27 feb. 2011

Bienvenidos todos a la experiencia Book



Los Books y los marcapáginas dominarán el mundo, ¡claro que sí (= ̄3 ̄=)!

26 feb. 2011

En la página 33 de La gramática del amor



Toso un poco, me preparo un vasito de leche y a seguir página tras página, marcadas cuando hace falta con un bonito punto de El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, algo de Murakami, ese gran pendiente. De momento la ópera prima de Rocío Carmona me-gus-ta .

24 feb. 2011

Portadista (62) Detrás de las cámaras


Las imágenes se servían solas, y por eso, fuera palabras esta vez (-ω-).

23 feb. 2011

LJDH II: En Llamas, de Suzanne Collins

Collins dio en la diana cuando escogió el nombre que titularía la continuación de sus Juegos, los del Hambre, porque el libro arde como el fuego en un campo de paja seca. Lo abres y algo empieza a quemarte por dentro, muy hondo, directo al centro, y ese humo asfixiante llega hasta la mente y la envenena con ideas revolucionarias que dicen así: ¡Abajo el Capitolio!

En la estela del primero de la trilogía, En Llamas se hace otra vez con los ojos del lector... literalmente, porque extiende sus lenguas de fuego y los arranca de cuajo y con dolor, dejando las cuencas vacías. O esa sensación transmite a veces, porque es tan efectista, bestia y crudo que a veces resulta necesario tomarse un respiro. No sé hasta qué punto era necesario este segundo volumen, ya que el primero se convirtió en una cosa muy redonda y perfecta, pero lo que está claro es que la señora Suzanne de nuevo consigue mantener la línea y para colmo madura las cosas, añade más humor, más vida, más ironía, más tragedia personal, más besitos enigmáticos y un par de ases en la manga.

¿Que qué les ocurre aquí a los tributos?, ¿que qué es de Katniss, Peeta, Gale y el resto de gente amiga y enemiga? Pon el lavaplatos, deja que termine de trabajar, abre luego la tapa y agacha la cara para bañarla con ese vapor caliente que saldrá. Una vez abiertos todos los poros, lee Los Juegos del Hambre y absorbe cada palabra, más tarde prueba En Llamas, y sólo si estás preparado te atreverás con Sinsajo, un final salvaje no apto para todos los paladares.

Vente al blog oficial de LJDH

22 feb. 2011

¿Verba volant, entonces?

"Las palabras pueden ser huecas, o pueden estar llenas, depende. Las palabras tienen consecuencias, siempre. Pero, ¿se han parado a pensar que el abuso de las palabras hace que pierdan su sentido?"

Toni Garrido

21 feb. 2011

Petty lo quiere todo, todo, todo...

y eso no puede ser (=´、`=)ゞ.



Este guapito de cara se llama Alex Pettyfer y tiene alrededor de chopicientas mil fotos suyas en Internet; en ellas sale tierno, joven, mayor, macarrilla, sensi, delicadito, machote, pillo... Yo he elegido ésta para ilustrar lo que sigue.

El chico va a ser el protagonista de la película de La Bestia y ya lo es del filme Soy el número cuatro. Por lo visto no le basta y ahora quiere ser el de Cazadores de sombras (de hecho contó en su twitter que sería Jace...) y se rumorea por ahí que tiene alguna posibilidad de encarnar a Peeta, el chico del pan de Los Juegos del Hambre. ¿Nos hemos vuelto locos? ¿Cómo va Petty a convertirse en todos ellos? Nos saldrá por las orejas y terminaremos aborreciéndolo, además de que todos esos personajes perderán credibilidad en la pantalla: ¿todos con la misma cara y el mismo todo? Bah.

Señoras y señores de casting, producción y otros departamentos: ¿qué tal si abrazamos un poco la diversidad y nos vamos a por caras desconocidas [ ┐ ̄_ゝ ̄┌]?

20 feb. 2011

In my mailbox (32) Una pelota con forma de...

Después de una noche de cerezas del sur, bancos helados, vino prestado y un poquito de bailoteo sin ningún sentido que a buen seguro produjo vergüenza ajena (jeje *^ー^), hoy tocaba ser torpe y sacar fotos para una nueva muestra. La gramática del amor y Zafiro son los dos nuevos habitantes de mis estanterías: gracias y bienvenidos.


La gramática de Rocío Carmona llegó para jugar, pues le acompañaba una pelotita en forma de corazón. Quería/necesitaba/bebía los vientos por este libro desde que supe que se lanzaría a las calles. Respecto al de Kerstin Gier tengo sentimientos encontrados: también se trata de una obrita de la que estaba encaprichada, pero todavía no tengo Rubí, su primera parte. ¡¡(_* Д*)!! Estoy pensando en irme de excursión al campo de las piedras, que dicen que si miras debajo de ellas encuentras pasta. ¿Alguien se apunta?


Bonitos . ¿Qué cuentan?

La gramática del amor, de Rocío Carmona

Tras el divorcio de sus padres, Irene es enviada a un internado del sur de Inglaterra al borde de un acantilado. Allí vivirá con gran dolor su primer desengaño amoroso, a la vez que ganará un inesperado mentor: Peter Hugues, el profesor más estricto de la escuela, se ofrece a enseñarle la "gramática del amor" a través de siete grandes novelas del género, desde Goethe y Jane Austen hasta García Márquez y Murakami. Irene se irá enamorando poco a poco de su profesor, mientras otro pretendiente misterioso aspira secretamente a su corazón.


Zafiro, de Kerstin Gier

Gwen está hecha un lío… Gideon, su “compañero” de viajes en el tiempo, la está volviendo completamente loca: tan pronto la besa apasionadamente como la ignora con desdén. Y es que nadie dijo que el amor a través del tiempo fuera una empresa fácil, ni mucho menos. Por suerte, Gwen tiene a su mejor amiga, Leslie, a James, el fantasma del instituto, y a Xemenius, una gárgola bastante irreverente, para que le echen una mano en sus altibajos amorosos. Ah, y en lo de comportarse como la ahijada de un marqués o un duque del siglo XVIII… Porque desde que se ha convertido en la última viajera en el tiempo parece que estos son sus planes: asistir a una soirée en el año 1782, salvar el mundo y, sobre todo, no dar el cante. Así que ahora su vida consiste en aprender a bailar el minué (que no es nada sencillo) mientras decide lo que siente por el chico de sus sueños (que tampoco lo es).



Y ahora y con su permiso, desnudemos al primero. Foto sin las solapas: con corazones sobrevolando cubierta y contracubierta, y tapas duras en rojo suave.


Y así es por dentro, con preciosas ilustraciones de Meritxell Ribas que nos sorprenden al abrir y cerrar el libro. Trazos delicados y delgaditos, un ambiente melancólico e inevitablemente inglés, y los mismos colores que en La lista de Schindler.


Sin la coraza de papel, Zafiro se viste del color del cielo azul. Un apunte obligado: yo soy la culpable de ese corazón negro, porque si hubiera sido más diestra con la cámara y el photoshop, lo veríais plateado y ligeramente en relieve.


Un abrazo grande y exprimid lo que queda de domingo, aunque sea durmiendo a pierna suelta soñando con el verano y sus dulces, cálidos, hermosos y ricos rayos de sol .

19 feb. 2011

Antichrista, de Amélie Nothomb

Que tire un pedrusco a mis pies quien diga que leer a esta mujer no es una aventura. Nothomb está hecha de salsa, sal que pica, agudeza elevada a la máxima potencia, ironía refinada, droga rica, madeja que se enreda, lenguas que chocan en la intimidad y tinta de mil colores que salta a tu piel y se te queda tan bien pegada como una manzana de caramelo en el pelo.

Con Antichrista me ha pasado todo eso, aunque no de forma tan visceral como en Ni de Eva ni de Adán , por ejemplo. La de hoy es una obrita más de Amélie: ofrece una historia breve pero intensa y desnuda el alma de sus personajes, sí, pero no se trata de uno de sus libros geniales. A pesar de eso, Nothomb es Nothomb; menuda ella, ya sabéis.

Imaginad un tren de madera vieja que recorre la vía sin prisa y en paz. Ahora imaginad otro en sentido contrario y por el mismo raíl; es moderno, rápido, feroz y está dispuesto a embestir al que tiene enfrente. El primero se llama Blanche y el segundo Christa, Antichrista para todos sus enemigos. (...). Dejando olvidada en la vía la metáfora ferroviaria, hablemos de ellas, dos jóvenes estudiantes de universidad. Blanche es buena, sosa, blanda, insegura y retraída; y Christa, un perfecto combinado de energía, envidia, celos, malicia, mentiras, secretos y extroversión, se fija en ella. La seduce, literalmente la obliga a desnudarse, la manipula, la hace de menos y la desprecia; un proceso de alienación que lleva tiempo y no hace otra cosa que reflejar lo poco humanos que somos los humanos.

El desencanto general, la horrible personalidad de Antichrista y la decepción que Blanche planta en el corazoncito del lector, que apuesta por ella y la anima mentalmente hasta el final, son detalles que aprecio y elevo hasta donde les corresponde... pero precisamente son estos aspectos tan poco divertidos los que no logran que la novela pase a ser una de mis favoritas de la autora, pues se echa de menos ese efecto catártico de otros de sus libros.


Notas: me he tomado la libertad de versionar la cubierta | ・ڡ・|.
Libro prestado y leído en una mañana de verano en los jardines del Palacio Real de Madrid.

17 feb. 2011

Hush, hush, de Becca Fitzpatrick

No puedo decir que Jas, jas (permitidme la españolada del día) me haya vuelto tan loca como para lanzarme a la calle y echar un par de petardos, pero la verdad es que he saboreado la obrita con gusto. Ha llegado a sorprenderme, Patch me ha tocado un poco el órgano rojo y puedo asegurar con alegría insana que la protagonista me cae bien. Ole. Aunque la visión que tiene Fitzpatrick de los chicos españoles da un poco de risa, pues de Patch, como su pelo es negro carbón y la piel oscura, dice que tiene pinta de español. Seguro que Becca piensa que en España todos bailamos flamenco y comemos toro toreado, hay que ver. Pero, oigan, que de pequeña leía las aventurillas de Trixie Belden con una linterna debajo de la manta y eso me ha tocado muy hondo .

Que nos perdemos: volemos de nuevo a las páginas de Hush, hush, una novela romántica juvenil al uso con sus más y sus menos que se maneja entre ángeles buenos y un poquito malos. Nora es la típica chica, hasta que conoce al típico chico, y luego a otro. El primero es malo, pero el segundo es peor, aunque no acaba de adivinar quién será el asesino y cuál el salvador. Lo que está claro es que todo tiene que ver con ángeles caídos (léase Nefilim), conexión de mentes, extrañas perversiones, partidas de billar y una peligrosa y tentadora sensualidad. ¡Déjate llevar, mujer!

Con humor cañero, buena letra, ningún tapujo, portada bonita, personajes bastante definidos, un misterio bien hilado y golpes más o menos chispeantes a lo largo del viaje, este primer libro de la señora Fitzpatrick se ha convertido en un buen caramelo. Que sí, que la mejor amiga de Nora tiene una patada en la boca, no está claro el destino de algunos malvados de poca monta y hay detalles pichipichosos un pelo previsibles, pero estos no son puntos que estropeen lo demás. Por todo ello, buena nota para Hush al cuadrado, que continúa en Crescendo y está previsto que finalice con Silence.


No se me olvida: ¿queréis leer mi carta de "amor" a Patch ( ≖‿≖)?

16 feb. 2011

A por las antorchas, ha llegado la hora

Lo que sigue es abominable, pero tomad aire, cuadrad hombros y leed, por favor. Hago una llamada a quien quiera escucharme para hablar de un engendro del infierno que ha matado a un cachorrito perruno de dos meses. Durante veinte minutos lo torturó hasta la muerte con crueldad extrema, después publicó el acto en su blog, tanto en vídeo como en texto, y ahora amenaza con seguir asesinando a otros 94 cachorros que probablemente ya estén aterrorizados.

Y aquí es donde entramos nosotros, en colaboración con la Policía: el hijoputa está en algún lugar de España y tal vez con la ayuda de todos podamos salvar a estos pequeñines. En ESTE enlace podréis leer la noticia en un periódico digital. En ESTE otro podréis sumaros al facebook que marcha contra el asesino.



A esta persona con la que tenemos la desgracia de compartir raza, oxígeno y planeta, le deseo la tortura eterna, y después una muerte tan especial que prolongue hasta el infinito su tormento. Como veis, soy partidaria de acabar con asesinos, y es que la ley nunca es suficiente. ¿Sabéis qué pena le caerá a este subnormal cuando le detengan? Entre un año o tres de cárcel. ¿Somos gilipollas? Al cuerno con la ley y brindemos por la verdadera justicia.

No olvidéis que éste es un caso de muchos y que hay que seguir luchando.

15 feb. 2011

Nefilim I: El beso del amanecer, de Leah Cohn

Con tilde o sin ella, la palabra 'nefilim' no existe para la RAE, pero sí en escritos que datan de muchísimos siglos atrás. Tradicionalmente se cuenta de ellos que son los hijos prohibidos de aquellos ángeles caídos que en la Tierra mantuvieron relaciones sexuales con mujeres de a pie, y se los describe además como engendros del mal o bellas criaturas capaces de hacer el bien. El Nefilim de la austriaca Leah Cohn cabalga entre ambas posibilidades porque sus criaturas siguen el camino del Mal y del Bien. Y también nada entre dos aguas, pues la suya es una novela romántica tanto juvenil como adulta; sobre todo adulta, aunque sólo en intención, porque ni trama ni personajes se ajustan a esa franja de edad a la que supuestamente se dirige la historia.

Ejecutando fielmente la fórmula habitual de chica humana mona conoce a chico exquisito no humano, se enamoran en un tris, de repente algo malo ocurre y todo es un desastre de lágrimas y heridas en el alma... resumiré así la obrita de Cohn. Sophie es una jovenzuela de unos 19, retraída y violonchelista; un día conoce a Nathanael, el chico cañón, sensible y misterioso de rigor, además de músico internacionalmente conocido; al primer vistazo surge un amor de burbuja dentro de la que retozan y se aman, ella ignorando que algo extraño pasa en el mundo de fuera y él procurando pulir el cristal del glóbulo para que no se agriete; un buen día ella se queda embarazada, ese mismo buen día él se larga por patas y también ese mismísimo buen día ella se sume en la más lamentable zombicidad, se convierte en una inútil integral y abandona sus estudios de música. Al final más o menos espabila, pare y cría a su hija, una niña muy, muy especial que da un yuyu profundo porque suma, resta y multiplica como Matilda, cada día habla una lengua nueva y de vez en cuando entra en trance. Se llama Aurora y es una nefilim como su padre, y claro, llegará el día en el que los suyos la reclamen.

El libro arrancaba más que correcto: con una narración decente aunque normal, bonitas descripciones de un escenario europeo y musical, una protagonista con un buen trabajo de introspección detrás, un eje amoroso que convencía y un suspense bien llevado que mantiene siempre el pulso. Sin embargo, al pasar las páginas me dijo el barquero, algo hizo clic y dejó de funcionar, y es que la autora ni siquiera se detiene a explicar por qué Sophie es especial para la raza de los nefilim y para colmo la convierte en una cansina marioneta que no va a evolucionar mucho a lo largo de su periplo; los malos serán malos a secas, en ocasiones hasta ridículos, y lo previsible de todo nos hará poner los ojos en blanco; y por desgracia el resto de personajes nos sabrá a poco, porque poco se dejan conocer. Faltan maduración, más imaginación, más color y más profundidad; y recuperar la subtrama musical que tantísimo juego daba a la historia y que de un plumazo desaparece casi enseguida.

¿Será que esta primera incursión de Leah Cohn en la romántica "adulta" paranormal ha sido pionera en su país? Si no, no me explico ni el exitazo, ni la publicidad, ni la repercusión. O sí, porque el subgénero angelical se ha convertido en moda, y ya se sabe que una moda no es tal si no se exprime hasta dejarla seca. Pero bueno, que me quiten lo bailado: tenía ganas de probar Nefilim y lo he hecho. Eso sí, ha sido duro leer que Sophie asegure cabezota que no concibe la música como algo divertido. La música ES divertida, señora Cohn: tocarla, sentirla vibrar y hablar sobre ella es divertido, y se lo dice una apasionada de la clásica que se ha pasado más de media vida en el conservatorio .

El segundo libro de la saga, algo así como La maldición de la puesta de sol (Der Fluch der Abendröte), sobrevolará el este en mayo de este año.

Portadista (60) ¿Tiene una sirena en el ojo?


Portada de una de las tantas distopías que ahora gobiernan al otro lado del charco: sobre un mundo que se tambalea y en el que se comercia con el agua, un bien escaso no, sino invisible como poco. Acerca de la imagen: ¿verdad que el agua que se agita donde las pestañas del chico parece la cola de una sirena?

Me ha entrado sed.

10 feb. 2011

Escritoras atrapadas porque nieva en Branson



La rubia graciosa es Jackson Pearce, muy dada a esto de los vídeos en Youtube; mientras que la desaparecida es Maggie Stiefvater, que no sé por qué huye, con lo gansa que es siempre cuando se graba para su blog . Lo dicho: nieva mucho en Branson (◡◡.).

9 feb. 2011

In my mailbox (31) Sinatra y el hombre visible



Hace unos días, cuando por estos lares todavía no había aterrizado ese solete tan fantástico de ahora, me llegó un nuevo paquete: como siempre, un subidón de nervios, agitación y curiosidad insana; aunque, mal que me pese, tarde mil años en leer~airear~comentar el nuevo inquilino. Venía envuelto en un bonito sobre con papelitos de La Máquina China y una cita~pegatina de Emily Dickinson que rezaba con gran verdad: "Para viajar lejos no hay mejor nave que un libro".

El libro protagonista era El juego del hombre invisible, de Reyes Aguilar; ahí os va un cutre-montaje que he armado con el Sinatra de verdad (.).


Elvira anda perdida entre las vidas de los que se encargan de despojarla de la suya propia. Le gusta escribir y se refugia bajo pseudónimo en un blog, como esperanza para evadirse de su mundo y su rutina. Allí se encuentra con otros blogueros con un denominador común; Sevilla y la necesidad de estar acompañados y ser anónimos.

Una entrada sobre una canción del grupo Triana inicia el cambio que necesita sin darse apenas cuenta. Así despierta la curiosidad de otro bloguero ubicado en Madrid, un ejecutivo triste y ávido de sensaciones que den color a su vida gris.

A través de la empresa de mensajería que presta servicio a ambos, comienza una relación mágica, intensa y hasta incomprensible, con alguien invisible de quien sólo conoce su nick, "Sinatra". La novela está basada en intercambios de cartas manuscritas donde comparten el anhelo por encontrar la felicidad y eludir la soledad tan cruel que padecen, acompañada por los textos de Dickens, Benedetti o Auster. Así transcurre la vida de Elvira, hasta que una luminosa mañana alguien la enfrenta con su realidad; había llegado la hora de ser la escritora que contaría la historia de «El juego del hombre invisible»


8 feb. 2011

Bwitter (28) Cosas brutas de una noche de radio


Ocurrió el otro día. Aunque no lo parezca, ha pasado por un filtro ajeno que me quiere bien; imaginad entonces cómo sería el borrador original.

uno. Echar la cabeza hacia atrás para que no se me caigan los mocos encima del teclado... y permitir magnánima que se deslicen por otra parte.

dos. Darme una crema picante por toda la cara y dejarla ahí más minutos de los recomendados en el prospecto. Que entre mi hermana pequeña en el baño, donde sufro en silencio ese mejunje oloroso y de paso me pinto las uñas, y me pregunte qué significan "Los Conocimientos Enciclopédicos en un texto de Pérez Reverte". Intentar encontrarle la relación al asunto, ponerme filosófica y lista, y tener que dejar de hablar porque la cara me pica como si tuviera pulgas brincando de poro en poro. Mi hermana yéndose asustada y yo metiendo la cabeza debajo del grifo.

tres. Contar todo esto vestida como una abuela: con el pantalón de pijama rozando el suelo, una chaqueta de presunto borreguito verde con dibujos de pollos y una coleta acompañada de una cinta de pelo de color rojo. Me siento TAN poco sexy que debería asustarme (.).

Ballena y Malena Ballena, adorables


Todavía no conozco a esta niña, pero el trabajo de Cali y/o Bougaeva me llama como la miel a las abejas (.).

En la piscina las niñas se reían de Malena. Y es que Malena pesaba mucho, demasiado. Tanto que la llamaban ballena. Pero un día el monitor de natación le enseñó un truco y su vida comenzó a cambiar...

Un personaje entrañable que vive la realidad de muchos niños y niñas; un tema delicado tratado con sentido del humor, desde el respeto y el fomento de la autoestima.

6 feb. 2011

Dulces y amargos contrastes, de Benja Lacombe




Veo, veo, ¿qué veo? Un loro que hace las veces de ojo penetrante de la madame de cuello estrecho, tan inquietante que parece que tuviera en su poder las llaves de nuestras almas, y una Blancanieves que ha mordido la manzana envenenada y ha caído al suelo, angelical y sonrosada. Negro y blanco sobre rojo, con un cuervo negro y un loro gris; ahora sólo faltaría la chica también de gris para ser Suiza, acompañada de un ave blanca como la nieve.
Fantástico (◡.).

5 feb. 2011

Portadista (59) El vampiro besa dos veces



Hace muchas~muchas~muchas portadistas quedó patente que la originalidad en el diseño de las cubiertas de libros ha muerto. Eso o está en cama con mocos, dolor de músculos y cristal en la garganta. ¿Qué nos cuentan de nuevo estas dos portadas? Ene, a, de, a; y la segunda, la de Hart, es tan fea que me horroriza; por no hablar de la crepuscularidad de la de Raven.

Al margen de gustos, queda en evidencia otro detalle: los títulos de los libros también sufren una enfermedad mortal. Léanse como ejemplos esos dos vampiros besucones. ¿Existe un límite para tanta neurona muerta o algún día la originalidad renacerá de sus cenizas (゙ `-´)?

4 feb. 2011

In my mailbox (30) De rositas y un chucuchú



De rositas, sí, y también de morados clave y azules de una escritora verde; casi el arcoíris perfecto. Sobre cuadrados blanditos y algo imperfectos llegan a La Tienda de las Horas (¡ehhh =ヮ=!) tres de las últimas novedades alfagüereñas: El Club de los Corazones Solitarios, el tercero de Vampire Academy y Flores de Sombra.



Sobre el polen y las hojitas de esas Flores de Sombra: criatura prima de una tal Sofía Rhei de la que no sé nada pero que por ahora me cae bastante bien porque tiene el pelo verde como los árboles. "Un jardín de flores negras, un reloj lunar, un misterioso chico enmascarado": por lo pronto, esas flores de color de la ceniza del averno y ese chico con máscara ya se han hecho conmigo.

Bendecida por la sombra, lo nuevo de Richelle Mead en esta orilla, va a convertirse en el punto de inflexión de la historia: antes de este libro la saga era la pera, después de este libro sencillamente será la hostia. ¿Que si se puede saber por qué? Porque va a ocurrir algo absolutamente inesperado, algo que cambiará el rumbo de todo. Y sufriremos sus fans, vaya que sí. Ojo, sabed que hablo con conocimiento de causa: hace eones que los poros de mi piel absorbieron la tinta de esta obrita.

En cuanto a la novela de Elizabeth Eulberg, de ella primero citaré a la protagonista, bien contundente: "Por el momento he acabo con los chicos. Son unos mentirosos y unos estafadores. La escoria de la Tierra". Si bien no comparto el cien por cien de sus conclusiones vitales, sí es verdad que algunos hombretones o "proyectos de" dan por saco. Mucho. Al huevo con ellos, caramba. Sin embargo, también admitiré que hay algunos que no están tan mal e imagino que la protagonista acabará cayéndose un poco del guindo del desamor. Paso a pasito, página tras página de sus 331.



De alguna forma misteriosa que supuso una agradable sorpresa, mi aliada en Alfaguara consiguió que la señorita Rhei me dedicara su libro y dibujara en él unas bonitas flores azules. Muchas gracias a las dos .

Para gente bloguera de la capital y alrededores (o viajeros de lejos en su defecto):

Esta tarde a las 19:00 horas en la librería Generación X de Madrid la autora presentará Flores de sombra, acompañada de su colega de gremio Care Santos y un par de sorpresas buenas. CLIC.

3 feb. 2011

Arriba, abajo y sobre la repisa de la chimenea


Como guisantes en una vaina, son muchas las historias que verán la luz en los meses venideros. Algunas me producen un poquito de curiosidad, por otras mordería, por unas cuantas no siento nada y hay dos en concreto a las que ya he hecho un hueco en la estantería; ha costado polvo y libros al cajón. Las dos vienen de la casa de Siruela y sus argumentos son de lo más exquisitos, aunque no sus portadas.

En el universo de Arriba el cielo, abajo el suelo, todos los pueblos están cayendo siempre en el vacío y sus habitantes, que no tienen pies, viven volando tranquilamente como si fuese lo más natural del mundo. Hasta que un día un niño llamado Lavarito llega con una importante y terrible noticia: dentro de tres días se estrellarán contra el suelo. En una lucha contra el tiempo, Lavarito y sus nuevos amigos Esquimela, una niña de rizos verdes, el profesor y gran inventor Francioni y el escultor Nicodemo Meco tratarán de evitar la gran colisión.

~~~~~~~~~~~~~~~~ ~~~~~~~~~~~~~~~~

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea.
Poco antes de cumplir diez años, el pequeño Jamie se va a vivir al norte de Londres con su padre separado, su hermana adolescente Jasmine y su gato Roger para empezar desde cero. Han pasado cinco años desde la muerte de Rose, la gemela de Jasmine, en un atentado terrorista islámico en Londres. Sus padres no han conseguido superar el dolor y parece que Jasmine tampoco: se ha teñido el pelo de rosa, se ha hecho piercings y ha optado por no comer. La familia se ha venido abajo. Pero en todo ese tiempo Jamie no ha derramado una sola lágrima. Para él Rose, cuyas cenizas reposan en la repisa de la chimenea, no es más que un recuerdo lejano. Le interesan mucho más su gato Roger, la camiseta de Spiderman que le han regalado por su cumpleaños o que su padre no se entere de que se ha hecho amigo de una niña musulmana paquistaní. Un día, al ver en la televisión un anuncio buscando jóvenes talentos que sepan cantar, se convence de que eso puede hacer que las cosas cambien y que toda la familia pueda salir adelante.

Las quiero. Las querré. ¿Las tendré ?

2 feb. 2011

El trabajo de El Refugio del Burrito



Éste es un lugar de rebuznos, historias tristes y superaciones diarias. Muchos de sus inquilinos han sufrido mucho, mucho, muchísimo, pero las personas que se encargan de cuidarlos y darles cariño a veces logran que esos ojillos tristes sonrían por un rato.

No tenéis más que hacer clic sobre el burrito para enterneceros y, si podéis, echarles una pata a él y todos sus compañeros (◡‿◡.).

Ángel o demonio, un caramelo entre interesante y desaborido

Llego ahora de apagar la tele. ¿Qué he visto, tarde y relajada? El primer capítulo de Ángel o demonio, lo nuevo de Telecinco. Obviemos el tipo de televisión que nos ofrece la cadena para no entrar en un debate que nos llevaría siempre al mismo lugar y centrémonos en la serie de esta noche.



Reconozco haberla visto por pura chiripa: estaba estresada y a mil cosas con el ordenador, me ha entrado hambre, iba de camino a la cocina y conforme me acercaba a la caja tonta me ha dado curiosidad algo que veía mi hermana. He cambiado el rumbo, le he soplado un beso de "hasta luego, baby" a la nevera, y me he repantingado en el sofá. ¿Será influencia de TVE eso de que en T5 apenas haya tenido que sufrir anuncios? ¡Meollo, meollo! Me había perdido los primeros minutos: es decir, no me había perdido nada; de hecho, como si hubiera visto el avance del segundo capítulo y ya está. Pero, eh, no me apetece ser tan dura, porque tan mal no ha estado y me ha tenido pegadita al sofá hasta el final.

Para empezar, la historia bebe, y mucho, de la literatura juvenil de ahora sobre ángeles y demonios. Y para seguir, Valeria: la protagonista es una tía dura que se achanta poco y va por la vida partiéndose el labio o la nariz, mientras lidia con su condición angelical recién descubierta (esa parte del comienzo me la he perdido) y liga lo que puede con el guaperas de turno, que por supuesto es el malote de la historia, aunque imagino que el amor todo lo podrá. También se pasean por la serie un par de perros del infierno, una demonia mala malísima a la que da vida la insípida Mar Saura, otro puñado de diablos algo más interesantes (entre los que creo encontrar a una de las actrices de la desaparecida serie El síndrome de Ulises) y la típica niña pequeña salida del averno que en realidad tiene sus muchos siglos de edad y toca el piano como si fuera Beethoven. Aunque lo hace sin que la cámara le saque un primer plano... Menudos listos.

Más pegas aparte de los topicazos constantes: si Saura no me convence ni un pelo como actriz, esta niña infernal y sin sal aún menos. De momento salvan la producción el ritmo más o menos ágil, esa cosa de sentir que la serie bien podría ser la adaptación de cualquiera de las obritas juveniles de ahora sobre ángeles y demonios, y los personajes del tutor, la protagonista y algún malote.

Si el próximo martes vuelve a entrarme hambre a estas horas, tal vez me anime con el segundo capítulo. Y ahora os dejo, que el nesquik ya se me debe de haber quedado helado (◡.).

1 feb. 2011

¿He dicho ya lo poco que me gusta esta cubierta?


Las luces, calientes, difusas, rápidas, mareantes y de ciudad, guardan su atractivo. El pie de la portada, salpicado de edificios con sabor a urbano, lo mismo. Pero, ay, ese par; supongo que no me equivocaré al hablar de ellos como los protagonistas de rigor. Él, un gran pse, tiene músculos duritos y algo impondrá como machito coprotagonista, aunque su rostro no me dice absolutamente nada; pero ella... ¿Esa chica es una adolescente? ¿Y por qué se ha intentado repetir la fórmula de la cubierta del primero de Cazadores de sombras, con la pelirroja tan preciosa y fiera de aquella primera vez?