28 oct. 2012

"Un beso en París", de Stephanie Perkins

Anna no soporta a su padre. No sólo porque se divorció de su madre nada más nacer su hermano y ahora se haya hecho rico escribiendo noveluchas sobre dramas personales que siempre acaban mal; sino porque ha decidido que es buena idea enviarla a un internado de París durante su último año de instituto. ¿Y qué hay de su vida en Estados Unidos?, ¿y de su mejor amiga?, ¿y de su medio-novio? Además, ¡no tiene ni pajolera idea de francés! La vida, de pronto, parece una mierda. Hasta que Anna se enamora de París, de sus cines y de Étienne, el chico más genial que ha conocido nunca. Sólo hay un problema: tiene novia.

Un beso en París es una novela sencilla, agradable, simpática y entretenida. Unas veces te hace reír, otras te encoge el corazón en un puño, y a veces hace que te derritas con los besos que se dan Anna y Étienne. Pero Un beso en París no es una novela maravillosa, ni está escrita con especial habilidad, ni es profundamente divertida, ni emociona tanto como podría, ni exprime las posibilidades de la ambientación. Además, en la parte de corrección hay un serio problema de puntuación y alguna que otra falta; y en la parte de traducción hay expresiones que suenan raras (¿qué es "picar de pies"?).

Stephanie Perkins tiene un estilo ágil y desenfadado, y ha creado unos buenos protagonistas que viven una auténtica telenovela repleta de detalles bonitos, pero precisamente esa estructura telenovelesca es la que hace que la historia pierda fuelle y se alargue innecesariamente. Y así, van apareciendo clichés, algunos personajes dejan de destacar y la trama se desnorta un poco.

No es un mal libro, ojo, de hecho es ideal para pasar un rato entretenido, creer en el amor y visitar los lugares más turísticos de París; pero no es lo suficientemente refrescante ni tiene la suficiente enjundia.

¿Queréis novelas románticas realistas buenas de verdad? Probad Cuaderno para dos, Los diarios de la princesa, Química perfecta o Los diarios de Georgia Nicolson.  

26 oct. 2012

Londres, libros y regalices rojos


La semana que viene me voy a Londres, ¡nunca he ido a Londres >ω<! 

Pienso estamparme contra la pared del andén 9 y 3/4, tocar la estatua de Peter Pan, echar un vistazo al 221B de la Calle Baker, disfrazarme de algo horripilante la noche de Halloween, meterme en alguna librería de esas chachis y viejunas, ponerme hasta arriba de chocolate en una de esas tiendas gigantes...

Pero antes de irme tengo que leer los originales que hay dentro de esa caja, así que para coger fuerzas me he pertrechado de dos cosas: regalices rojos y una nueva lectura perfecta para la ocasión, Ríos de Londres (os la enseñé el otro día "desde la playa"). También me gustaría dejar unas cuantas entradas programadas para la semana que viene, para no dejar el blog desnudito tantos días.

Que paséis un estupendo fin de semana. ¡Nos vamos leyendo y comentando!

24 oct. 2012

Cubiertas bajo el ocaso


No son clones ni calcos perfectos, pero ¿verdad que esas promesas de McCarthy podrían ser la suma de los juegos y la maravilla de LaVyrle?

(Leed a LaVyrle. Leed a LaVyrle. Leed a LaVyrle. Leed a LaVyrle. Leed a LaVyrle.)

22 oct. 2012

"El enigma del scriptorium", de Pedro Ruiz García (2012)

Esta novela llegó a las librerías con una presentación fabulosa: era finalista del Premio Gran Angular 2012 y contaba las aventuras de una chica del medievo español que se veía envuelta en una serie de intrigas. La guinda la ponía la cubierta, con un aire antiguo y sugerente.

La historia, que apenas dura dos días, se sitúa en la ciudad de Toledo del siglo XIII. Francisca, una dibujante con talento que sirve a grandes maestros, trabaja como aprendiz en el scriptorium del rey Alfonso X. Sin embargo, es huérfana y pobre, está a punto de cumplir 16 años... y es mujer, así que  para poder seguir formándose deberá elegir entre casarse o convertirse en monja. Ninguna opción le va especialmente bien, pero antes de que pueda decidirse, un asesino acaba con las vidas de tres grandes sabios del scriptorium. Francisca y Karim, un enigmático caballero musulmán, tendrán que dar con el asesino antes de que éste los encuentre primero.

El enigma del scriptorium ha sido una lectura interesante e ilustradora. Es una obra sencilla, ágil y entretenida; desprende puro amor por el arte y el conocimiento; y su componente histórico, tan bien llevado y tan finamente entrelazado con leyendas extraordinarias, le hace marcar la diferencia.

No es un libro que destaque por la pluma del autor, que escribe bien pero no deleita; ni por su capacidad sorpresiva, porque de hecho tiene momentos muy previsibles y peliculeros. Además, en un par de ocasiones la narradora se permite unas licencias poéticas tan exageradas que te arrancan de cuajo de la historia; y esas faltas de puntuación que acompañan al libro también disgustan. Sin embargo, los fallos no hacen sombra a las virtudes: la fuerza de los personajes, la maravillosa ambientación, la atractiva fusión entre Historia y leyenda, lo exótico que resulta ese choque de culturas...

El enigma del scriptorium es un viaje a una de las etapas más ricas e interesantes de España; un libro para los amantes de lo antiguo y para quienes busquen algo diferente, refrescante. Pese a sus defectos, gustará, seguramente incluso a los más exigentes.

21 oct. 2012

IMM (43) Besos con lengua


Y caricias en lugares prohibidos, miraditas, chuperreteos, lametones... Me apetece de todo esto en Un beso en París, novela que está entusiasmando a todo el mundo vivo. 

Empiezo a leer en 3, 2, 1...

20 oct. 2012

Los Feos se van a los Juegos del Hambre


Montena ha reeditado la saga Los Feos de Scott Westerfeld con un aire un tanto... hungeriano. Si así puesticos dan al ojo, verlos todos juntos en la librería no tiene precio. ¿Os quedáis con este lavado de cara o preferís las cubiertas originales?

Orden real de los libros.

19 oct. 2012

(1)5 años tiene mi amor, mi blog

Hoy este blog, esta casucha rebautizada muchas veces como La Tienda de las Horas, cumple cinco años. En este tiempo... ha vivido de todo. 

Con verdadera paciencia me ha visto tropezar y madurar, ha sido testigo de mi transición de chica cursi a chica más cursi, ha capeado lagunas temporales, ha sufrido críticas de libros horripilantes, ha soportado entradas muy bobaliconas y ha aguantado comentarios muy poco educados. Pero creo que también se lo ha pasado bien. Supongo que por eso cada vez le caigo mejor, me tiene más cariño. Le gusto incluso cuando hablo de cosas que sólo remotamente podrían estar relacionadas con los libros. Porque ese es mi reto personal, ese es el trato que he hecho con él: hablar siempre de libros, aun cuando esté escapándome veloz por las ramas. 

Creo que él y yo hemos llegado a un punto de equilibrio bonito, agradecido, simpático, honesto, de respeto. Me gusta mi blog, me gusta sentirme tan bien cuando estoy con él. Y me gusta que también vosotros forméis parte de él, que de vez en cuando os saque una sonrisa u os haga fruncir el ceño. Y cuando vemos que disfrutáis leyendo un libro que hemos recomendado... nos hacéis felices.

Él y yo. O ella y yo, también, porque es al mismo tiempo La Tienda de las Horas, un lugar escondido entre mundos, amplio y recogidito, calentito y con sol y lluvia, con olor a campo, y con sofás donde tumbarse a leer y una biblioteca enorme, insaciable.

Mi blog y yo, en estos cinco años, hemos aprendido mucho del uno y del otro y de los demás, en ocasiones por las malas. Porque no han faltado veces en las que otros no se han portado especialmente bien con nosotros, burlándose por que habláramos de limones, por contar a poquitos o por expresarnos de forma rara. Esas veces siempre me he sentido desconcertada y triste. Pero por suerte otros se han portado fantásticamente bien, y eso tiene un valor incalculable. Me hace querer hacer como en el Oeste y lanzarles un lazo para engancharlos, atraerlos y achucharlos hasta exprimirlos. También me dan ganas de achuchar a los que un día se pusieron a pensar por qué criticaban a mis limones (no penséis mal, que no hablo de tetas) y pararon. Es que el mundo es más bonito así; sólo hay que darse cuenta.

Queridos todos. Os doy las gracias por estos cinco años de cariño, de paciencia, de entusiasmo, de generosidad tranquila, de respeto, de libertad absoluta. Mi blog y yo nos sentiríamos muy solos y pequeñitos sin vosotros, queridos lectores, queridos amigos. Un achuchón muy, muy, muy grande.

18 oct. 2012

IMM (42) Fingiendo que estamos en la playa


Hace un día tan feo que necesitaba darle un toque de color, así que vamos a fingir que ese bolso de playa está sobre arena mullidita y no sobre una manta abrigada. 

Alimentan mi delirio playero: Hilos, una de las últimas apuestas de Maeva Young, que mezcla moda con defensa de los derechos humanos; Ríos de Londres, un caramelo de Minotauro del que se han dicho cosas muy apetecibles; Las ventajas de ser un marginado, que ya leí y comenté en su día; y El Cuervo, el esperadísimo e intrigante desenlace de Los diarios de Ryan.

Os deseo unas felices lecturas. Y si alguien tiene sol sobre su cabeza... que me envíe un poquito, por favor.

17 oct. 2012

Los libros muerden


"Muerden la ignorancia. Muerden la mediocridad. Muerden el cerebro, y lo despiertan. Muerden la abulia. Hay que dejar que los libros nos muerdan. No duele."

(Fuente desconocida.)

16 oct. 2012

Escritorios de escritores

El otro día descubrí un blog muy interesante, Proyecto Escritorio, en el que su autor, Jesús Ortega, publica fotografías de escritorios de escritores y dedica unas palabras a reflexionar sobre esos espacios tan particulares, tan íntimos. 

Éste que veis aquí abajo, tan cuco y ordenado, es el de Care Santos. ¿Os imagináis? Probablemente sea ahí donde se hayan gestado sus libros y se haya peleado con sus personajes.


Feliz paseo por Proyecto Escritorio, ¡guarda lugares alucinantes!

15 oct. 2012

"Cierra los ojos y mírame", de Ana Galán y Manuel Enríquez (2012)

En algún lugar de la costa española. 2009: a Blanca por fin le van a dejar tener un perro, aunque sólo sea mientras dure su entrenamiento como perro guía. 2010: una noche de fiesta, llevado por la rabia y los celos, David coge el coche y se estampa con él, quedándose ciego. 2011: ha llegado el momento de que Blanca y David se encuentren y empiecen a enamorarse.

Cierra los ojos y mírame no es un libro perfecto, ni está escrito con una prosa maravillosa, ni tiene buenos personajes, ni es el colmo de la originalidad. Además le sobran páginas y se queda en la superficie; y la historia de amor, que sirve para conducir la historia, es previsible, tiene poca sustancia y por momentos hace resoplar. Aparte, la editorial no ha hecho muy buen trabajo con las comas.

Es una novela con muchas carencias, sí, pero porque lo que de verdad importa aquí es ese mensaje de fondo que habla de los ciegos y de sus dificultades a la hora de integrarse en una sociedad llena de prejuicios. Una sociedad que no ve con buenos ojos que una chica "sana" y bonita salga con un chico ciego, aunque sea encantador y un luchador, y esté terminando la carrera de Periodismo. Es en este punto donde reside el valor del libro que han escrito, con sabor tan español, Ana Galán, escritora y entrenadora de perros guía, y Manuel Enríquez, escritor y ciego a los cuarenta.

Cierra los ojos y mírame es una obra realista que se acerca a un tema delicado que sus autores conocen muy bien. Muchas de sus situaciones inflaman las conciencias y otras se convierten en valiosas lecciones. Ojalá hubiera estado escrito con la elegancia suave y precisa de Gayle Forman o con la profundidad tierna y fresca de John Green... pero no ha sido así, y en realidad tampoco me ha importado tanto. Esta novela entretiene, cuenta una bonita historia de superación personal, desprende amor por los animales y educa, sobre todo educa. Aunque sólo sea por esto último, tengo que recomendárosla.

☞ Qué detalle tan genial que en la cubierta aparezca el título en braille.
☞ Reseña de Tres años en Nueva York, otro librito de Ana Galán.

14 oct. 2012

Creo en las cubiertas en blanco

Sobre todo cuando me encuentro con cubiertas demasiado inspiradas en otras o con cubiertas que comparten modelo sacado de un mismo banco de imágenes. Creo en las cubiertas en blanco cuando veo cosas como éstas (a las izquierdas, el antes; a las derechas, el después):


Aparte de que hay muchos diseñadores que estarían encantados de que los contratasen para hacer un buen trabajo, ¿no se aburren las editoriales y sus diseñadores de estar siempre reciclando lo mismo? Por mucho que en cada nuevo reciclaje a veces el resultado sea mejor que el anterior...

13 oct. 2012

"Lo que fue de ella", de Gayle Forman (2012)

Lo que fue de ella es un caramelo dulce; una novela sencilla, honesta, profunda y bonita. Me ha hecho llorar un poco menos que Si decido quedarme, pero sólo un poco; y me ha parecido un poco menos hermosa que esa primera parte, pero sólo un poco. Con ella la autora ha vuelto a conquistarme y estrujarme el corazón.

La historia comienza tres años después del final de Si decido quedarme: Adam y Mia ya no están juntos. Después de su tragedia personal, ella se fue a estudiar chelo a Juilliard, sin despedirse de él, arrancándolo de cuajo de su vida. Y Adam, al que las cosas con la banda le han ido muy bien, nunca ha llegado a recuperarse; por eso ésta ahora es su historia. Todo comienza cuando una tarde-noche, en el corazón de Nueva York,  Adam asiste de incógnito a un concierto de Mia...

Ya os conté que terminé el libro temblando, y es que es una maravilla, una cosita breve y conmovedora que recupera una historia preciosa. En apenas un día y medio, la autora nos devuelve al mundo de sentimientos de Adam y Mia. Han madurado y sus vidas están lejos de ser las mismas (para empezar, ella se ha convertido en una chelista excepcional y él en un rockero de fama internacional), pero en el fondo siguen siendo los mismos: la friki y el rockero. Durante toda la historia, repleta de flashbaks entrelazados con suavidad, nos mantienen con el corazón en un puño, porque averiguamos por qué Mia se fue y no quiso saber nada de Adam, porque conocemos el dolor de dos corazones destrozados, porque asistimos a la reconciliación de él con el mundo y porque por fin sabemos si deciden quererse para siempre o separarse definitivamente.

Lo que fue de ella es otro libro excelente de Gayle Forman. Es tierno, está contado con muchísimo estilo, su ambientación es tremendamente envolvente y los personajes no podrían ser más coloridos, más profundos, más coherentes. Es una historia escrita para que disfrutemos, para tenernos en vela hasta que ya no podamos soportarlo más, para que tengamos esperanzas, para que sonriamos, para que respiremos. Y es una historia para que nos enamoremos de Nueva York y la música. Atención a los "créditos" finales...

 A la venta el 18 de octubre. Ved el vídeo cuando hayáis leído el libro.

12 oct. 2012

IMM (41) Galerada de "Lo que fue de ella"


El 18 de octubre Salamandra publicará Lo que fue de ella, la segunda parte de Si decido quedarme, una novela maravillosa, emotiva, elegante y suave. Mantendrá la preciosa cubierta original, y recuperará la historia de Adam y Mia desde el punto de vista de él... tres años después.

Acabo de terminar el libro. En cuanto deje de temblar, os cuento.

Literatura juvenil romántica machista

Ayer, por primera vez en la Historia, se celebró el Día Internacional de la Niña. La necesidad de instaurar este día duele. Tanto como saber que cada tres segundos una niña en el mundo es obligada a casarse.

Sabiendo esto, y besando el suelo del lugar en el que he nacido, siempre me rompo la cabeza con lo mismo: ¿qué les está pasando a muchas jóvenes escritoras de literatura juvenil romántica?, ¿por qué están escribiendo libros en los que la protagonista no es más que una tonta del haba subyugada al hombre?, ¿qué traumas arrastran estas autoras para valorar tan poco a la mujer, para valorarse tan poco a sí mismas?

No sé por qué las editoriales no se plantan. No sé por qué estos libros se venden como rosquillas. No sé por qué los lectores estamos permitiendo este retroceso, este abandono de una lucha de siglos. Sólo sé que muchos estamos empezando a asustarnos de verdad ante esta tendencia machista que muchos, jóvenes y viejos, están empezando a entender como normal.

Mi última lectura machista ha sido Tentación de ángeles. ¿Y la vuestra?

11 oct. 2012

"Ladrona con clase", de Ally Carter (2011)

Ésta es la historia de cómo Katarina (Kat) Bishop se enfrentó a uno de los criminales más peligrosos. Y de cómo se encargó de liderar un equipo formado por los mejores ladrones adolescentes del mundo. Y de cómo robó el museo más prestigioso y mejor protegido de Londres.

Terminar este libro me ha costado horrores porque no he conectado con el estilo narrativo de Ally Carter. Me he esforzado por que nos caigamos bien, por disfrutar de esa manera errática que tiene de contar las cosas y asaltar al lector... pero no ha habido suerte. Tampoco han sido de mucha ayuda esa forma suya tan lenta de avanzar y ese vago esfuerzo que hace por profundizar en las cosas. Aparte, en apenas dos semanas sus personajes se dan un garbeo por medio mundo, pero no exprime como podría los sabores y olores de cada país. Y además le cuesta emocionar, no se le dan bien los sentimientos. Por eso con Ladrona con clase me he quedado a medias.

Eso sí, estas carencias las compensan con nota los personajes, tan variopintos y curiosos; desde los siete ladrones adolescentes (aunque a veces sea surrealista que sólo tengan 15 años), hasta el estupendo malo de la historia, pasando por ese interesante elenco intermedio. Tienen chispa, desprenden frescura y me han hecho pasar ratos muy entretenidos. También he disfrutado de esa discreta trama amorosa, que deja siempre con la miel pegajosa y calentita en los labios.

Pese a sus fallos, Ladrona con clase termina de una forma tan bonita que invita a probar con ganas el segundo título, Criminales con clase. Ojalá en él la autora haya resuelto mejor los aspectos más flojos y ojalá la editorial ofrezca una corrección del libro más uniforme (en este primer título las faltas de ortografía primero aparecen y después desaparecen casi mágicamente).

☞ La novela, carne de película, con suerte llegará a los cines en 2014. Se rumorea que a Drew Barrymore le gustaría dirigir la adaptación.

10 oct. 2012

IMM (40) Cosicas buenas de la Blog Experience SM 2012

En la crónica de la Blog Experience SM 2012 os enseñé con mucha, mucha prisa los libros que la editorial nos regaló ese día. Hoy os los muestro en condiciones, porque menuda pinta tienen. Dan ganas de lamerlos, acariciarlos, olerlos.


El festín de la muerte es todo un novelón: aparte de cosechar críticas excelentes, ha sido el ganador del Premio Gran Angular 2012. Vamos, ¡casi nada! Conocí a su autor, Jesús Díez de Palma, el día de los premios, y me pareció un señor de lo más interesante. Y además es más majo que las pesetas.

El enigma del scriptorium fue finalista del GA: no ganó, vale, pero uno no se convierte en finalista de ese premio por nada. Cuenta la historia de Francisca, una chica de 15 años del Toledo del siglo XIII con talento para dibujar que se enfrenta a enigmas, traiciones e intrigas cortesanas. Una obra de lo más apetecible.


El festín de la muerte habla de historias humanas sacudidas por la Segunda Guerra Mundial; dicen que lo hace con un realismo y una delicadeza impecables. Por dentro la novela está acompañada de fotos como la que veis. 


El blog de Cyrano lo reseñé hace poquito. No es un libro maravilloso, pero tiene cierto encanto y se recuerda con gran cariño. Mezcla el mundo del teatro con la Guerra Civil española, la historia de Cyrano de Bergerac, escenas en el parque del Retiro y un amor universitario.

Diarios de CO2. 2015 se publicó el año pasado y su continuación está prevista para dentro de poco. En la blogosfera no recuerdo que se le haya dado mucho bombo, pero viene avalado por nada más y nada menos que 15 traducciones. Aunque su cubierta es mona y muy juvenil, me quedo con la original, sencilla pero llena de fuerza.

Salvad a la bruja fue el caramelo del día. La gran duquesaBegoña Oro, es la autora de esta aventura, en la que los blogueros que fuimos a la Blog Experience somos los protagonistas. (Si queréis personalizar un Barco de Vapor sólo tenéis que ir a tulibropersonalizado.com)


I'll be there (en librerías el 31 de octubre) fue uno de los platos fuertes del día. Es una de las súper-mega-híper-o sea-apuestas de SM de la temporada de otoño. Después de que nos contaran el proceso de creación de la cubierta y proyectaran un vídeo muy simpático de la autora, casi nos desmayamos cuando nos regalaron un ejemplar del libro a cada uno. Regalazo 

No tardaré mucho en leerlo, porque dicen que es estupendo. Tiene música, tiene amor adolescente y tiene un 100% de realismo (para los que estáis un poco cansadetes de tanta fantasía).


Legend (en librerías el 15 de noviembre) fue el otro plato fuerte. También es una de las grandes apuestas de la temporada, y no me extraña, porque la edición es preciosa hasta decir basta y la historia parece una interesante fusión de Puro con Los Juegos del Hambre.

Un cargamento de libros alucinante para un día igual de alucinante. ¡Si es que las cosas bien hechas dan gusto!

☞ Crónica de los Premios SM 2012. ¡Hay fotos que dan hambre!
☞ Crónica de la Blog Experience SM 2012. No os perdáis la chocolatería.

9 oct. 2012

“Firelight. Alma de fuego”, de Sophie Jordan (2012)

Los drakis, descendientes de dragones, han aprendido a adoptar forma humana para sobrevivir. Jacinda es una de ellos. En su forma animal tiene escamas, garras y una mata dorada de pelo que ondea cuando surca los cielos; y le encanta volar, aun cuando sea de día y esté prohibido. Los drakis no pueden arriesgarse a que el ojo humano los vea... porque hay humanos que juegan a darles caza para después tapizar los muebles con sus pieles o comerciar con sus cuerpos troceados. Pero Jacinda, que tiene 16 años, no es muy amiga de las reglas, especialmente desde que se siente tan vigilada por el clan, que pretende que se ponga ya mismo a criar dragoncitos con el draki alfa; no en vano es la primera piroexhaladora en muchas generaciones... y tienen que aprovecharla. Y así, en un día rebelde, mete la pata hasta el fondo y se expone a un humano. Para evitarle el castigo desproporcionado que el clan tiene en mente para ella, su familia no se lo piensa dos veces y escapa en la noche. Dirección: el desierto, donde la parte draki de Jacinda morirá. ¿Es eso lo que quiere?

Bienvenidos a la nueva apuesta de Bruño, el 31 de octubre en librerías (¡a 12 €!). Dragones de colores con poderes y pelos al viento que se convierten en adolescentes, un amor prohibido al más puro estilo Romeo y Julieta, tres libros ya escritos y una película en camino... Firelight es una cosita prometedora. De momento, en este inicio de saga, Sophie Jordan se las ha apañado bastante bien, aunque también ha cometido varios tropiezos.

Lo mejor del libro es ese mundo tan rico que nos ofrece, con dragones, clanes, cazadores, bosques y cuevas escondidas en el agua. Es rico por sus matices y contrastes, porque casi puede saborearse y palparse, porque sus posibilidades son infinitas. La autora lo hace muy bien: tiene estilo, narra con humor y gran plasticidad, y construye a sus personajes muy decentemente. Además ha escrito una novela gorda (384 páginas) que se lee en un pispás (y que Bruño ha editado casi sin faltas de ortografía), ha dado forma a una nueva raza con una interesantísima cultura propia y ha puesto sobre la mesa un montón de elementos que conjugan fenomenal.

El problema de fondo de Firelight es Jacinda, su talón de Aquiles. Es valiente y atrevida, sí, pero también tremendamente inconstante: ahora quiere querer al chico, ahora no, ahora sí... ahora quiere volver con el clan, ahora no, ahora sí... En parte este comportamiento errático es natural, ya que Jacinda no deja de ser una adolescente que ha vivido siempre bajo el cordón protector del clan, pero cansa mucho ser testigo de ese caos emocional, sobre todo cuando no le deja pensar y le lleva a cometer errores tan tontos que chirrían. Si Jordan soluciona este problema en el segundo libro, Vanish, el panorama pintará estupendo. Por pedir... también me gustaría un ambiente de instituto menos típicamente americano, un coprotagonista con más sal en las venas (para que el triángulo amoroso pueda exprimirse en condiciones) y más sorpresas que no se adivinen enseguida.

Me da la impresión de que Jordan quería ponérselo fácil al lector. Se nota que tiene oficio, pero por momentos se relaja para masticar demasiado las cosas. Ojalá en Vanish todo esto evolucione. Y ojalá se traduzca pronto, ¡porque el desenlace de Firelight es de infarto!

☞ Clic para acceder al biblet del libro.
☞ Aquí os enseñaba la galerada.

8 oct. 2012

Llega el libro digital


En algunos países y algunos sectores parece que el libro digital empieza a desbancar al libro en papel. ¿Será cosa de estos niños? Y yo que todavía no me he modernizado...

¡Nos leemos a medianoche!

7 oct. 2012

Ámbar tropieza con Destino


Portadistas como ésta me dejan desmayada.

Destino publicó La caza el pasado 5 de junio y Ámbar va a hacer lo propio con Uhlma el próximo 9 de octubre. La cubierta de Uhlma se difundió ya a principios de junio, pero quiero creer que la de La caza, por cuestiones de promoción, lo hizo antes.

Estos dos libros van a coincidir en las librerías, y cuando los lectores, ojipláticos perdidos, echen un vistazo a los créditos de cada libro y descubran que Ámbar es la editorial que ha metido la pata, van a quedarse del revés.

Los bancos de imágenes están para lo que están, pero también las editoriales. ¿Tan difícil es repasarse el catálogo más reciente de la competencia para evitar cosas como ésta? Uhlma ya pierde puntos por esto, y ni siquiera ha salido aún a la calle.


☞ Las cubiertas sin sal también hacen que el conjunto de un libro quede desmerecido. 

En este caso, la española de La caza me parece una cosa blandengue y sosa. Cualquiera de las tres originales, especialmente las dos en las que salen el chico y la chica, habría sido mejor opción. Aquí, eso sí, caben apasionadas alabanzas hacia la cubierta española, ¡porque ya se sabe que para gustos hay colores!


Cubierta potente = + €

6 oct. 2012

La Central, la súper librería de Callao

Las librerías son mi lugar de culto particular. (Y las floristerías, y una playa de arena calentita, y los bosques del norte, y...)

Entro en ellas, paseo la vista por todas partes y respiro hondo, en paz con el mundo. "Bienvenida a casa", susurran los libros. Así que cuando el otro día me enteré de que donde la plaza de Callao de Madrid habían abierto una nueva librería, en un pis pas fui a visitarla (en muy buena compañía).


Calle Postigo de San Martín 8, a un paso de la boca de metro de Callao: La Central de Callao, inaugurada  el pasado mes de septiembre. 

Un antiguo y precioso palacete convertido ahora en una librería de tres pisos. Con cafetería/restaurante, coctelería, actividades culturales, merchandising y libros, muchísimos libros (algunos en sus versiones originales, cosa que gustará a muchos). Y lectores, muchos lectores, curioseando, leyendo, haciendo crujir las páginas y recomendando libros.

Uno de los papelitos que veis aquí abajo recomendaba Memorias de "Indún" porque "molaba" mucho. Me dio mucha ternura .


La sección "Carril bici" me pareció divertidísima. Había pequeños espacios de este estilo repartidos por toda la librería (uno se llamaba, me acuerdo, "London Calling" ♪).


En esta parte había mucho cómic en general pero poco manga (o nada, ahora mismo estoy en blanco...). Con suerte, con el tiempo, la librería irá evolucionando en estos detalles.


¿Os acordáis de mi crónica de la Blog Experience SM 2012?, ¿recordáis que os conté que donde la Librería San Ginés hay una chocolatería deliciosa? Mirad qué descubrí al echar un vistazo por el balcón de La Central: la Chocolatería Valor

¡Lectores chocolateros, éste es nuestro nuevo rincón!


Esto que veis y una estantería más es toda la literatura juvenil que pude encontrar en la librería. La infantil estaba desperdigada en más sitios y mezclada a veces con su hermana mayor. Ojalá esta sección vaya creciendo poquito a poco con más novedades y libros viejunos.


Mi bolso en un sillón rojo muy apetecible para culos cansados. Sólo por si acaso, y porque estaba en la sección infantil, no probé si el mío cabía.


En esta visita a la librería no compré nada. Preferí mirar, admirar, desear, curiosear, enredar, sacar fotos rápidas, y pasear por las decenas de pasillos y recovecos. Tengo pendiente volver con más calma para seguir saboreándola en condiciones. 

Lectores, ciclistas, chocolateros y recomienda-libros, ¡nos vemos allí!

4 oct. 2012

A Jacob Black no le afecta la nieve


Círculo izquierdo: en un primer plano tenemos al muchacho cansado que no sabía que le iban a hacer correr ese día; en un segundo plano, allá al fondo como si fuese un borrón, tenemos al indio con pintura en el cuerpo que hace de tipo exótico.

Círculo derecho: en un primer plano tenemos a un corredor concienciado y con el culo apretado; en un segundo plano tenemos a la necesaria segunda chica del cartel, que a pesar del frío que debe de hacer va con el pecho prácticamente al aire. Antes muerta que sencilla (claro que si es una vampira, muy viva no está la pobre).

Ya ha salido el póster definitivo de Amanecer. Parte 2, un poco desafortunado... En cualquier caso, tengo ganas de ver cómo resuelven esta película, porque a pesar de sus cositas malas, me gustó el libro.

3 oct. 2012

In my mailbox (39) "Tras el cristal" y cerca de "Tan cerca"


Ayer hubo fiesta en mi buzón: ¡llegó un paquete inesperado! 

Dentro había un ejemplar de lo último de Ricardo Gómez, Tras el cristal, un libro de relatos fascinante, según cuenta SM. Naturalmente no iba a decir lo contrario... pero ya sabéis que la editorial suele publicar libros bastante chulos. Además, Ricardo Gómez ha ganado un montonazo de premios y me cayó muy simpático cuando le conocí en los Premios SM 2010, a los que acudió como flamante ganador del Gran Angular (qué tiempos...).

En la foto he colado también una de las hojitas que acompañaban al libro. Si apuntáis bien con la lupa, podréis ver la bonita cubierta de Tan cerca, segunda parte de Despierta. Across the Universe, el 31 de octubre en las librerías.

2 oct. 2012

Pájaro-escudos en acción (y una rosa)


Cuando algo se pone de moda, no hay cubierta que se resista.

1 oct. 2012

Consejos de una lectora para escritores noveles

Llevo unos años leyendo libros para las editoriales, valorando si los originales tienen la suficiente miga y calidad para ser publicados. Os hablé de mi experiencia aquí.

Los manuscritos en inglés no me dan mucho dolor de cabeza porque cruzan el charco de forma bastante profesional: vienen avalados por editoriales y/o agentes, así que lo normal es que estén correctamente presentados. Con suerte, además, la pluma y la historia no son del todo espeluznantes. Los originales en español, en cambio, a veces me vuelven loca.

Cuando tengo entre manos un manuscrito en español de un escritor con oficio, respiro relajada. Generalmente su libro tendrá cierto estilo y estará bien escrito (aunque algunos autores siguen sin dar valor a las tildes y las comas bien puestas), y la historia será una cosita con cierta enjundia bien desarrollada. Pero lo mejor es que el original estará, generalmente, estupendamente presentado. Sin embargo, cuando me enfrento a un original en español de un escritor descuidado, con muy poquito oficio o que envía su primera novela, suelo tener que tomarme la lectura con más calma. Si es un diamante en bruto y además envía el libro correctamente presentado, me emociono; si es un diamante en bruto pero envía el libro mal presentado, me desinflo un poco; si es un mal libro pero viene correctamente presentado, lo leo a gusto; si es un mal libro y además está mal presentado, me arranco un par de pelos.

Hay originales que no tienen remedio: porque al escritor le falta madurar la historia, porque es demasiado joven y tiene demasiada prisa por publicar, porque no se preocupa por mimar su historia y hacerla un poquito original, porque no hay equilibrio entre lo que cuenta y cómo lo cuenta, porque no da importancia a la ortografía y la puntuación, porque cree que lo único que necesita para que le publiquen es sumarse a la moda del momento (vampiros,  ángeles, distopías, romances pasados de rosca...), porque subestima la inteligencia del lector...

En cualquier caso, haya remedio o no, es fundamental presentar el original con absoluta corrección, porque eso hará la vida más sencilla al editor y al lector, cosa que agradecerán profundamente (yo lo hago). Por eso (y teniendo en cuenta que no soy una experta, que hablo sólo desde mi experiencia), aquí os dejo unos pocos consejos sobre cómo presentar el manuscrito a una editorial. También sirven para presentar el libro a un premio literario e incluso para autopublicarse.

Querido lector que escribes:
  • Las prisas son malas consejeras. Escribe con calma y paladea tu historia; siéntete conforme con cada palabra que escribas y cada movimiento que hagan tus personajes. Cuando hayas terminado de escribir tu libro, déjalo reposar un tiempo para que respire; después de ese tiempo, revísalo y cambia lo que consideres necesario.
  • Es muy importante que revises también las faltas ortográficas, gramaticales, tipográficas, de expresión y de puntuación. Queda muy mal cuando un libro está lleno de errores de este tipo y, de hecho, puede perjudicar muchísimo su valoración final. Además, ¿no crees que para convertirte en un buen escritor tienes que aprender a escribir con corrección?
  • Si envías tu manuscrito a una editorial española, procura que el vocabulario que emplees sea el del español de España.
  • Pide a personas de confianza que lean tu libro: para que te digan si les gusta, para que te indiquen qué no funciona, para que te marquen errores y aciertos... Su labor debe ser honesta, crítica. Si para no herirte te dicen que has escrito un libro maravilloso cuando no es cierto, en realidad no te están ayudando. Además, ten en cuenta que si llegas a publicar nadie te regalará los oídos porque sí. Hay que saber aceptar las críticas (constructivas, claro), porque siempre se puede aprender de ellas. Creo que el buen escritor está siempre en constante formación.
  • Es hora de revisar los aspectos más técnicos del manuscrito, que habrás escrito a ordenador (o como mucho a máquina, ¡pero no a mano!). No quieres que ni el editor ni el lector editorial se queden sin ojos, así que debes procurar facilitarles la lectura, hacer de ella una experiencia agradable. Es decir: escribe en Times New Roman o Arial, son unas fuentes muy cómodas de leer; que el tamaño de la letra sea, por ejemplo, de 12 y esté en un interlineado doble o de uno y medio; y que haya márgenes para que el texto respire.
  • Lo ideal es que cada nuevo capítulo arranque en una nueva página.
  • ¡Numera las páginas! Y en la primera recuerda poner todos los datos: título, autor, tus datos personales, mail de contacto, y género y público objetivo de la obra (para que quede claro si lo que has escrito es realismo o fantasía, y si es literatura infantil, juvenil o adulta; si quieres añadir si es una novela romántica o de misterio o de lo que sea, adelante). 
  • Sobre todo si el libro es muy gordo, es buena idea escribir una pequeña sinopsis; pero sin exaltar las bondades de tu historia, simplemente explica de qué va, preséntala. También puedes adjuntar tu currículum y/o una carta de presentación, aunque no siempre es necesario; si lo haces, olvídate de hacer la pelota a la editorial, sé claro y ve al grano.
  • Si ya tienes todo listo, imprime y encuaderna (o por lo menos grapa) las hojas. Que la sensación general sea la de un trabajo chulo y profesional. Lo recomendable es que imprimas por una sola cara.
  • ¡Es hora de enviar el libro a la editorial! ¿Pero a qué editorial? Sé coherente, utiliza la cabeza: no envíes un libro de texto a una editorial que sólo publica ficción, ni envíes una historia de sexo caliente a una editorial de literatura juvenil, ni envíes una historia de un niño mago que habla con las ranas a una editorial de literatura adulta. Debes enviar tu libro a la editorial que más te interese y más se ajuste a las necesidades de tu libro, incluso puedes probar con varias; pero asegúrate siempre de que es una editorial más o menos decente, porque hay mucho timo-editorial suelto. 
  • Si has enviado el libro a varias editoriales y una decide publicarte, puede ser un bonito detalle avisar a las demás para que no pierdan el tiempo en leerte. Y recuerda que si envías el libro por tu cuenta, sin que te lo hayan pedido expresamente, pueden tardar unos cuantos meses en contestarte, si es que lo hacen (la cantidad de originales que reciben las editoriales al mes es abrumadora, y al año ni te cuento).

A partir de este momento, ¡muchísima suerte ♥! Publicar un libro puede ser una experiencia maravillosa, pero también lenta, cansada y decepcionante. Si la cosa no cuaja, ánimo y buen humor, y a seguir madurando y aprendiendo. Poquito a poco, porque ya se sabe que las cosas de palacio van despacio.

Y ahora, después de este rollo infernal, me encantaría que compartierais conmigo vuestras experiencias, vuestros propios consejos y vuestra visión del asunto.

☞ Algunos consejos parecen de cajón, pero os prometo que hasta los más disparatados tienen su razón de ser. La vida del lector editorial a veces es toda una aventura...