31 jul. 2012

Aviso a futuros escritores y amantes de la lectura

Andreu Martín es un tipo con mucho oficio. Lleva la tira de años publicando libros juveniles (¡os recomiendo las aventuras de Flanagan!) y ha sobrevivido a todo. Ahora nos cuenta cosas a través de su canal en YouTube.

En este vídeo: "Bestsellers VS Mindundis".


¿Es lo que hay... o las cosas están empezando a cambiar? Mi granito de arena lo aporto peleándome siempre con la mala literatura juvenil y los libros mal hechos... y prometo ser incansable. ¿Vosotros?

30 jul. 2012

La Oro se va de vacaqué

Y lo hace así aquí.

¿No os recuerda a alguien? (¡Si pincháis ahí no podréis quitaros la canción de la cabeza!)

Pues eso, que la simpática Begoña Oro se va de vacaqué, pero antes de hacerlo nos recomienda comprar el periódico para no leerlo o conducir con cuidado aunque bailar sin él. No perdáis tiempo y corred a leerla en su blog. Además, hace una confesión que alegrará mucho a sus incondicionales...

29 jul. 2012

Caperucita era rematadamente torpe e inocentona

(Según este juego, claro...) ¿Sobrevivirá la niña de la caperuza roja más famosa de todos los tiempos?

Mientras saltáis de una casilla a otra esperando no ahogaros, no caeros por un precipicio o no convertiros en comida para lobos, yo me voy a casa de mi abuelita. Promete ser toda una aventura, así que ¡deseadme suerte!

28 jul. 2012

¡Rápido! ¡Se llevan a Mr. Bean!


Ayer fue la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos 2012. Cuatro horas de espectáculo llenas de música y simbolismo, y miles de deportistas más contentos que unas castañuelas por estar allí. La gala me gustó, fue agradable de ver y por momentos hasta impresionante, pero... lo mejor, sin duda, fue la actuación de Mr. Bean. Dadle al play antes de que YouTube quite el vídeo.

En el segundo puesto de Lo Mejor de la Apertura de Londres 2012 están la batalla entre Voldemort y un montón de Mary Poppins, la lectura que hizo J. K. Rowling de Peter Pan y la aparición de un (todavía) guapísimo Kenneth Branagh.

27 jul. 2012

Voldemort participará en Los Juegos Olímpicos

Lord Voldemort, el que supuestamente no debe ser nombrado, tendrá su momento de gloria en los Juegos Olímpicos de Londres. Por lo visto una versión gigante de él aparecerá en la ceremonia de apertura para asustar a unos niños, y lo hará acompañado de un puñado de feos dementores. Menos mal que después llegarán unas cuantas Mary Poppins para acabar con ellos. (No sé qué es más poderoso, si el bolso de esta mujer o la varita de Dumbledore.)

Esto y mucho más, mañana/hoy en Londres 2012. Y esta información, un poco mejor contada, aquí.

25 jul. 2012

¿Qué significa leer para Ana María Matute?

Vivir.

¿Y sabéis por qué libro daría su reino? Lo cuenta aquí.

24 jul. 2012

Eso son los libros, Esther

Llevo toda la tarde con la tesis atragantada. Con ganas de vomitarla, pisotearla, prenderle fuego y ponerme morena con su calor. Lo único que he sacado en claro es esta cita:

Los libros, para los (niños) lectores, son mucho más que libros: son sueños y conocimiento, son el futuro y un pasado.

Esther Meynell (1940)

23 jul. 2012

¡Me han cazado!


Mai, cazadora de palabras profesional, me ha convertido en su presa. Pero no creáis, no ha habido sangre, ni arañazos, ni pelos alborotados, sólo preguntas interesantes. Aunque se me ha escapado algo sobre mis canas, unas fresas y mi abuela, el resto puede que os guste. ¿Os apetece leer la entrevista?

Sólo tenéis que hacer clic aquí. Clic. ¿Veis? Clic. Si resulta que en este momento estáis liadísimos con un asunto de seguridad nacional, salvando al mundo, merendando, haciéndoos unas trenzas o leyendo un buen libro, podéis hacer clic aquí igualmente y guardaros el enlace para después.

¡Me voy a merendar!

Cosas de los Teen Choice Awards 2012


Estos dos jóvenes tan simpáticos son Taylor Swift y Josh Hutcherson, que ayer recogían unas merecidas tablas de surf en los Teen Choice Awards. Ella, entre otras cosas, por su sencillo Eyes open para la película de Los juegos del hambre, y él, también entre otras cosas, por haber sido elegido Mejor actor de cine de ciencia ficción.

Hasta ahí fenomenal; son unos currantes y tienen talento. Pero poniéndonos un poco más frívolos... en esas fotos está pasando algo. O hace un frío de muerte o hace mucho calor. O a ella le castañean los dientes o él está que se asfixia. O vestidito (precioso, por otro lado) o chaqueta gorda con pantalones. Uno de los dos no sonríe de verdad. ¡Imposible!

21 jul. 2012

Estamos muy locos (por los libros)

"Me alegro de poder hablar contigo sobre los personajes de ficción como si fueran reales y de que todavía pienses que estoy cuerda."
Somos lectores y estamos locos por los libros. A veces pareceremos unos bichos raros porque nos pillarán abriendo un libro para olerlo, o porque pegaremos un chillido al descubrir esa novela que llevábamos años esperando que alguien escribiera, o porque tanto nos dará leer boca arriba que boca abajo, o porque marcaremos nuestras páginas favoritas con un arcoíris de pósits, o porque nos pondremos a delirar, reír y llorar por culpa de un personaje o un giro dramático inesperado. Pero si es así, qué bien sentará parecer un bicho raro.

Es extraordinario que seamos tantos. Y es más extraordinario aún que todos compartamos esta pasión arrolladora sin mirar por encima del hombro al que declara su amor eterno a ese personaje, al que se aprende todos los hechizos de Harry Potter o al que decide reescribir el final de su libro preferido. Somos lectores y estamos muy locos (por los libros).

20 jul. 2012

Cuidado, hay niños leyendo

Y cuidado, hay una bloguera durmiendzzz...

19 jul. 2012

Esta noche tengo que escribir algo bueno

Bueno de verdad. Y estoy temblando, porque no me va a salir. Porque cuando mejor tengo que escribir peor lo hago. Porque cuando tengo que hablar de libros hablo de patinetes, cuando quiero ser sofisticada publico cosas como ésta y cuando tengo que estar súper súper atenta (súper) me duermo.

Mi misión esta noche es no escribir una patata. Aunque, claro, me he pegado mi vida bloguera hablando de nesquiks, tofus y limones, así que esta misión es tan imposible como la de Ethan Hunt. No sé escribir si no es recurriendo a la comida (he llegado a hablar de puré de hilos...). De hecho vivo para desayunar, tengo amplia experiencia en pegar la nariz a los escaparates de las pastelerías, me hubiera gustado llamarme Violeta (las violetas se comen) y no puedo resistirme a los libros que se titulan con nombres de frutas.

Pero no estoy llegando a ninguna parte. Y eso que he hecho trampa: me he tirado horas en la biblioteca de La Tienda de las Horas revisando todos los viejos archivos. Por si me inspiraban, y eso... Porque recuerdo que antes tenía gran facilidad para hablar mucho y no decir nada; y para colmo era simpática. También he echado mano de ÉL, siempre tan servicial, amable, sabio y bondadoso. Quería que me recordase cómo ser buena, y que me aconsejase cómo escribir algo bonito y genial. ¿Pero sabéis qué? Que después de tantos esfuerzos me ha pasado como al final de un libro: he tenido LA revelación. Como cuando el malo se da cuenta de que puede ser mejor persona, el héroe da con la clave para salvar al mundo o el chico malo decide abrir su corazón y se le cae al suelo. Me he dado cuenta de que eso bueno y genial que tenía que escribir no lo podía hacer inspirándome en viejos textos. Porque yo antes era una petarda. Una petarda de las grandes. Era monísima, majísima, agradabilísima, dulcísima y serenísima. De verdad que no podía ser más petarda... Claro que así es la vida: creces, cueces y te enriqueces. Y de paso te salen canas (o entradas, en su defecto).
(Creo que dejo la misión a medias.) Muy buenas noches.

18 jul. 2012

Bajo la misma estrella, de John Green


Hola, buenas noches. Quería ilustrar este post con una foto casera de Bajo la misma estrella, pero me pilláis metida en la cama y custodiada por dos felinas que me echarán la zarpa si me muevo (están demasiado a gusto)... así que nos conformamos todos con esta imagen. Pero qué más da. Esta noche sólo importan Hazel Grace y Augustus Waters.

Antes de nada tenéis que saber que yo me mareo hasta montada en patinete. Mi padre dice que parezco de pueblo (que lo soy). Pero es así. Me pongo a masticar biodramina incluso para ir a casa de mi abuela, que está a diez minutos en coche. Por eso no suelo leer cuando voy sobre ruedas. Pero el otro día fui a pasar unos días a la playa y tuve que echar seis horas de autobús. Sin televisión. Seis horas, insisto. Y no pude evitarlo: me puse a leer. Más tarde ya ajustaríamos cuentas mi estómago y yo... Sin embargo, no sé si fue la sobredosis de biodramina, el bocata que me zampé para asentar el estómago (cuando me mareo, como) o lo interesante que empezó el libro, pero alcancé la playa sana y salva. Y allí seguí leyendo, un ratito cada día; y cuando notaba que me iba a poner a llorar como una magdalena, iba corriendo al mar para que no se me notara.

Ésta es una historia de adolescentes con cáncer. Adolescentes que se enamoran, que saben que están terminales, que tal vez se curan, que tal vez mueren, que no tienen pelos en la lengua porque para qué. Ésta es la historia de Hazel y Augustus, y algún personaje más, y es una historia maravillosa. Emociona y hace llorar tanto como hace reír. A carcajadas. Es dulce, es tierna, es fresca, es ágil, es aguda, es divertida, es durísima, es pura ironía, es puro sarcasmo, es la vida. Bajo la misma estrella es una cosa hermosa y bien escrita que tenéis que leer.