29 abr. 2013

"Croquetas y wasaps", de Begoña Oro

Jorge y María se quieren, y tú tendrás cosas mejores que hacer que... ¡Ah, no! O sí pero no, porque en esta historia aparecen Jorge y María (ya sabéis, los de Pomelo y limón: Zaera, el de los dibujos; y Pinilla, la de las cartas), pero esta vez los verdaderos protagonistas son otros: Clara y Unai, y después sus familias y sus amigos; ¡sin olvidar las croquetas y los wasaps! Pero cada cosa a su tiempo. Érase una vez...

Todo y más, así es este nuevo libro de la Oro. Un libro que habla de gajos de mandarina, de los chivatazos del wasap (y yo que hasta ahora decía "guasap"), de situaciones croquetiles, de sombras y telarañas, de amor, de miradas, de CSI y Harry Potter, de lo que pasa en la oscuridad de las discotecas, de círculos en el infierno para quienes sueltan spoilers, de la ira (que aunque Clara crea que nos vuelve animales, yo creo que nos vuelve monstruos), de camisetas con mensajes divertidos, de golpes y silencios, de que "desde los Reyes al ratón Pérez, todo niño está adiestrado en la sospecha", de tirolinas, de abuelos, de tirarse a la piscina, de los martillazos de Miguel Ángel, de pintadas en la calle, de guepardos, de besos sin domesticar... Todo y más contado, de principio a fin, con una ternura exquisita; y con un humor suave, inteligente y delicioso; y con un lenguaje tan personal, y sencillo, y complejo, y honesto, y tranquilo que te envuelve en caricias.

Croquetas y wasaps es una novela bonita; bonita, bonita y bonita. Habla de lo sencillo y lo complicado, de lo que da pena y lo que hace sonreír, de la paciencia, y de lo que parece y lo que de verdad es. Es el viaje interior de Clara, pero también es nuestro viaje, porque durante la lectura resulta inevitable ponerse a pensar sobre las piscinas, las telarañas y las croquetas propias. Y en ese torbellino ágil de emociones que viene y va, y se retuerce y luego se despereza, los giros y el humor y la dulzura y la tensión y las metáforas van dando forma a algo extraordinario. 

Sencillo pero extraordinario, y real, auténtico; y es que para que algo merezca la pena no tiene por qué vestirse de dorados y lentejuelas: basta con que chispee desde dentro. Y vaya si chispean estas croquetas y estos wasaps. El conjunto también lo forman las ilustraciones de Ricardo Cavolo, que ya nos conquistaron en Pomelo y limón; el diseño de Lara Peces; el book-tráiler de escritora y editora, que a lo mejor crea tendencia; y las frases-dardo de Begoña, que escribe cosas como "a veces después de te quiero va pues yo no".

Croquetas y wasaps son 232 páginas de algo hermoso, divertido, limpio, claro y con buena letra. ¡Vamos, vamos, a leer! Desde aquí podéis saborear el primer capítulo; después tendréis que ir a la librería, porque no podréis parar: vais a querer saber qué pasa con Clara, su abuelo, Unai y los demás. Os van a caer muy bien.

23 comentarios :

  1. Qué bonita te ha quedado esta reseña. Yo lo estoy esperando, y me encantará sumergirme en otra historia de Begoña Oro, porque adoré Pomelo y limón :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces seguro que adoras también ésta, Natalia :-).

      Eliminar
  2. Tengo muchísimas ganas de leerlo. Estoy segura de que no me va a defraudar porque veo que el tono del lenguaje es el mismo que utilizó en "Pomelo y limón", complejo y sencillo a la vez, con ese humor inteligente; me encanta la forma de escribir de la Oro. Clara ya me gustó en "Pomelo y limón" como secundaria, así que ahora debe de ser la caña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo espero poder leerlo, que aunque el titulo no me llama nada parece que el libro merece la pena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Dime qué hago yo, ahora, con mi reseña. Después de esto lo mío no se puede llamar así.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda ya! Será tan bonita y personal como todas las que escribes, Mai.

      Eliminar
  5. Bueno se ve un libro bonito y entretenido

    ResponderEliminar
  6. Pero qué reseña tan bonita <3 Seguro que tan mona como el propio libro... ¡qué ganas de leerlo!

    ResponderEliminar
  7. Ay, con lo que disfruté con Pomelo y limón, no te puedes imaginar (o sí) las ganazas que tengo de leer este nuevo libro de la Oro.

    Te ha quedado una reseña preciosa. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a gustar, Anna. Y los personajes te van a conquistar ;-).

      Eliminar
  8. :') emocionado me has ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Corre rauda y veloz a leerlo, Mara, que te va a enamorar muchíiiisimo <3!

      Eliminar
  9. No he leído el primero, pero vi el booktrailer de este libro y creo que merece la pena.

    ResponderEliminar
  10. Aún no he probado nada de la Oro, pero me muero de ganas. A ver si pruebo pronto su primera novela.

    ResponderEliminar
  11. Tiene muy buena pinta, con lo que me gustan a mí las croquetas y lo enganchada que estoy al wasap, jajaja. Lo leeré seguro. Ya me gustó lo anterior de la Oro. ;)

    ResponderEliminar
  12. Ains, qué bien lo has dejado. Ahora me veo en la "obligación" de leerlo.
    Yo también decía guasap, pero ahora será wasap :)

    ResponderEliminar
  13. Por estos lares todavía no han llegado las croquetas de la Oro... así que no veo el día de tenerlas en mi plato ;)

    Estoy segura de que este libro nos va a encantar: ya sabéis que Begoña trabaja a conciencia todo lo que escribe, y su humanidad, sensibilidad, inteligencia y magnífico saber hacer son indudables garantías de calidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Después de leer esta reseña y la de Mai le tengo que dar una oportunidad Sí o sí :)

    ResponderEliminar