20 mar. 2012

Reflexión sobre el estilismo de unos premios LIJ

El pasado martes se celebró la 34ª edición de los Premios SM: rueda de prensa por la mañanita y gala con princesa por la tarde-noche. Otro día os avanzaré más con fotos, vídeos y anécdotas (aunque pinchando aquí podréis leer la crónica que se ha publicado hoy en El Tiramilla, diario en el que seguimos buscando redactores), pero hoy sólo quiero quedarme con ella, ah, la gala.


Había que ir guapos e hice caso: vestidito, americana, zapatos con taconazos que hicieron digievolucionar la forma de mis pies, joyas de mentira y la cara pintada. Iba mona, aunque la Oro, SAR la princesa y la Jordi Sierra i Fabra de este año iban más guapas. La cuestión es que a la fiesta acudió gente con modelitos y estilazo, y me he puesto a pensar: ¿por qué a ningún medio se le ocurrió hacer lo que en otros premios de altura, eso de "Las mejor y peor vestidas de..."?

Está claro que el día en el que los paparazzi de los periódicos y las revistas de cotilleo se atrevan a apostarse en la Real Casa de Correos de Madrid para flashear a los invitados de los Premios SM (o cualquier otro premio literario), y después tumbar o encumbrar sus pintas, el mundo habrá cambiado y estaremos en el Reino del Revés. Veremos cómo es caerse para arriba y escuchar a los gatos no hacer miau y decir yes. Eso sí, para entonces tengo que haber aprendido a posar con más garra, porque no puede ser que siempre salga tan pavisosa en las fotos...


Aunque ya lo estoy viendo: "SAR vistió adecuada y elegante aunque delgada, Espe Aguirre horrorizó con un ramo de flores prendido al pecho, Alba Úriz dio penica porque no sabía andar con esos tacones, el presentador del acto lució una corbata muy primaveral..."

Tal vez sea mejor que todo siga como está. Sea como sea, el ridículo ya está hecho desde hace tiempo, mi historia con los SM es de traca.

Buenas tardes y feliz primer día de primavera.

☞ Mi crónica de los Premios para El Tiramilla.

2 comentarios :

  1. aaaahh!!! Katniss!!!
    Pues fijate que a mi si que me hubiera gustado esa crónica más detallada de las mejores y peores vestidas, jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar