29 jun. 2012

Hablo de los lectores de plasticucho

"(...) Pero un día me di cuenta de que ese amor por la literatura a veces se usaba mal. Como el superhéroe que se convierte en villano porque su poder termina por corromperle. O como el fan que se vuelve fanático. Me tomó por sorpresa que hubiera lectores, de cualquier edad y condición, que utilizaran los libros para herir a otros lectores. Me dieron vergüenza. Había quienes escogían bandos y se dedicaban a despellejar al contrario, y había quienes habían convertido en su deporte preferido burlarse de los demás. Todo el asunto me parecía de lo más irracional". Yo misma en El Tiramilla, donde sigo, profundizo, me divierto, me quejo y me desnudo un poco.

Y además añado este vídeo que recomendó Meg Cabot, esa señora que tanto sabe de diarios de princesas. ¡Hay gente con muy buen humor <3! Que os encante tanto como a mí; la canción, aviso, es pegadiza.


Ahora sí: buenas noches, mundo. Es verano en la capital y hay 30º C en la calle. Estoy pensando en dormir chupando un cubito de hielo.

27 jun. 2012

El valor de la LIJ

"Creo que a menudo los libros infantiles tienen mejores historias que los libros para adultos. Muchos autores de literatura infantil gozan de mucho respeto entre sus lectores. Saben que no hay espacio para la escritura chapucera o las tramas sin atar. Los libros tienen que funcionar de verdad. De alguna forma hay más disciplina detrás, están mejor dirigidos. Los autores conocen mejor el mercado y a sus lectores."

Barry Cunningham, editor de
Harry Potter.

Cómo me gustan las palabras de este señor. Y cómo me gusta que muchos escritores de literatura infantil y juvenil se las tomen en serio. La LIJ de calidad nos dará alas.

¡Buenas noches!

24 jun. 2012

La RAE no se corta

CALOR. Calor, calor, calor. CALOR. El termómetro de la marquesina de enfrente marca 28 grados y la poca brisa que corre es caliente. Tengo tanto calor que sólo puedo pensar en el calor que tengo. Calor en los pies, en el puente de la nariz, en la nuca, en las palmas de las manos, en el ombligo... demasiado calor como para ser graciosa o amable. Así que he pensado: ¿y cómo puedo canalizar yo todo este calor, que me hace resoplar y estar de mal humor? Echando más leña al fuego. Indignándome. Y esta noche me indigno con la RAE, que a veces no se corta un pelo.
Resulta que, aunque ha tenido a bien incluir en su diccionario nuevas acepciones como blog o bloguero (¡por fin "existimos"!), no ha estado muy fina en la inclusión de la palabra manga, que define como 'género de cómic de origen japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos y fantásticos'. Ayayay. Si la Real Academia quería guerra, lo ha conseguido a cañonazo limpio. Si es que hay que tener muy mala leche para haber vomitado esa definición tan absurda, falsa e insultante. ¿A santo de qué un trabajo tan mal hecho? Lo ha expresado muy bien FICOMIC en este comunicado.

Querida RAE: busca tu tienda de cómics más cercana, entra, saluda (¡no seas tímida!) y luego echa un vistazo a las estanterías. Después vienes y nos cuentas si mantienes esa definición digna de gente de las cavernas.

Feliz noche de San Juan.

14 jun. 2012

Dos momentitos de mi paso por el CERN


Echaba tanto de menos escaparme aquí, a la Tienda de las Horas, que, ¡qué diablos!, me he escaqueado unos minutejos (con permiso de los modernistas y posmodernistas con los que desayuno, como, ceno, receno y duermo estos días). Sólo los que dura el vídeo, que narra el viaje al CERN que La Galera organizó para promocionar Quantic Love.

Si miráis bien me cazaréis en dos momentitos: en el primero (1' 44'') parece que me duermo y en el segundo (4' 13'') me pongo a hacer un puzle (esto lo entenderéis si leéis mi crónica del viaje).

Buenas noches a todos. Dentro de unos días me despido de la filosofía inacabada de los pedantes (pos)modernos y vuelvo a la casucha. También entonces me pondré a dar caña a correos/tuits/comentarios pendientes, os contaré lo estupendamente que me lo pasé el otro día en la Feria del Libro de Madrid, os animaré a que leáis y os mojéis con mi último reportaje en El Tiramilla... Muchas cosas. ¡Buenas noches!