14 oct. 2011

Los libros huelen a esponjas amarillas

¿Qué pasa cuando algo es bueno y funciona?, ¿o cuando simplemente funciona? Que llega Bob Esponja y con su esponja lo absorbe todo, y de repente nos encontramos con eso que funcionaba multiplicado por todas partes. Los productos se convierten en espejos y todo tiene un olorcillo familiar... En el universo lijero esto sucede a menudo. Pasó con Harry Potter: después de este niño mago surgieron muchos otros. Pasó con Crepúsculo: después de Bella, su lobo y su brillante y doliente chupasangre, se reprodujeron muchos otros, ¡y hasta el estilo de las cubiertas de la saga! Y así. Y aunque esto de no innovar y bañarse en las ideas de otros me parece de lo más bobo y aburrido, también tiene su parte divertida. Por el ridículo, digo.

¿Qué tienen en común Instinto (el 25 de este mes en librerías) y Despertar? A simple vista, dos detalles fáciles e insignificantes: títulos directos y llenos de drama y posibilidades, y la editorial que los ha traído a España. Si afilamos el ojo, encontramos un parecido mucho más razonable, atentos.

De esto va Instinto: Tras conocer a Jack, la vida de Alice Bonham, de diecisiete años, da un giro inesperado. Y es que él es diferente a nadie que jamás haya conocido. Todo cambia cuando conoce a Peter, el hermano de Jack, cuya penetrante mirada la atraviesa. Aunque Peter parece odiarla, Alice siente que le falta el aire cuando está cerca de él. Pero su mayor problema no es haberse enamorado de dos chicos tan diferentes, sino que Jack y Peter son vampiros y Alice tendrá que elegir entre el amor o su propia sangre.

¿Os suenan las partes subrayadas? Si recordáis, en Despertar también tenemos a la chica, Elena, de diecisiete primaveras, cuya vida gira inesperadamente como una noria cuando conoce a dos hermanos, uno bueno y el otro aparentemente maligno, ambos vampiros. Hay que ver qué poca imaginación parece haberle echado Amanda Hocking a su historia.

Sin embargo, es Jennifer L. Armentrout, la de Mestiza (el 18 de este mes a la venta), la que se lleva la palma, la reina de las reinas de la piña bajo el mar. Y lo digo porque su novela va de esto:

Los Hematoi provienen de la unión entre dioses y mortales, y los hijos de dos Hematois de sangre pura tienen poderes divinos. En cambio los hijos de Hematois y mortales, no. Los mestizos solo tienen dos opciones: ser entrenados para ser centinelas, cazando y matando Daimons o convertirse en sirvientes en las casas de los puros. Alexandria prefiere arriesgar su vida luchando antes que limpiar retretes, aunque puede terminar en los barrios bajos de todas formas. Hay reglas muy estrictas que los estudiantes de Covenant deben seguir. Alex tiene problemas con todas ellas, pero especialmente con la regla número 1. “Las relaciones entre sangre pura y mestizos están prohibidas.” Por desgracia, Alex se siente atraída por Aiden, un sangre pura irresistible. Pero enamorarse de Aiden no es su mayor problema – mantenerse viva lo suficiente para graduarse en el Covenant y llegar a ser centinela sí lo es. Si no cumple con su deber, se enfrentará a un futuro peor que la muerte o la esclavitud: se convertirá en un Daimon y Aiden será su cazador. Y eso no es nada bueno.

Aquí ya ni pongo rayitas ni pongo nada porque quedaría muy sucio, y es que Armentrout ha construido el argumento de su libro con mucho descaro y olé. Básicamente se ha dedicado a tomar el modelo de Vampire Academy y cambiar los nombres de las razas y poca cosa más. Comparad el argumento que os acabo de copiar con las siguientes notas sobre VA.

Los dhampir son mitad humanos y mitad vampiros, y además protegen a los vampiros puros, también llamados moroi, que son superiores en la escala de valores (digámoslo así). Los dhampir sirven a los moroi, viven por y para ellos, les dedican su vida, y es por esto que no tienen derecho a enamorarse. Además, las opciones de los dhampir son claras: o protegen a los moroi, y para eso hay que entrenar duro en escuelas especiales, o les sirven (les proporcionan sin pudor sexo, sangre y todo lo que tengan a bien pedirles). Por supuestísimo es inviable una relación entre un dhampir y un moroi, nadie osaría, y por supuestísimo también la protagonista de esta historia, Rose, es de lo más rebelde. Ah, y no hay que olvidar a los strigoi, vampiros malogrados, perversos chupasangres al uso. En Mestiza por lo visto la protagonista se enamora del equivalente moroi en el universo de Armentrout, rompiendo así las reglas y espoleando el asunto para darle más emoción... pero esta alteración sigue sin ofrecerme la suficiente originalidad, el suficiente atractivo.

Buenas noches, mentes claras, dulces sueños.
Ah, hoy he llevado los zapatitos rojos.

12 comentarios :

  1. Jajajaja Es aquí donde descubres el descaro total. No culpo a las autoras, sino a las editoriales por tentar contra nuestra inteligencia xD ¡Oh humanidad! Diría el Grinch

    ResponderEliminar
  2. O.o que descaro!! es que son calcados, en especial Mestiza!!! ...la verdad no dan ganas de leer ninguno!
    muy buena entrada!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Desgraciadamente cuando un libro tiene éxito le salen clones con distinta apariencia pero en si el mismo , tal vez crean que así van a vender y puede que no estén equivocados si no para que serian tan descarados con esto pero por otro lado hay mucha gente que pasara de largo y no se dejara engañar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón, que triste realidad. A me ha pasado leyendo "predestinados" a pesar de no ir de vampiros, tiene escenas clavaditas a la saga crepusculo y personajes que parecen hechos con papel de calcar, no entiendo como no la han denunciado por plagio en algunas partes de la novela. Lo siento si a alguien le gusta, pero yo me he decepcionado un montón, como bien dices tu :"la reina de las reinas de la piña bajo el mar" je.je
    Un saludito!!

    ResponderEliminar
  5. Que FUERTE. Lo de Instinto pase un poquillo, que al fin y al cabo eso de amor vampírico es lo único que se escribe últimamente... ¿pero lo de Mestiza? DIOS. Si por algo destaca VA es por su originalidad dentro de la literatura juvenil, pero es que es que Armentrout se ha copiado descaradamente xDDD En fin, que fuerte. A mi no me llamaba mucho tampoco, por lo menos no lo suficiente para comprarlo... y no creo que lo lea .____.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Cuando leí la sinopsis del libro de Hocking, pensé exactamente eso xDDDD

    El otro no lo conocía y aun no he leido Vampire Academy (puedes matarme por ello xD), pero vamos, que qué descaro.

    Un besín, buen finde.

    ResponderEliminar
  7. o.O totalmente descarado! desgraciadamente eso pasa ultimamente, un aut@r saca un libro con una buena idea o una brillante idea y de repente salen varios libros "copias", por eso es mejor investigar un poco para no llevarse esas "copias" si una no quiere.

    Muy buena entrada
    saludos =^..^=

    ResponderEliminar
  8. Una lastima que salgan tantas y tantas copias! Pero es que cuando algo vende mucho, eso sucede...

    ResponderEliminar
  9. eh¡¡ puede k los hermanos vampiro y la tonta del bote si se parezcan, pero Mestiza es super diferente a VA.
    Se puede descargar en la web de la editorial la precuela de 11 capítulos titulada Daimon, y es increíble,
    a mi me gusta mucho más que VA, k no leí más que le primer libro y fue muy petardoso,
    mientras que en Daimon la protagonista los tiene bien colocados y desde el principio ves lo que hay sin dudarlo.
    En serio, leed la precuela y no judguéis Mestiza por muy fans que seáis de VA.

    ResponderEliminar
  10. Esos libros estan gen iales pero yo creo que el de mestiza con el de vampire academy, no le veo ningun parecido, los veo muy diferentes

    saludis vampi

    ResponderEliminar
  11. @Miranda & vampiresa No dudo de que los entresijos de Mestiza puedan buscarse las mañas para diferenciarse de VA, pero así, sólo con la sinopsis delante, canta un poquito :P.

    Abrazos a todas.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Antes de que se me olvide, soy la única a la que la portada de Instinto le parece horrorosa? sobre todo la cara del chico, y esos labios.. arghh.
    Sí, noto cierto tufillo en algunas novelas. Demasiadas coincidencias. Me imagino que a pesar de que las sinopsis sean parecidas cada historia será diferente, pero si ya desde el principio te encuentras con algo así, al menos a mí, me echa para atrás.

    ResponderEliminar