31 mar. 2012

El cameo de una cicatriz mágica

Podría tratarse de la Z de El Zorro escrita en mitad de un estornudo, pero no. Lo que la flamante y huesuda rodilla de la señorita Smith tiene ahí es la cicatriz de Harry Potter. Descarada... ¿no va y huye de la frente del niño mago como si tal cosa?

30 mar. 2012

¡Claro que sé que me gusta leer!

Estaba yo zascandileando en las redes emulando a una duquesacuando en el Facebook de SM me he encontrado una recomendación tentadora: el portal de la campaña de fomento a la lectura "Sí que te gusta leer (pero igual no lo sabes)".

Yo sí sé que me gusta leer me di cuenta en primaria, cuando me castigaron con no leer porque no hacía otra cosa y empezaba a ser preocupante, pero soy muy curiosa y he hecho clic. Y así, como si fuera un libro abierto, el portal ofrecía dos caminos:

He elegido el de la página izquierda, "claro que me gusta leer" ¿para qué iba a mentirle a una página web?–, y he empezado a jugar.

Resulta que el portal es un libro en sí mismo, un librojuego de esos de Elige tu propia aventura; presupongo que aquí ningún camino conduce a la muerte, espero. Menuda campaña se han currado las señoras y los señores que hay detrás, ¡me encanta la historia que me está tocando!

Os dejo el enlace al portal y sigo descubriendo qué es de mí ahí dentro: www.siquetegustaleer.org. Os cuento que de momento he llegado a un pueblo aburridísimo, he conocido a un chico extraño, nos hemos ido a dar una vuelta en plena noche y hemos decidido ir a investigar unas luces. Menudos locos imprudentes estamos hechos... De verdad que espero que este librojuego virtual no siga el esquema clásico y me ponga a criar malvas.
Un aliciente más para sumaros a la campaña: al final de la historia podréis apuntaros al sorteo de un eReader.

29 mar. 2012

Se buscan esposas (de las de casarse)

Hace mucho, mucho tiempo, en un galaxia muy, muy lejana... se escribían guías para ser buenas esposas:

Conclusiones aplastantes: para ser buenas esposas hay que secar los cacharros bailando el mambo, fregar los suelos a mano y bien peinadicas, hacerle la ola al marido cada vez que llegue a casa y golpearse la cabeza contra el suelo para dejar de sentir que algo raro pasa.

Hasta hace un suspiro no era nada descabellado que se publicaran guías como ésta (¿también se organizarían firmas de ejemplares y todas las buenas esposas harían cola para no irse a casa a fregar y planchar sin su autógrafo?). Y sin embargo ahora, por fortuna, eso ya no nos deja indiferentes. Sí nos la traerá al fresco, por ejemplo, que las editoriales de literatura juvenil estén dando el pelmazo constantemente con que su nuevo libro "no dejará a nadie indiferente", "no dejará indiferente a nadie", "es el nuevo Harry Potter" o "es el nuevo Crepúsculo", pero, insisto, las guías para buenas esposas seguirán haciéndonos sangrar los ojos hasta que la carne se convierta en polvo. Por lo menos. Lo peor es que leerlas con la perspectiva que ofrece el tiempo es divertidísimo. ¿De verdad antes se llevaba todo eso?

Eso sí, en los carteles de arriba hay un consejo que no está tan mal: "Ponte en sus zapatos", que es lo mismo que decir "Ponte en su lugar". A veces no nos vendría mal pensar un poquitititito más en los demás.

Buenas noches, mundo.

28 mar. 2012

¡@FLMadrid vuelve a la carga!

Gente de buena fe, ¡el Twitter de la Feria del Libro de Madrid ha vuelto a la vida! ¡La FLM 2012 por fin calienta motores! Y además italianos, porque la feria de este año tendrá a la literatura de la Bota como protagonista (os recomiendo este reportaje sobre autores juveniles en Italia). Veremos qué escritores juveniles nos trae aparte de Federico Moccia (es que este señor ya está en todas partes, casi es hijo adoptivo de nuestro panorama cultural).

Pues eso, que estoy muy contenta. Tengo ganas de calor, jardines, libros, agüita fresca, risas con amigos, más libros, autores y autógrafos, eventos... Ah, qué estupendo.

Por cierto, este lunes estuve en el evento fan de Los Juegos del Hambre. Como aperitivo del post que tengo pendiente os dejo estas fotichuelas que colgué en el blog oficial. Jennifer Lawrence es guapa, guapa, guapa. Y llevaba unos tacones de vértigo.



27 mar. 2012

Éranse una vez que se eran tres princesas

Érase una vez Blancanieves con móvil.

Tiene delito que una chica de hace mucho, mucho tiempo lleve un teléfono más moderno que el mío. De hecho, mi brontosaurio posee una tecnología tan pasada de rosca que, por no tener, no tiene ni cámara. Y así pasa, que voy de antigua por la vida, y cuando me urge lanzar a la red algo oficial a veces tengo que recurrir a mandar un SMS al Buen Amigo Con Conexión A Internet De Turno.

#SoyUnaAntigualla

Y éranse una vez Blancanieves (de azul pardo), Cenicienta (de lila sosete, como ella) y Caperucita (de rojo, como debe ser) juntas en la misma historia tomándose unas copichuelas dignas de Sexo en Nueva York. Prometo emularlas este fin de semana con un vestido bonito y sensi, risa floja y chachachá bajo luces estroboscópicas.

Nota para despistados: estas imágenes pertenecen a la serie de televisión Érase una vez (Once upon a time). No diré que es brutalmente buena e inteligente, pero sí que es entretenida, a veces divertida y que crea una ligera adicción.
#OnceUponATimeMola

25 mar. 2012

El jardín químico I: Efímera, de Lauren DeStefano

En la historia de Rhine nos trasladamos a un futuro imperfecto y más cercano a nuestra realidad de lo que nos gustaría imaginar. Los científicos han logrado erradicar todas las enfermedades... pero en el transcurso de sus investigaciones genéticas algo ha salido mal, y ahora las mujeres mueren a los veinte y los hombres sólo cinco años más tarde (muy a lo In time). Las consecuencias de este destino son brutales: comercio extendido de seres humanos, niñas secuestradas y obligadas a tener descendencia con chicos tan caducos como ellas o -peor- los señores que todavía quedan de otras generaciones, abismos entre las clases sociales, violencia extrema en las calles... Y Rhine, nuestra gran protagonista, es víctima de todo esto. Pero tiene la fuerza e inteligencia necesarias para sobrevivir y escapar de sus captores.

Efímera es de lo mejor que se publicó el año pasado en literatura juvenil. Su historia es refrescante, atrevida, honesta, profunda y bestia en su contenido pero suave y reflexiva en sus formas. Además de ofrecer emociones nuevas, Lauren DeStefano tiene estilo, demuestra que sabe escribir, doblega al ritmo como quiere y no tiene miedo de crear un nuevo mundo aterrador. Y no contenta con todo esto, también da vida a un puñado de personajes complejos, creíbles y brillantes.

Efímera sólo tiene un problema: su edición en español. Puck -el sello que ha traído el libro a España- ha hecho un trabajo espantoso. Ha respetado la exquisita cubierta original, ¡bien!, pero por dentro ha destrozado la novela, que ha dejado a la peligrosa altura de la malísima primera edición de El libro de jade. Efímera hace sangrar los ojos porque prácticamente tiene más erratas y faltas de ortografía que palabras y frases bien escritas, y esto es una auténtica vergüenza. Así, esta vez mi pregunta sin respuesta no es si los correctores editoriales existen, sino qué clase de "profesionales" trabajan en algunas editoriales. ¿Es que ya no se tiene ni un poco de respeto por el lector? Por no hablar del respeto por la profesión, por la literatura, por la cultura...

Terminando, que es gerundio, recomiendo muchísimo esta lectura, pero recomiendo muchísimo hacerla en inglés. Bookdepository puede ser un buen aliado.

24 mar. 2012

"Una historia de amor entre libros", dice

Esta mañana, muy pronto. Suena el timbre. Me pego el susto del día, salgo pitando de la cama y contesto al telefonillo. Es el cartero con un paquete que no espero y llega en viernes, el mejor día de la semana. Ruidos de ascensor; abro la puerta, sonrío, firmo, recojo y cierro. ¿La buena noticia? Que mi regalillo del día (¡gracias, Lumen!) es una novela con una pinta increíble. ¿La mala? Que le he abierto al cartero en bata, con las cejas despeinadas (sí, yo es que tengo mucha ceja), descalza y con las uñas de los pies despintadas, y con pelos en las piernas (ya he guardado los pijamas de invierno).

Ah. Qué vida. ¡Feliz fin de semana!

La librería de las nuevas oportunidades, de Anjali Banerjee

A ese lugar tan especial, donde los libros parecen tener vida propia, llega un día Jasmine, dispuesta a hacerse cargo del negocio mientras la propietaria, su tía Ruma, viaja a la India para curar su corazón cansado. Sola en medio del polvo y el desorden, la joven intenta dar un toque de modernidad al local, colocando títulos nuevos y llamativos en el escaparate, pero muy pronto los clásicos de siempre imponen su presencia y los autores vivos y muertos revolotean por las estanterías dejando oír su voz. Así Jasmine vuelve a descubrir a Shakespeare y a Edgar Allan Poe, y no solo eso: la chica aprende a escuchar a sus clientes, a comprender lo que de verdad buscan en una novela o un manual de cocina, y acabará encontrando al hombre con quien compartir todos los libros de su vida.

22 mar. 2012

Algunos lectores tontos

Según esto hay cantidad de lectores tontos por ahí:
"La crítica languidece no sólo en las artes. Se ha constatado que en los artículos de opinión no es frecuente que el lector retenga el nombre de quien la expresa. Importa que se reseñe una exposición, un libro, una película. No lo que se diga sobre ellos. Ni quién lo diga. El elemento de valoración del artículo es numérico, cuantificable: al lector le impresionan en primer lugar el tamaño del artículo, o el formato y las páginas de un catálogo."

Elena Vozmediano en su artículo Juicio y valor en el arte actual
Si lo que escribe Vozmediano es cierto, si es verdad que hay lectores a los que les impresiona más el tamaño de un texto que su contenido, me vais a permitir que me saque los ojos, los ponga sobre la mesa, sople y les haga rodar. Y van y vienen, y van y vienen.

Para curaros de espanto he preparado lo que sigue. Ferb, ya sé lo que vamos a hacer hoy:

(el ganso, naturalmente, y de paso leer un poquito)

Ahí tenéis mi última adquisición: Ola de calor, de Richard Castle. En realidad éste es un libro tremendamente mentiroso, porque Richard Castle no existe, en realidad es un personaje de ficción que protagoniza la serie de televisión que lleva su nombre. Además de hacer de investigador aficionado para el cuerpo de policía de Nueva York, Castle es escritor, y adivinad cuál es el título de una de sus novelas: ajá, Ola de calor, protagonizado por la sexy detective Nikki Heat.

Pues eso, poetas de primavera, me voy a seguir leyendo. La serie entretiene, veremos qué suerte corre el libro.

20 mar. 2012

Reflexión sobre el estilismo de unos premios LIJ

El pasado martes se celebró la 34ª edición de los Premios SM: rueda de prensa por la mañanita y gala con princesa por la tarde-noche. Otro día os avanzaré más con fotos, vídeos y anécdotas (aunque pinchando aquí podréis leer la crónica que se ha publicado hoy en El Tiramilla, diario en el que seguimos buscando redactores), pero hoy sólo quiero quedarme con ella, ah, la gala.


Había que ir guapos e hice caso: vestidito, americana, zapatos con taconazos que hicieron digievolucionar la forma de mis pies, joyas de mentira y la cara pintada. Iba mona, aunque la Oro, SAR la princesa y la Jordi Sierra i Fabra de este año iban más guapas. La cuestión es que a la fiesta acudió gente con modelitos y estilazo, y me he puesto a pensar: ¿por qué a ningún medio se le ocurrió hacer lo que en otros premios de altura, eso de "Las mejor y peor vestidas de..."?

Está claro que el día en el que los paparazzi de los periódicos y las revistas de cotilleo se atrevan a apostarse en la Real Casa de Correos de Madrid para flashear a los invitados de los Premios SM (o cualquier otro premio literario), y después tumbar o encumbrar sus pintas, el mundo habrá cambiado y estaremos en el Reino del Revés. Veremos cómo es caerse para arriba y escuchar a los gatos no hacer miau y decir yes. Eso sí, para entonces tengo que haber aprendido a posar con más garra, porque no puede ser que siempre salga tan pavisosa en las fotos...


Aunque ya lo estoy viendo: "SAR vistió adecuada y elegante aunque delgada, Espe Aguirre horrorizó con un ramo de flores prendido al pecho, Alba Úriz dio penica porque no sabía andar con esos tacones, el presentador del acto lució una corbata muy primaveral..."

Tal vez sea mejor que todo siga como está. Sea como sea, el ridículo ya está hecho desde hace tiempo, mi historia con los SM es de traca.

Buenas tardes y feliz primer día de primavera.

☞ Mi crónica de los Premios para El Tiramilla.

19 mar. 2012

En lo bueno y en lo malo

Si me preguntaran qué hago ahora diría "pegar el culo a la silla, los dedos al teclado y la espalda a la almohada mientras me sorbo los mocos (tercera semana a medio gas), me deshago la coleta y escucho con los ojos cerrados la historia del hermoso leopardo de Cartier".

Maravilloso cuando atraviesa la claraboya y el cristal se convierte en nieve. O cuando el dragón le abre camino convirtiéndose en la Gran Muralla China. O cuando el Taj Majal se revela sobre la espalda de un majestuoso elefante... O cuando el leopardo encuentra por fin las caricias de la mujer de rojo.

(por hacer el chiste: no, no es "soy tu menstruación")


Los que inventaron los ridículos spots de Wipp Express deberían aprender de Cartier. Como los malos libros de los buenos.

6 mar. 2012

De Un ataque de risa


Un bebé ríe mucho más que un niño. Un niño más que un adolescente. Un adolescente más que un adulto. Y un adulto, un adulto casi nunca ríe. Es como un castigo divino. Perdemos la capacidad de reír y de reírnos de nosotros mismos, pero ganamos otra: sabemos reírnos de los demás. Aprendemos a hacerles daño. Y esa risa... ya no es tan divertida. Hiere, es dolorosa. Nos rompe por dentro (...). Te mina la autoestima y te aleja de los demás. Te aísla y te encierra. Es un arma. Poderosa. Mucho.
Un ataque de risa, Gabriel García de Oro.
Este fragmento es como la vida misma, por desgracia.

Vosotros, villanos, que os reís de los demás... coseos la boca y atragantaos con esa mala risa, tiene un sonido de lo más cutre y feo. Vosotros, héroes, venid.

3 mar. 2012

¡Que estamos en marzo!


¡Y quedan dos telediarios para que la gran pantalla se llene de tributos arrastrándose por el barro y capitolinos atusándose los pelos de peluqueros! ¡Y he empezado a ir al gimnasio y me duele hasta reír! Y que, en definitiva y ya con la calma que precede a la tempestad, tengo ganas de marcha bloguera, muchas ideas en borradores y un apetito extremadamente grande de pinchar sobre el botoncito naranja y sentir esas mariposas revolotear nerviosas. Porque ya está bien de no tener vida virtual, caramba, que casi me he olvidado de lo que era bwitear y reseñar en la Tienda de las Horas, y eso no me lo hubieran perdonado ni el Bote de Nesquik ni mis fuentes imaginarias, que hacen tacataca con las puntas de los pies.

Hasta entonces, buenas noches y buen fin de semana.

2 mar. 2012

Dos gallinas para un mismo huevo

¡Rrrosa que te quiero rrrosa!

(Aclaro que la primera gallina llegó antes al huevo)