez llegue el día en que nos saltemos vocales, confundamos uves y bes, modifiquemos las palabras por el siemple requisito de que resulten más cortas a la hora de escribir por SMS.

    Sin embargo, eso es culpa de la gente que no se molesta en aprender y de los que no se molestan en enseñar; no de la RAE ya que, como dice @NarradordeAntagis un poco más arriba, la RAE es un simple reflejo de lo que nosotros consideramos aceptado actualmente.

    De otro modo, palabras como "culo", por lo que veo muy popularizadas y utilizadas, no estarían en nuestro vocabulario como correctas.

    ¡Un besito! Gracias por animarnos a pensar y a debatir, ¡siempre es divertido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pero ¿a quiénes representa en realidad ese "nosotros"? ¡Esa pregunta encierra un mundo!

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Yo solo espero que la RAE al final no llegue al extremo de aceptar la propuesta de García Márquez en su discurso del Congreso de Zacatecas del 97:

    "Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. ¿Y qué de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?"

    Como sabréis, se trata de una idea que levantó muchas ampollas; sin embargo, no son pocos los que comparten la visión del escritor colombiano (incluso se trata de una petición de muchos anterior al discurso de Zacatecas).

    En los manuscritos del propio García Márquez (todo un Premio Nobel) las faltas de ortografía no deben de ser una excepción, y no son pocos los escritores cuyas obras hay que corregir a conciencia antes de publicarlas...

    Además (y seguramente en este punto estoy pecando de extremista), tal como se están extendiendo las faltas de ortografía, ¿quién dice que progresivamente no podríamos ir llegando al punto requerido por Gabo porque la RAE se vea "obligada" a aceptar dichas faltas debido a su generalización?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpas por la eliminación del comentario que me ha salido publicado desde otra cuenta y por el punto final tras el signo de interrogación :s

      Un beso.

      Eliminar
    2. (¡No te disculpes, mujer :-)!)

      Oh Dios mío lo que dice García Márquez. No. Oh, no. Y le apoyan. Ah. No, no, no.

      ¡Un beso!

      Eliminar
    3. (¡Guapa...! ¡Más que guapa :-) :-)!)

      Eliminar
  18. O.o yo no sabia que estaba mal! Gracias ^-^ algo nuevo para el tintero ;)

    ResponderEliminar
  19. No sabía esto o.O
    Gracias por el aporte :D

    ResponderEliminar