10 ene. 2008

Los diarios de Georgia Nicolson, Louise Rennison


Escritura:
Historia:
Personajes:
Ritmo:
Nivel de amor:
Perv-rating:


Ahora que se acerca la pesadilla de los exámenes y todos tenemos los nervios a flor de piel, qué mejor que leer las locuras de Georgia Nicolson para relajar el cuerpo y entretenernos un buen rato.

Los diarios de Georgia Nicolson cuentan de forma atrevida, divertida y alocada la vida de la protagonista: Georgia (Gee), una quinceañera extrovertida, egocéntrica, desternillante, exagerada, irónica y enamoradiza, con un lenguaje muy personal (se ha creado un extenso glosario para sus palabros), algo ingenua en ocasiones, y muy-muy-muy positiva y llena de energía. Sus amigas no le van a la zaga, y si a este gallinero sumamos una familia algo extravagante y demás personajes peculiares, tenemos la serie perfecta para reír a placer: Mi gato Angus, el primer morreo y el plasta de mi padre, Faldas cortas o piernas largas, Abran paso a mis nunga-nungas, Bailando en mis bragas invisibles, El cachondismo cósmico y las brasas del amor, ¿Quién se ha comido mis atrapachicos?, El cachas de los shorts peludos.

En España hace muy poco que se ha publicado el séptimo número de este diario íntimo (El cachas de…) y la autora ya ha anunciado que el próximo título saldrá en mayo de 2008 en Gran Bretaña. A ver si se dan más vida que los que traducen el último tomo de Harry Potter.

Louise Rennison, la diosa creadora de semejante caos y locura de éxito internacional que ha llegado a encabezar la lista de los libros más vendidos en The New York Times, vive en Brighton, ciudad que define, atención, como “el San Francisco de Inglaterra, si nos olvidamos del sol, los americanos, el Golden Gate y los terremotos”… Rennison es Georgia en estado puro, de eso no hay duda.

Para alegría de los seguidores de Gee, la panda de las Fantásticas, Dave el Risas y la graciosidad y originalidad de todos ellos, muy pronto veremos en los cines la adaptación de la primera novela: Mi gato Angus, el primer morreo y el plasta de mi padre (un título muy gráfico y atrayente, como podéis comprobar ^/0/^). La directora de cine Gurinder Chadha es quien se encarga de adaptar el primer diario. Según dice, el tono será totalmente británico, y define a nuestra protagonista como la “Bridget Jones adolescente”. Y no es para menos, aunque con más locura, desastres, torpezas y lindezas de por medio. ¡Imprescindible! La actriz que dará vida a Gee es Georgia Groome; Aaron Johnson será el dios sexy, Robbie; Eleanor Tomlinson, Jas; etc., etc. Todo tiene muy buena pinta, por lo que espero que Gurinder sepa hacer un buen trabajo y no destroce la novela.

Bien, bien, pero… ¿Quiénes son la panda de las Fantásticas, Dave el Risas, Mutti, Vati, Libby, Angus, Jas, Sven, Robbie, las gemelas resentidas, la pava de Lindsay, Mark Bocagrande, la repugnante Pamela Green y el resto? Para saberlo tendréis que empezar a leer el primer diario, pero de momento, os introduciré la vida y milagros de algunos personajes.

Empecemos por Mutti y Vati, los padres de Georgia. Gee teme que sus nunga-nungas crezcan tanto como las de su madre. A Vati le chiflan los payasos, y su hermano, el calvo tío Eddie, es un gracioso sin gracia y le gusta disfrazarse de Elvis. Libby, la hermana pequeña de Georgia, se mea donde mejor le viene y le gusta jugar con la Barbie Submarinista y Sandra, un muñeco al que operó (creo que es una figura de Jesucristo que encontró por ahí). Jas lleva bragas grandes y es la mejor amiga de Georgia, aunque a veces se lleven a matar porque se pasa la vida hablando de Musculitos, su novio, que se irá a Kiwilandia a salvar el planeta... Angus es el gato-tigre de Georgia, le encanta aterrorizar al caniche de los vecinos y hacer salto de valla. La panda de las Fantásticas la forman Jas, Ellen, Mabs, Rosie, Jools y Gee. Robbie es el primer novio d Gee: también se irá a Kiwilandia, pero... ¿Volverá? Dave el Risas es el asesor de “cachondismo cósmico” de Georgia... Y algo másss. Masimo aparece en los últimos libros y es el dios del Amooor, un tío bueno italiano por el que Georgia bebe los vientos y que sale con la pava de Lindsay. Sven, el novio noruego de Rosie y que apenas sabe hablar inglés, viste ropas horribles con flecos y pieles y baila “disco inferno” como un descosido. ETC.

Os dejo fragmentos del primer diario, a ver qué os parecen. ¡Sed felices!

Cuando Gee se depila las cejas= Ya lo tengo. Usaré la cuchilla de papá. / Corta más de lo que creía. Me he afeitado un montón de pelos de una sola pasada. Tendré que igualar la otra ceja. / A la porra. Bueno, tampoco está tan mal, aunque con un ojo parezco muy sorprendida. Ahora tendré que arreglar la otra. / A mamá casi se le ha caído Libby al suelo cuando me ha visto. Sus palabras textuales han sido: “¡Madre del cielo! ¿Qué te has hecho en la cara? ¿Eres tonta o qué?” / ¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda! / A lo mejor me crecen durante la noche. ¿Cuánto tardan en crecer las cejas? / Siguen igual. / Jas se ha ido. Su ayuda ha consistido en dibujarme unas cejas con perfilador de ojos. Ahora tendré que quedarme en casa para siempre / Papá no para de fastidiarme. Viene a la puerta, me mira, se echa a reír y se va. / La única persona que me trata bien es Libby. Me ha estado acariciando las inexistentes cejas y después se ha ido para traerme un trozo de queso.

En una reunión en el colegio= Alguien se ha tirado un pedo en la Asamblea de la mañana (creo que la repugnante Pamela Green). Fuera quien fuese, se ha oído mucho y ha sido durante la reflexión. Además, ha sido uno rápido, ha hecho que nos temblasen las piernas… Jas, Ellen, Jools y yo nos partíamos de risa.

Cuando las gemelas resentidas invocan al diablo en clase para hacer levitar a una chica= ¿Por qué –pensé– estoy aquí? / Abby Nicols fue la “voluntaria” elegida para ser sacrificada y se tumbó en una mesa. / –Maestro, ayúdanos a levantar a Abby Nicols. ¡Levántala! –ordenó Jackie. / –Está muy mal, está muy mal. / Después de un par de minutos, nos entró a todas a la vez el canguele y la dejamos caer por su propio peso. Eso parece que la reanimó un poco porque, mientras corríamos, oí que gritaba: “¡Creo que me he roto el culo!”

Cuando Gee va a casa del chico que enseña a besar= – ¿Quieres pasar? Esto… ¿cómo te llamas? / –Georgia (mierda, quería darle un nombre falso) –respondí.

Última semana de octubre= He pasado de Jas. Es un rollo, pero alguien tiene que pasar de ella. / He estado en el despacho de la señorita Fina para una de sus charlitas. En serio, no tiene ningún sentido del humor. El problema es que piensa que estamos en el colegio para aprender cosas, y nosotras vamos para matar el tiempo hasta que llegue la hora de ir a casa y dar una vuelta con las colegas, para hacer cosas importantes. / El caso es que Marina Aguamarina nadaba bajo el mar con los brazos pegados al cuerpo, formando una estela con su larguísimo pelo rubio. Les gustaba a todos los chicos, sobre todo porque era tonta. Cuando alguien le hablaba, se limitaba a parpadear seductoramente, como una boba. A lo que íbamos, cuando hacemos de Marina Aguamarina, además de nadar con los brazos pegados al cuerpo, no podemos hablar, sólo mover la cabeza y parpadear. Así que, por ejemplo, si la delegada de clase te pregunta: “¿Dónde está tu boina?”, sólo podemos mirarla, parpadear e irnos nadando rápidamente.

Angus
= A Angus le encanta la Noche de las Hogueras (…). Intenta cazar los fuegos artificiales (seguramente cree que son pájaros de fuego).

Cuando Vati escribe desde Whangamata (Nueva Zelanda), adonde se muda temporalmente por trabajo y donde pretende establecerse con su familia (Georgia no piensa irse de Inglaterra, por descontado, y las cartas del ingenuo de su padre no ayudan)= La ciudad tiene la mayor actividad geotérmica del mundo. El otro día, mientras estaba comiendo, la mesa se levantaba y daba sacudidas (…). Los árboles se inclinan hacia delante y hacia atrás, los corderos corren de un lado a otro… / Vale, Vati, estupendo. Cogeré el próximo avión. También ha enviado fotos de sus amigos neozelandeses… Todos llevan largas barbas, parecen colegas de Cocodrilo Dundee. / Mi padre se ha convertido en Cocodrilo Dundee.

Mutti dice tonterías
= Mamá no se da cuenta de que está haciendo el ridículo con lo de no dejarme que me tiña el pelo de rubio. / – ¿Qué habría sido de Marilyn Monroe si su madre le hubiese dicho: “No, Marilyn, que se te estropeará el pelo”? / –No digas tonterías. / – ¿Y qué me dices de Pamela Anderson? ¿Crees que la señora Anderson le dijo…? / Me ha tirado una zapatilla. / Me pues’na mascrilla, n’pue mov la car. / He atascado el fregadero con la mascarilla de yema de huevo. / Voy a empezar a maquillarme. / Doble merde. Tendré que empezar de nuevo otra vez. Me he metido el aplicador del rímel en el ojo y ahora lo tengo todo rojo y me llora.