25 abr. 2013

Clases de ortografía #1: le y les

Es una verdad universalmente conocida que LE no es lo mismo que LES, pero en muchas ocasiones siguen confundiéndose el singular y el plural de este pronombre personal.

Esta incorrección se repite varias veces, por ejemplo, en Atrapa la luna:

  • P. 81: "daba igual cuántas vueltas LE dieras a las cosas".
  • P. 137: "LE dio la vuelta a las servilletas".
  • P. 150: "LE sacaba tres cabezas a todos los chicos".

En estos tres casos el pronombre personal debería estar en plural, concordando con los sustantivos a los que se refiere. Así quedarían las frases bien escritas:

  • "daba igual cuántas vueltas LES dieras a las COSAS".
  • "LES dio la vuelta a las SERVILLETAS".
  • "LES sacaba tres cabezas a todos los CHICOS".

El truco del almendruco es sencillo: eliminar esos sustantivos (complementos indirectos) y reformular las frases.

  • "daba igual cuántas vueltas LE dieras": LE es singular, así que se refiere a una sola cosa.
  • "daba igual cuántas vueltas LES dieras": LES es plural, así que se refiere a varias cosas.

  • "LE dio la vuelta": LE es singular, así que se refiere a una sola cosa.
  • "LES dio la vuelta": LES es plural, así que se refiere a varias cosas.

  • "LE sacaba tres cabezas": LE es singular, así que se refiere a una sola cosa.
  • "LES sacaba tres cabezas": LES es plural, así que se refiere a varias cosas.

Podéis probar a leer cada frase en voz alta: así identificaréis de forma más sencilla quién es el sujeto, qué le pasa, etc. ¿Qué tal?

Volviendo al principio... También es una verdad universalmente conocida que cuanto más se extiende una incorrección, mayor peligro corre de que se la termine aceptando como correcta. En este caso la RAE parece estar tirando un poquito la toalla, porque ya llama a esta incorrección un uso "normativamente desaconsejable".

¿Qué es esto?
La lengua cambia y se adapta para sobrevivir, es un hecho, pero también es cierto que sin normas no habría lengua con la que comunicarse. A mí no me gustaría que acabaran aceptándose cosas como "cocreta", "ola ke ase" o "yugur", ¿y a vosotros?

Por eso, mimemos la lengua, hagámosle cariñitos: hablando con propiedad, escribiendo sin faltas de ortografía, señalando en casa los errores (con mucha amabilidad) para corregirlos, llamando la atención al profesor de turno que enseña mal la lengua, quejándonos a las editoriales porque a veces no se toman en serio la corrección de sus libros, mirando de vez en cuando el diccionario (no muerde)...

Suena requetecursi, pero la lengua es nuestra amiga. Sin ella y sus normas los lectores tendríamos que buscarnos otra afición.

Si tenéis guiños, quejas y/o sugerencias sobre este post y su sección, os espero en los comentarios, el mail y Twitter. ¡Gracias por venir a clase :-)!

34 comentarios :

  1. Me encanta esta nueva sección. Mira que me leí ese libro y ni me di cuenta de esos tres fallitos O__O (va siendo hora que me compre un buen libro para repasar la gramática).

    Y estoy contigo en lo de mimar la lengua :)

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Te apuesto que a más de uno se nos pasa un error semejante, y claramente no es el deber ser.

    ¡Gracias por la clase! Es necesario que pongamos mayor atención.

    ResponderEliminar
  3. He llegado a la "cocreta" y casi me caigo de la silla, Alba!! aaaaaaaajajajajjajajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, si, y yo!! que ayer precisamente estuve con mi suegra que habla "asín" de bien...

      Eliminar
    2. @Nia Jijiji.

      @Anónima Ay las suegras :P.

      Eliminar
  4. ¡Buenos días, "profa"! :D

    Gracias a ti por abrir esta sección tan necesaria.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que en ocasiones la RAE termina aceptando lo que en un principio se consideraba un error (me vienen a la cabeza los casos de leísmo aceptados por lo mucho que llegó a extenderse este fenómeno; aunque la Real Academia matizara que dicha aceptación se limitaba al masculino y en el caso de las personas, cuando veo este empleo por escrito no puedo evitar que me llame la atención...).

    Suscribo completamente lo que dices sobre la necesidad de las normas para mantener la integridad de la lengua y para que los hablantes/escribientes sepamos a qué atenernos y no demos paso a la arbitrariedad.

    ¡Sí, señora!: ¡mimemos la lengua!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo fuerte para ti, Begoña. ¡Cómo nos apasiona todo esto!

      Eliminar
  5. Gracias por el post, Alba. Estoy segura de que yo no me hubiera percatado del error si hubiera leído el libro.
    Me ha hecho gracia lo que comentas de los profesores porque justo ayer echaba fuego por la boca con unos apuntes que dan vergüenza ajena de lo mal que están puntuados.

    Por cierto, me gustaría que un día hablases del leísmo y del laísmo. A algunos nos hace mucha falta ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi tierra predomina el leísmo, y a veces se me escapa :P. ¡Me lo apunto!

      Eliminar
  6. ¡Interesantísimo! Hasta ahora, nunca me había dado cuenta de que esta incorrección está tan extendida, ¡tendré cuidado con ella!

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias a ti por la clase! ^^

    Estaré atenta a la siguiente, ¡vaya que sí! x) Y seguramente recordaré alguna de esas dudas que siempre nos asaltan y la dejaré caer por aquí. ·3·

    De todas formas, yo lo del leísmo y laísmo lo tengo bastante claro, pero supongo que debo tener en cuenta que aquí en Cataluña no se suele oír este error... ¡Cosas del bilingüismo! (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué suerte librarte de el le/la/loísmo, porque a veces se convierte en un auténtico dolor de cabeza :S. ¡Aprovecha!

      Eliminar
  8. Muy buena la aclaratoria, estas clases tan enriquecedoras son las que ayudan a mejorar tantos errores ortográficos que observamos hoy día sobre todo en la juventud que no le toma la mayor importancia a expresarse por cualquier medio con frases mal escritas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no sólo es la juventud, ojo, a veces son los propios profesores los que no se saben las reglas (y en consecuencia no les dan importancia). Ahí es cuando la pirámide empieza a desmoronarse.

      Eliminar
  9. Dios, Alba, me has dejado planchada con este error. Yo que soy (o desde ahora podríamos decir "era") de las expertas quisquillosas en gramática que se jactaban de escribir un castellano que rayaba la perfección (salvo quizás por algún catalanismo), y vas tú con esta lección magistral y me dejas sin palabras, porque, ¿a qué o quién se supone que debo echarle la culpa de que ni en un millón de años hubiese detectado que había un error en esas oraciones salvo a mí misma por saber de sobras que "le" y "les" sustituyen al complemento indirecto y que "le" no encaja ahí ni con cola por muy bien que me suene?... Eso es lo peor, que hasta me suena bien. Sigo indignada conmigo misma, que lo sepas :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indígnate, sobre todo, con la televisión y la radio: escucha con atención y a ver a cuánta gente descubres diciendo mal LE/LES. Tristísimo :(.

      Eliminar
  10. ¡¡¡¡GENIAL!!!!

    Desde ya espero por la siguiente clase. Gracias Alba. ^^

    ResponderEliminar
  11. Yo hubiera leído esos pedacitos que mencionas y no habría notado nada. Me encanta esta nueva sección, porque acepto que a veces tiendo a escribir (y hablar) muy mal!
    Espero la siguiente, a ver con que nos sorprendes :D
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Dios, yo siempre, SIEMPRE, reviso mis entradas antes de publicarlas para ver como quedan, si suenan bien, si me expresé mal en alguna parte, si tengo alguna incorrección que no me di cuenta. Si tengo duda? directa a la RAE, mis amigos estan cansados de mí porque siempre los estoy corrigiendo, pero joder! que me gusta que la gente hable bien, que luego parecemos estúpidos!! >.<

    ResponderEliminar
  13. ¡Ya soy fan de esta sección! En serio, lo has explicado muy bien y yo soy de las que a veces se confunde y lo pone mal... pero a partir de ahora me acordaré de tu explicación cuando dude :D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Interesante, desconocia la regla, aunque me suena un poco mejor el "le" que el "les", tal vez por costumbre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la tele este error está a la orden del día, y al final los oídos terminan acostumbrándose :).

      Eliminar
  15. Pues fíjate, de todas las patadas que le metemos a diario al diccionario (que si nos paramos a contarlas, seguro que nos salen centenares), esta me parece de las más ligeritas. No porque este extendidísima y tengamos a nuestra espalda varias generaciones de hablantes que ya hacían esto, sino porque, al menos de momento, creo que no afecta demasiado a la lengua. Me explico: esto solo pasa cuando tenemos duplicación del CI y nos emperramos en poner uno tónico y átono aun sin ser necesario ("dio la vuelta a las servilletas" es una frase estupenda sin más adornos), pero a la hora de analizar la frase, creo que todos tenemos bastante claro que el CI es plural y que la sustitución pronominal adecuada sería "les dio la vuelta". Así que, gracias a Dios, el fallo se queda en "el adorno", por decirlo así. No es que sea un alivio, pero no es demasiado dañino que le quitemos la s a un adorno que no tiene ninguna utilidad en la oración... Lo de "cocreta" ya es otro nivel; nivel pro de patada al diccionario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, a mí es un error que me llega al alma :P. Es que aceptar incorrecciones sólo por culpa de que la educación esté en coma... uf.

      Eliminar
  16. Muy interesante la entrada, Alba.

    Vengo a proponerte algo, a ver qué te parece. ¿Podrías hacer una recopilatorio de libros o manuales -o incluso webs- que nos ayudaran a mejorar nuestro castellano escrito y a no cometer este tipo de fallos?

    ¡Besos! ¡Y gracias si te animas a hacerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro, Cris! Me lo guardo para dentro de unos posts ;).

      Eliminar
  17. Me gusta esta sección ^^

    Cuando he leído las frases, reconozco que me han parecido correctas porque pensaba que el "le" se refería al sujeto "Él o ella" y no a "las servilletas" XD finalmente, me ha quedado clara tu explicación.

    Estoy totalmente de acuerdo en que hay que mimar la lengua y es precisamente en los libros donde se tiene que empezar a corregirse dichos errores.

    Mis propuestas para esta sección son:

    - Diferencias entre Por qué, porqué, porque
    - Diferencias entre "Si no" y "sino"

    La primera la tengo muy clara, pero reconozco que en la segunda, más de una vez he tenido que buscarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, al "porque", al "sino" y compañía les voy a dedicar uno de los primeros posts ;). ¡Cómo marean!

      Eliminar
  18. Me ha ido muy bien esta primera clase, creo que inconscientemente yo hago este tipo de error. ¡Hereje! Ahora prestaré más atención.
    ¡Gracias!

    Y estoy con Bambú, las propuestas que dice me parecen muy interesantes, a mí me cuesta muchas veces la diferencia entre "si no" y "sino" si son frases "raras".

    ResponderEliminar
  19. ¡Gracias a todos por asistir a la primera clase! Nos vemos en la segunda ;).

    ResponderEliminar
  20. Me vienen genial estas clases de ortografía, ¡¡tomo nota!!
    Besitos.

    ResponderEliminar