28/10/2014

Héroes de la literatura que caen gordos


A mí me pasaba con Harry Potter, con el que tengo una relación de amor-noamor. Os lo cuento aquí.

Pero ha habido otros afortunados. Edward Cullen, por ejemplo, también me resultaba un poco cansino, con todo eso de que no tenía alma, y estaba condenando a Bella, y quería que los Vulturi le arrancaran la cabeza, y se iba hasta Italia para descamisarse y que la gente viera cómo brillaban sus pectorales... O sea, no, Edward.

¿Vosotros le torcéis el morro a algún súper personaje?